CUATRO COHETES


De siempre se ha oído en los mentideros de Huertas de Ánimas, que justo antes de que lleguen las fiestas del Rosario, nuestras calles se llenan de obreros del Ayuntamiento que se afanan en lavar la cara a las calles por donde pasa el Rosario y la Procesión.
Este proceso lleva haciéndose en Huertas más años que la propia Constitución española, tanto que los propios huerteños, nos mofamos de cuál va a ser la calle a la que le toque dicho lavado de cara. Más o menos, ya sabemos con un mes de antelación si toca arreglo de calle o solo un cambio de sitio de los propios baches. Entre todos hemos llegado a esta conclusión. Cuando los Huerteños subimos a cantar la “Salve” a la Virgen de la Victoria año tras año con mucha devoción, al término de la misma los famosos fuegos artificiales los vemos muchos de nosotros justo por encima del club del pensionista de Trujillo, allí es un buen sitio porque a parte de verse bien, ya te pilla de paso para regresar a tu casa. Cada año son más los huerteños que se apilan en ese sitio para verlos. Pues una vez allí y dependiendo de los cohetes que tiren, ya sabemos los baches que van a tapar en Huertas. Si los fuegos artificiales han sido pocos y casi nada ruidosos, eso quiere decir que han cambiado algún cohete por algún que otro saco de cemento, buena señal.


Por el contrario si los cohetes son abundantes y muy ruidosos, ese año no se tapa ningún bache. Es triste pero es así. Curiosidades de la vida que, digo yo, estarán apuntadas en alguna pared del Ayuntamiento, porque da igual que mande Benigno, Villanueva, Redondo, Cristina o Casero, pero todos los años por estas fechas no faltan a su cita los “tapabaches” del Ayuntamiento.
La culpa yo se la echo al cura de Huertas, porque mira si sería fácil tener todo el pueblo sin ningún bache: sólo haría falta cambiar la procesión y el rosario de lugar. Este año lo hago por los barrios de abajo, que llevan muchos días sin bombillas en los focos y con baches igual que socavones. A los fieles, enviándoles con tiempo, les da igual desfilar por un lado o por otro. Habiendo bombillas y pocos baches desfila todo el pueblo por donde sea. Incluso se podría subastar igual que los banzos de la Virgen. Vamos a ver, cincuenta euros si quieres que la procesión pase por tu barrio, cincuenta euros a la una, cincuenta euros a las dos.
- ¡Cien euros!
- Allí ofrecen cien euros. Cien euros a la una...
- ¡Ciento cincuenta euros!
Toda la gente mirando para el que ha ofrecido tanto dinero. Ah, está claro! Son los vecinos del barrio del pilar viejo, que todos los años ponen dinero para hacer una fiesta, este año lo han cambiado por ver pasar por allí la procesión, así por lo menos se aseguran que su calle no tendrá los baches que tiene ahora. Porque por la luz no se pueden quejar, pues tienen las farolas más bonitas y las que mas alumbran de todo el pueblo y sólo les costó cinco o seis años de negociaciones y que más de uno se abriera la cabeza en aquellas oscuridades. Por cierto, ¿donde estará el papel que no aparece de calle urbanizable el cual es necesario para vender por parcelas? Si apareciera lo mismo nos hacían hasta las aceras, cosa que como podéis imaginar el que vendió las parcelas se lo pasó por el forro… ¡Qué bueno es tener compinches en todos los sitios! Y si encima saben tirar cohetes, ni te cuento.
Comments