COLAPSO ECÓNOMICO

Todo apunta  a que la situación económica del Ayuntamiento de Trujillo no pasa por el mejor de los momentos. El colapso económico en que se encuentra el Ayuntamiento  es consecuencia  de  la mala gestión, la falta de criterio y prioridades, la falta de  previsión y planificación y el despilfarro del equipo de gobierno socialista. Viene siendo una constante en la gestión del equipo de gobierno local: excesivos gastos judiciales, deudas pendientes con distintas empresas que ascienden a más de un millón de euros, deudas con proveedores, excesivos gastos de representación, excesivos gastos en teléfonos móviles etcétera, en definitiva, excesivo gasto público. Y es que cuando se gobierna debe hacerse con la diligencia de un buen padre de familia, no despilfarrando cuando hay mucho, sino que de lo que se trata es de administrar con cautela y ser previsor.

En este Ayuntamiento, debido a la mala gestión del equipo de gobierno se ha pasado del despilfarro a la miseria, tanto es así que hace escasos días se informaba a este Grupo Político de la imposibilidad de adquirir veinte sillas para inaugurar el Centro del Conocimiento, algo increíble pero cierto.

Ello denota  que el Ejecutivo Local no ha planificado una deuda «perfectamente asimilable» y no ha justificado a día de hoy cuál es el endeudamiento real del Ayuntamiento de Trujillo, ni siquiera cual es su capacidad de endeudamiento.  Deberían saber que «los gobiernos locales deben ejercer de manera responsable y óptima sus recursos y aprovechar la capacidad de endeudamiento en la gestión económica, con solvencia y capacidad de futuro».

Todo ese despilfarro ha llevado a una situación de «colapso» en la economía del Ayuntamiento hasta el punto de que ahora, ante la petición de cualquier ciudadano  que se dirige al Ayuntamiento a plantear sus problemas tales como  ayuda, trabajo, arreglo de calles etcétera, la respuesta del equipo de gobierno es siempre la misma: «no hay dinero».

La crisis económica que, sin duda, nos afecta, se ha visto incrementada por la incapacidad de un gobierno socialista que no ha sabido tomar las medidas que eran necesarias, o no ha querido, un gobierno socialista caracterizado  por el desgobierno, la incapacidad, el despilfarro y el descontrol, cuando lo que  debería haber hecho el equipo de gobierno es gestionar debidamente desde el Ayuntamiento, como cualquier familia organizada que quiere vivir mejor, y no esperar a mañana o pasado mañana para tener mejoras e infraestructuras, en definitiva, para dar un salto cualitativo en la localidad.

Sin embargo, nada de eso se ha hecho; ha sido un gobierno socialista caracterizado por «no hacer», «dejar pasar el tiempo», «dejar de hacer», quedando Trujillo por su incompetente gestión, en el más absoluto abandono y dejadez. Las consecuencias no han podido ser más desastrosas.

Es del todo necesario un cambio; es urgente un nuevo Gobierno que cuente con la confianza de los ciudadanos y que tenga ideas, ilusión y ganas de sacar a Trujillo adelante. Es por ello, que desde nuestra fuera política en esta ciudad apostamos por un gobierno «de hacer cosas», apostamos por « la austeridad al poder», es decir, hay que reducir el gasto público excesivo poniendo un tope máximo. No puede haber gastos excesivos, y sí una mejor articulación de la capacidad de las tasas para cubrir la prestación de servicios, ofreciendo servicios públicos de calidad y el establecimiento de un marco competencial y financiero, que garantice la igualdad de acceso a los servicios públicos.

Apostamos por proyectos de inversión pública productiva y prioridades socialmente rentables y con atención inmediata; apostamos por un gobierno lleno de eficacia, esfuerzo, trabajo y humildad; apostamos por un gobierno que «escucha»; apostamos por el éxito colectivo de todos, porque desde nuestro Grupo en Trujillo queremos trabajar en equipo, contigo y por ti con un proyecto que ilusione y no con uno que resigne.

Es hora de priorizar en los ejes que deben ser la garantía de que Trujillo afrontará el futuro con fortaleza, seguridad y confianza. Ese proyecto y ese equipo tienen ya nombres propios en Trujillo.

Alberto Casero Ávila

Diputado

Portavoz del Partido Popular en Trujillo

acasero@asambleaex.es

Comments