IN MEMORIAM


No me gusta hacer este tipo de colaboraciones, comentarios o escritos; no me gusta escribir sobre hechos luctuosos, pero han sido tantos los comentarios, los ríos de tinta que han corrido y las elucubraciones, que me siento en la obligación, desde la colaboración que siempre me brinda este medio, de tratar de parar la rumorología. Sé que ese será un trabajo imposible y que ¡buena gana! el intentarlo, pero si de algo sirve...

He esperado a que pasaran unos días para tranquilizar mis ideas y tratar de no herir a nadie con mis comentarios.

Hace un par de semanas se nos ha ido Pablo, un antiguo alumno del centro donde trabajo, un chaval encantador, lleno de vida, de actividad y de buen hacer. Un chico amable como pocos, colaborador como algunos, trabajador e inteligente como muchos y joven como todos. La única verdad irrefutable es que Pablo ya no está con nosotros. Tras unos días de angustias y de búsqueda por parte de los suyos, fue hallado sin vida. Y a partir de ese momento se dispara el “Queremos saber”, surge el morbo, las elucubraciones, los sinsabores...etcétera, y buscar razón a la sin razón es algo que no va conmigo. Y sin embargo lo importante, parece que no lo tenemos en cuenta, lo importante, es que Pablo ya no está y que deja un vacío grande entre mucha gente, fundamentalmente sus amigos y su familia. Tratar de llenar ese hueco, es imposible, tratar de comprenderlo todo en este momento, es una tarea absurda, el tiempo dirá y colocará las cosas en su sitio.



Pablo era un chaval que amaba la música por encima de todo, son muchas las colaboraciones que ha tenido con todo lo que a música suena, valga la redundancia. Desde sus inicios en la Banda hasta sus colaboraciones con los grandes músicos de esta región. Este año en la celebración del Día de Extremadura pudimos verle con dos de los grandes de la región, Geko Turner y Gene García “el reverendo”, en un concierto cargado de música muy buena, y como era necesario Pablo estaba allí con su saxo, dando lecciones de buen hacer. No me olvido de sus compañeros de la Banda, de la gente del Conservatorio y de la gente de Fuera de Tiempo y de otros colectivos con los que Pablo colaboraba, a todos ellos mi más sentido pésame, con la esperanza de que sigan recordando todo lo bueno que en Pablo había, que era mucho.

Y por supuesto mi más profundo pésame a sus padres, hermanos y familia. No hay palabras, al menos yo no las encuentro, que puedan aliviar el dolor, la pérdida. Sed fuertes Mi abrazo más fuerte para vosotros, mi profundo respeto.

En la comunidad educativa en la que trabajo hemos colgado un cartel que dice lo siguiente:

IN MEMORIAN

Pablo García Durán:

Nos ha dejado nuestro antiguo alumno, Pablo. Te recordaremos siempre por tu inteligencia y tu simpatía. También vamos a echar de menos las actuaciones con tu grupo de música, aquellos ritmos sincopados de tu saxofón que tanto nos gustaban.

Nunca te olvidaremos. Sit tibi terra levis

Comunidad educativa del IES Francisco de Orellana de Trujillo


Salud y buenos alimentos.

Comments