SALEN A LA VENTA 4.400 “PULSERAS SOLIDARIAS” PARA INSTALAR A CAMBIO DOS DESFIBRILADORES EN LOS CENTROS DEPORTIVOS
La concejalía de Deportes apuesta por convertir a Trujillo en una ciudad cardiosaludable.

Los desfibriladores irán ubicados en el Pabellón Municipal de Huertas de Ánimas y en el Campo de Fútbol de hierba artificial. También se impartirán dos cursos de formación para el manejo del aparato, aunque es muy intuitivo, y sobre masaje cardiaco y resucitación.


14/11/2012

Las pulseras cuestan un euro y es necesario vender 4.400 pulseras para adquirir dos modernos aparatos desfibriladores que puedan salvar vidas, llegado el caso. Es de sobra sabido que la actividad física tiene muchos beneficios pero también conlleva una serie de riesgos y, tal vez, los fallos cardiacos de los jugadores sean los más sonados porque algunos han sido súbitos y fulminantes con jóvenes jugadores de fútbol.
La parada cardiorespiratoria es la primera causa de muerte en nuestro país y la enfermedad que mayor índice de repetición tiene, de ahí que la concejalía de Deportes haya puesto en marcha este proyecto de la “pulsera solidaria”, del que España es pionero y ha funcionado bien en otras ciudades. Para ello, la concejalía ha pedido ayuda y colaboración a los clubes, empresas y colectivos sociales y deportivos para conseguir vender estas pulseras, que son de la conocida marca “kukusumuxu”, muy originales y con mucho colorido para todas las edades.
Según, Julio Bravo, si la idea funciona, en principio, se dotarán de estos desfibriladores a estos dos centros deportivos y no descarta que se puedan adquirir alguno más para ubicarlos en otros centros públicos o en el coche de la policía. “En el caso de una parada cardiorespiratoria, el tiempo es fundamental para salvar la vida”, comentó el concejal.
Asimismo, se impartirán dos cursos de formación para el manejo del aparato, aunque es francamente sencillo su funcionamiento ya que una voz va guiando al usuario con indicaciones sobre su manejo, de manera que si no se procede correctamente, repite la indicación hasta que se haga bien. Es el mismo equipo el que mide el ritmo cardíaco y el que considera si hay choque o no y su intensidad, en función del estado del enfermo.



Comments