MI CARTA A LOS REYES MAGOS


Como la cosa ha ido de cartas, hoy toca la inevitable y obligatoria carta a los Reyes Magos. Ya sé que voy con mucha antelación. Pero es que cuando uno era pequeño (vivíamos en cavernas) siempre llegaba tarde con mis peticiones. Que los cacharros se les habían terminado a los Reyes, o sea, y me dejaban lo primero que tenían a mano. Así que ahí va la de hogaño, no sea que me vuelva a pasar lo mismo. De modo que:

Queridos Reyes Magos:
Aunque no he sido muy bueno, me atrevo a dejaros mis peticiones por si podéis hacer algo, aunque lo veo complicado, como cada año.
No voy a pedir que se termine la crisis. Me enseñaron que sois muy buenos, pero que no hacéis milagros.
Sería muy deseable que no nos tocaran las pensiones. La reciente reunión de Rajoy y Merkel me tiene “acongojado”.
Es absolutamente inútil pedir que se termine el paro. Pero hombres de Dios, ¿sería posible intentar que no aumentara?
Lo anterior no es un capricho, es para que no aumente más la pobreza porque estamos hasta las trancas de necesidades. Vosotros veréis.
De camino al Portal cruzando desiertos inhóspitos, mirad bien si os encontráis con algún morito o con algún negrito desvalido. Es que se han posado ilegalmente en un islote y los están dejando tirados por esos mundos de Dios. Echadles una mano, que cuesta poco y aprovecha mucho. Al cabo, uno de vosotros es negro.


No es que sea muy estético, pero me gustaría volver a ver andamios, grúas y carreteras cortadas por obras. Es que la gente estaría trabajando y tenemos mucha necesidad. Sufriremos pacientemente las incomodidades.
Nuestros jóvenes están emigrando y en nuestras calles se ven cada día menos inmigrantes. No lo entiendo bien, ni os pido luz para entenderlo. Os pido encarecidamente que inspiréis a los que tienen capacidad para remediar este asunto a ver si somos capaces de dar posada al peregrino.
Y puestos a mencionar obras de misericordia, vamos con la de enseñar al que no sabe, ¿Qué hay de la ley de educación y de las becas de comedor para nuestros escolares? ¿O sería mejor que a nuestros escolares los regalarais un taper de lo más curioso?
Salud, mucha salud para nuestros mayores. Que al paso que vamos se van a morir de asco y con una asistencia deficiente y cara.
Lo del IVA, no sé yo. Me da la impresión de que eso se os escapa porque no tiene remedio. Pero vamos, que si podéis, echéis una manita.
Y lecciones de alemán gratis para todo el mundo. Que puede ser la solución a muchos males.
De caramelos, nada. Ya me encargo yo, que es cosa superflua y no hay que andarse con molestias.
Ya sé que es difícil, pero si es posible que el que la cague dimita de su cargo. No por un vídeo de nada, sino por cosas gordas. Es que no estamos acostumbrados.
Y esto no va conmigo, que no soy aficionado. Pero que el personal pueda ver el fútbol en su casa sin tener que pagar, que ya está bien.
Y que vendan mucho los del top manta, que tienen el negocio negro.
Los suburbios de la droga, de los desarraigados, de los marginados, de la hambruna… Ya sabéis, no es necesario que os diga.
Y ahora va un tema personal que se me olvidaba: me encantaría que Tomás Gómez fuera presidente de Madrid. Más que nada para que inaugure, ufano, Euro Vegas. Anda que no le gustaría. ¿Sería posible?
Me quedo corto, ya lo sé. Pero los que esto lean tendrán una talegá de peticiones que os harán llegar.
Y si eso, me lo decís por Facebook, que estaré encantado de daros cuantas aclaraciones sean necesarias.

Comments