CARTA AL SEÑOR ALBERTO CASERO, ALCALDE DE TRUJILLO

Pasados ya los cien días, esos que no sé quien inventó que había que dar a los políticos, como si esos cien días no se cobraran, paso a analizar lo que según mis argumentos, he visto cambiado respecto a los anteriores políticos y, por contra, también expondré lo que no se ha hecho, o se ha realizado mal.
Dando uno de mis paseos diarios, me he dirigido por el cordel que le explico donde está, puesto que no sé el nombre: desde el resbaladero de Huertas hasta el antiguo matadero de Trujillo, exactamente. Bien, he podido comprobar que sigue habiendo tirada mas basura ahora que antes de estar ustedes en el Ayuntamiento. Creo recordar que en su programa iba algo de esto, cuidar el medio ambiente o algo así, cosa que le puedo decir con dolor, que no lo están cumpliendo, además de basura, te puedes encontrar algún sillón, sofá o muebles de cualquier tipo. Sé que no es culpa suya que siga habiendo gente tan inculta que en vez de avisar al camión que se dedica a recoger estos enseres, los monte en un carro y los tire en mitad del campo; al que le pillaran haciendo eso deberían imponerle una multa ejemplar, y no me refiero solo a dinero, hay mucho que limpiar por cualquier sitio de todo Trujillo, vayas donde vayas.
De cascotes y piedras ya no quiero ni hablarle. No sé si es que la gente no sabe que tenemos un sitio grande y no muy lejano donde se debe de tirar, porque están todos los cordeles que dan pena verlos y no hace falta vigilar mucho para pillar a quien lo hace. Hoy mismo, un poco antes hubiera yo mismo pillado a uno, aunque no sé si me atrevería a decirle algo, puesto que me puedo encontrar con algún garrulo que no se venga a razones y te puede hacer pasar mal rato. Pero digo yo que sería un buen puesto de trabajo para una persona en el paro, coger una bicicleta y darse paseos por los cordeles para vigilar que esto no ocurra a diario y denunciar a todo el que lo hiciera y, a la vez, esta persona podría estar recogiendo y limpiando a la par que vigila.
Le expongo algún puesto de trabajo que dar, puesto que no creo que lo que usted dijo el otro día en rueda de prensa pueda ser verdad: “Trujillo puede y debe vivir de las piedras”, y le pregunto yo ¿cuántos trujillanos y trujillanas vivirían de las piedras?, ¿un diez por ciento de la población? ¿un quince por ciento? Si usted está convencido de que se puede vivir de ello, porque no han empezado ya a vivir de ello, porque sigue subiendo el paro todos los meses en Trujillo. ¿Lo saben ustedes o están más pendientes del Senado? Otra cosa que me parece extraña, el sueldo de alcalde era una tapadera, quedó usted muy bien ante todo sus votantes bajándose el sueldo de la anterior alcaldesa casi a la mitad, pero no dijo usted que se lo bajaba por que iba a empezar a cobrar de otro sitio, cosa que tenía muy bien preparada y que me parece bien que lo hagan, cada uno sabe hasta dónde puede llegar en su trabajo: cuanto más arriba mejor. Yo sé que usted tiene los días contados como alcalde en Trujillo, no creo que tarde en escalar algún peldaño más arriba en la Junta o quizás con algo de suerte en el nuevo Gobierno, me parece bien. Lo que no me parece bien es que vengan a Trujillo o Arrabales a engañar a sus habitantes, tanto usted como la concejala del Psoe, María Curiel, que vienen diciendo que se presentan por Trujillo y para Trujillo y a la más mínima que les ofrecen algo mejor, se piran. Prefiero que vengan a pedir el voto de la gente de Trujillo o Arrabales, y que todos sepamos que se van a partir el pecho por su ciudad y que estarán dando la cara hasta el ultimo día de su mandato; me da igual que el que se presente sea albañil, herrero, agricultor o algún parado, que será lo más probable a juzgar por todos los que hay. Gente que a lo mejor desde fuera no se les vea capacitados para estos puestos por su bajo nivel de estudios, pero que con ganas lo suplan bastante bien.
El caso es que estamos preparados para recibir el titulo de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y por donde quiera que vaya andando veo suciedad, pintadas, manchas de aceite de los coches y no veo a ningún ciudadano contento porque vayamos a recibir ese título, (cosa que dudo), no veo implicación por parte de nadie, nada más que los propios concejales y algún obrero del Ayuntamiento mandado por ellos. Deberíamos de tener la ciudad como una “patena” y sin embargo, en cuanto se van los jueces o como quiera que les llamen, todo vuelve a lo de siempre. Si hubiera un titulo a la ciudad más oscura, ese título lo ganaba Trujillo por goleada, yo no sé como no hay más casos de caídas en las calles por falta de iluminación y por algún bache, en algunos casos socavones más que baches y que voy a empezar a fotografiar en mis paseos, así no me podrán negar la evidencia.
Después de airear todos los trapos sucios que había estos años atrás, creo que va siendo hora de empezar a crear empleo, de inventar trabajos nuevos, que no espere usted que por tener el polígono que tenemos vaya a venir ninguna empresa grande a instalarse en él; tal vez vendría mejor hacer en algunas parcelas, huertos ecológicos para la gente que está cobrando 420 euros y que no les llega a final de mes y eso si que es triste. Cada día que usted retrasa el incorporar obreros, mas están penando ellos cuando sus hijos les piden cualquier simple capricho y ellos, muy a su pesar, no se lo pueden dar. Más de uno ha tenido que dar de baja hasta el móvil por no tener para recargarlo, han cortado el teléfono e Internet también, que con ese dinero hacen maravillas para que les llegue para comer. Cada día hay más gente pidiendo en Cáritas y ya no les da ni vergüenza hacerlo, como pasaba antiguamente, porque ahora es mucha la necesidad que hay como para andar con tonterías de vergüenza ni nada.
Lo recogido en esos huertos puede ser consumido y vendido por sus cultivadores para sacarse algún dinero mas, que ahora si le ven haciendo alguna “chapucilla” al vecino le pueden quitar los 420 euros, como si con ese dinero pudiera llegar a fin de mes ninguna familia, por pequeña que sea; el sueldo está como para no buscar por otro lado algún trabajillo aparte.
No quiero dejar la oportunidad de exigirles que en las próximas elecciones no manden por correo ningún papel para las votaciones, ese dinero es absurdamente tirado a la basura y es facilísimo ahorrárselo; debe ser obligatorio votar en los colegios electorales y ya de paso, al que le toque en las mesas electorales, que sean parados, que por lo menos ese día recauden para sus bolsillos los sesenta euros que dan o lo que sea, pero que para ellos es mucho más necesario que no para los que por suerte aun conservamos el puesto de trabajo.
No quiero entretenerle más, lo mismo cuando usted lea esta carta no para ni un momento a reflexionar sobre ella, lo mismo me confundo y si lo hace, usted presumió en campaña de que iba a escuchar al pueblo y el pueblo lleva bastantes días sin ser escuchado o por lo menos sin ser tenido en cuenta, nada más que para pedirles el voto, y luego, como siempre, si te he visto no me acuerdo.
Sin más, que a usted le vaya bonito y que a Trujillo y sus Arrabales también.
Marcos Suero "Pandereta"
Comments