DESDE LAS ENTRAÑAS



No tenía muy claro qué hacer en esta última colaboración del año. Poco a poco se van acabando los temas, pero no quería desaprovechar esta oportunidad que desde esta atalaya, me ha brindado mi buen amigo Ángel, de colaborar en este medio, que va tomando un cuerpo imprescindible para entender lo que pasa en Trujillo.

Por eso y aún a sabiendas que pueda parecer pesado, voy a volver a hablar de lo mío, como decía el otro: “Yo he venido a hablar de mi libro”. Y no es otra cosa que de Izquierda-Unida y la situación actual que atravesamos. Un día le oí decir a Pedro Escobar: “Hay decisiones que nos matan de éxito y esta puede ser una de ellas”. Cuánta razón tenía, y el tiempo va demostrando que así es.

Es curioso como los dos llamados partidos de izquierda en este país, el PSOE e IU están viviendo una situación convulsa en lo interno pero mediáticamente, al menos en Extremadura, desigual. Viste más la situación de IU que la del PSOE. Será que poco a poco vamos tomando peso. Pero que a nadie se le escape que lo que pasa en el PSOE, tampoco es moco de pavo. La cosa se pone fea y la batalla interna comienza a ser fratricida. Algunos, como el bueno del subdelegado del gobierno en Cáceres ya se han atrevido a decir que sería un buen alcalde para Cáceres. Por cierto el otro día puede decirle a él, que no me parecía mal lo que había dicho. En fin a más democracia no solo mejor PSOE, sino mejor para todos.

Una reflexión que yo me hago desde las entrañas tiene mucho que ver con lo que nos pasa a nosotros, a los de IU, a su dirección actual. Hace cuatro años, cuando la casa estaba hecha un erial y nadie confiaba en nosotros se busco una persona de consenso, alguien que recompusiera los pedazos en los que nos habíamos convertido. Pedro formo su equipo, entre los que me encuentro, y poco a poco recorrimos Extremadura convenciendo a propios y a extraño de que esta casa podía volver a ponerse en pié. Ha costado un trabajo ímprobo y en el camino hemos ido perdiendo efectivos, unos por mor de la naturaleza como Feliciano Morcuende, Farulla o Pedro Blanco y otros por decisiones propias. Se han hecho intentos de acercamiento a los compañeros del PCEx que en su día abandonaron la casa y poco a poco se fue diseñando un proyecto para que diera frutos. Y mis entrañas preguntan: Si para hacer la travesía en el desierto este equipo era bueno, ¿Porqué ahora no sirve?. ¿Porqué ahora nos acusan de estar alejados de la realidad ideológica de IU si el programa está siempre presente en nuestras decisiones?. ¿Dónde está la confianza perdida?.

Algunos hemos sido elegantes asumiendo errores pero parece que con eso no es suficiente, no sé si el objetivo es pedir alguna cabeza que otra o provocar un cambio de ritmo que nos haga volver al desierto y hacer cimientos nuevos en la casa. Para este ultimo camino que no me busquen, cuando se tienen los cimientos firmes basta con ir poniendo en orden poco a poco la casa, y como todos sabemos lo último son las lámparas y las cortinas.

Para este año, mientras mis ganas aguanten y mi coordinador siga teniendo confianza en mí, seguiré trabajando por y para IU, desde aquí, ahora con ayudas y personas muy válidas que me descargan de mucho trabajo y lo hacen francamente bien.

Sabemos que el 2012 será un año difícil, comenzamos el ciclo de los “Años Marianos” con todo lo que ello conlleva, por eso habrá que estar atentos y alerta de lo que se puede venir encima. Pero siempre será mejor ser actores activos, que algo hará mejorar el espectáculo, que no mero observadores de lo que pase.

Pues eso que el 2012 nos traiga por lo menos un años cargado de empleo, alegrías, canciones y mucho amor que son las cosas que mueven el mundo.

Feliz 2012 para todos y todas. Salud, República y buenos alimentos.


Kin Paredes


Comments