EL PARLANTE


REFRANES

Tras mi primera incursión en el mundo periodístico, por aquello de haber escrito una columna en este medio, muchos han sido los comentarios que me han llegado. He de decir que la mayoría muy condescendientes aunque al final, todos coincidían en algo: “Tienes que ser menos serio a la hora de escribir, que parece que estás dando una clase”. Pues bien, hoy vamos a hablar sobre los refranes, esas pequeñas reflexiones de nuestra lengua, que tan bien nos vienen muchas veces, sobre todo por como aclaran las cosas que queremos decir.

Recordaré dos de ellos, uno que aprendí de mi abuela, la buena de Soledad Abreu, la viuda de Dieguez, ese maravilloso fotógrafo de Trujillo y otro que aprendí de mi Padre. Justo “Kako”. Ambos refranes  tienen que ver con la publicación de mi primera columna. Mi abuela me enseño aquello de “Moro viejo no aprende lenguas”. Entiendo que este refrán hoy día sería considerado políticamente incorrecto, sobre todo puesto en boca de alguien de izquierdas,  pero refleja claramente lo que soy y lo que pretendía transmitir en mi primera columna. Solamente quería compartir con tod@s mi indignación por este mundo loco en el que todo circula tan deprisa.

Después de  leer el primer número de la opinión, descubrí lo poco agradecido que había sido. Todos los colaboradores manifestaban su satisfacción por escribir en este medio y daban las gracias por revivir a  la prensa decana de nuestra ciudad, dando la bienvenida y augurando una buena presencia a este medio. Yo me acordé de las enseñanzas del Kako cuando me decía:” Hijo, de bien nacido es ser agradecido”. Pues eso, no podía volver a escribir una columna aquí sin agradecer a los responsables que se hayan acordado de mí,  sin felicitar la iniciativa y esperar que el nacimiento de este medio suponga un vendaval de aire fresco, limpio  y libre en la comunicación de nuestra ciudad, a la que al igual que a este medio deseo y auguro un futuro mejor y prometedor.

Gracias a tod@s.

Kin Paredes

kin@infotrujillo.com

Comments