TIEMPO DE MOJARSE



Si buscáramos una buena definición para la expresión “Hay que mojarse”, yo diría que eso significa comprometerse con una opción clara en un asunto conflictivo. Pues bien eso es lo que ha hecho Izquierda-Unida Extremadura con el tema de los Presupuestos Generales de Nuestra comunidad autónoma. Desde hace tiempo venimos escuchando eso de que “Vosotros nunca os pringáis en nada, no tenéis ni idea de qué va esto …etc” y ahora que es tiempo de mojarse, si por algunos fuera volveríamos a caer en el error del ostracismo. Pues no, ahora es tiempo de mojarse, de demostrar que somos una fuerza madura, que sabemos lo que queremos y que por encima de dimes y diretes ponemos en valor lo que de bueno tiene nuestro programa, y no es ni más ni menos que esa mirada tranquila y profunda a los ojos de los extremeños y extremeñas, sobre todo a las de aquellos que lo pasan mal. Esa es nuestra apuesta, Extremadura y su gente por encima de todo.

Son excesivas las críticas que se están vertiendo, algunas con propuestas tan absurdas como la implantación de una gestora para IU Extremadura. Pocas veces se ha trabajado en esta fuerza política como se está haciendo ahora, con el respaldo mayoritario del Consejo Político y la unanimidad de la presidencia. Si alguien plantea que trabajando así se necesita una gestora, o bien es un sectario, o bien desconoce el funcionamiento democrático de las fuerzas políticas y pretende imponer su voluntad por encima de todo.

Otra de las críticas más duras que se están oyendo tiene que ver con la enajenación de Patrimonio, algunos argumentan que en izquierda unida no somos partidarios de vender lo público, que eso es privatizar. Quien argumenta así, o bien es un “concejal de pueblo” en el peor sentido del término por muy de ciudad que se sea, o desconoce el funcionamiento de todo esto. Hablamos de enajenar, “Vender” sobre todo viviendas que en la actualidad son propiedad de la Junta de Extremadura y tiene en alquiler a ciudadanos y ciudadanas de esta comunidad que reclaman su derecho a tenerlas en propiedad, o ¿Vamos a ser nosotros los que les neguemos ese derecho fundamental?. Hablamos de enajenar, vender ese patrimonio inservible que siendo propiedad de todos solamente obtienen beneficios de él unos pocos. Hablamos de esas fincas cedidas a gratuidad a ciertos “señoritos” que ni siquiera las explotan convirtiéndose en tierras improductivas. Hablamos de edificios como el de la oficina de Extremadura en Lisboa, que no sirve de nada, nada más que para colocar a cuatro amiguetes que organizan una actividad cada tres o cuatro meses, y ceden de forma gratuita locales a la TVE para que estén allí. Hablamos de acercarnos a una situación más justa y productiva en nuestra comunidad y si en ello nos va la venta de ese patrimonio pues bienvenido sea, siempre que se use para lo que hemos acordado, Inversiones de economía productiva en Empresas de economía social. Eso es tener miras políticas más allá de lo local, eso es pensar en todos y todas y no ser tan soso de plantearse política de pueblo.

Queremos garantizar que aquellos que van a estar en riesgo de exclusión social puedan tener una pequeña luz a la salida del túnel. Aspiramos a una renta básica para todos y todas los extremeños, sabemos que las utopías son difíciles de conseguir pero como hemos dicho otras veces. “Otro Mundo es posible”. Gracias a todas aquellas asambleas locales que estáis mostrando vuestro apoyo a la forma de hacer las cosas, que pena que solo sean noticia los críticos, los insípidos, los sosos. Gracias Víctor, Alejandro y Pedro por no doblegaros y hacer de la política el arte de conseguir lo difícil.

Salud, república y buenos alimentos


Kin Paredes

Comments