COMIENZA UNA NUEVA ETAPA


Tras los comicios electorales en los que los ciudadanos y ciudadanas han apostado por un gobierno conservador para nuestra Ciudad; después de una campaña electoral agotadora, con muchas cosas buenas y otras no tan buenas, en lo que se refiere al desarrollo de la misma, comienza una nueva etapa.

Las reflexiones y valoraciones han quedado aparcadas desde el mismo momento que he tomado posesión del acta de Concejal; queda claro que la sociedad Trujillana y la Sociedad en general han pedido un cambio en las políticas a desarrollar, parece que tener ideales de izquierda o ser progresista no se lleva en la actualidad, pero también no es menos cierto que a mi personalmente me ha cogido mayor para cambiar estos ideales y esa forma de entender la vida; no entiendo la misma sin los valores de la Libertad, de la Igualdad, de la solidaridad y de la justicia Social. Ha habido personas que me han comentado que estaba en el peor sitio en el peor momento, con respeto les contestaba que no, que el sito es el que es, para lo bueno y para lo malo y que el momento era el más idóneo para mi en lo personal, quizás el más delicado por esa situación que atravesamos de crisis en general, económica, de valores, de compromisos; pero las personas en el ejercicio de la libertad elegimos el lugar y el instante.

Esta nueva etapa se presenta ciertamente complicada por varios aspectos: el primero la situación que rodean a las administraciones locales, con una falta de recursos muy grande y ofertando unos servicios al ciudadano que en la mayoría de las ocasione son deficitarios. Corregir esos desequilibrios no es tarea fácil, se necesita de una gran experiencia para tomar una serie de decisiones que en algún caso no será del agrado del contribuyente, pero que son necesaria para el buen funcionamiento de nuestra Ciudad.

En segundo lugar la falta de un presupuesto que nos sirva de guión para la gestión diaria se convertirá en un lastre en estos primero momento tan importantes en los que las decisiones que se tomen influirán de una forma activa en la legislatura.

Y en tercer y último lugar las promesas realizadas en la campaña electoral por parte del gobierno actual van representar un problema añadido debido a que los próximos cuatro años las distintas administraciones no podrán acometer grandes proyectos en pueblos y ciudades; es más, creo que los escasos recursos debieran destinarse a la creación de empleo.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Trujillo va ejercer una oposición exigente y constructiva, presentando las propuestas que entendamos beneficien a la ciudadanía, colaborando con el equipo de gobierno para construir un Trujillo mejor.   

Comments