VERBALIZAR



Tratar de expresarse correctamente, saber transmitir las ideas con claridad, saber decir lo que uno quiere decir, no resulta una tarea fácil. Pero lo cierto es que las ideas o sentimientos que uno tiene las suele expresar con palabras. Eso es lo que nuestro diccionario dice sobre el vocablo “Verbalizar”, y ciertamente detrás de las palabras que expresamos siempre está la idea de lo que queremos decir. En definitiva nuestras ideas y nuestras palabras siempre van unidas.

Investigaciones médicas han descubierto que verbalizar los sentimientos, sobre todo los positivos, hace sentirse mejor a las personas, Expresar con palabras el agradecimiento, el afecto, el amor, la alegría...etc, nos ayuda a ser mejores personas. Por ello en determinadas profesiones u oficios, se hace cada día más necesario hablar correctamente, saber lo que se quiere decir, tener ideas claras.

Nuestros políticos, evidentemente no todos, tienen esta asignatura suspensa y en la mayoría de las veces no usan los términos adecuados o sí, y entonces lo que tienen es un problema de ideas. Para muestra un botón. El Alcalde de Jaraíz de la Vera, comparte corporación con una compañera invidente, y en una conversación entre ambos se permitió la lindeza de decirle: “Mira a ver si además de lo que tienes también eres sorda, que no te enteras de nada”, no sé si estas fueron textualmente sus palabras pero aproximadamente así fue. ¿Qué estaba verbalizando este señor?. Las ideas que hay detrás de las palabras más bien parecen las de un energúmeno, machista, prepotente y dictador, ese es para mi el sentimiento que hay detrás de esas palabras.

En lo cercano, en nuestra casa, en lo que nos atañe, he de decir que nuestro Alcalde, con independencia de que uno pueda estar o no de acuerdo con sus ideas, verbaliza, desde mi punto de vista, correctamente sus ideas y usa siempre expresiones muy adecuadas a lo que pretende explicar y aunque uno no este de acuerdo con el fondo de su discurso, se agradece la forma. . Lástima que no podamos decir lo mismo de todos los ediles de este país. Recordemos las desafortunadas declaraciones del Alcalde de Valladolid sobre la ministra Pajín o cuando llamo “payaso” a un ciudadano por increparle. Pero la historia política de España esta llena de ejemplos de como han verbalizado nuestros políticos, desde los “cafelitos” de Alfonso Guerra hasta “Las peras y Manzanas” de Ana Botella, pasando por los “Tanques” de Ibarra o “Los palomos cojos” de Celdrán la pléyade es amplia.

Y no quiero decir que sea necesario para ser un buen político ir a Salamnaca, no se trata de eso. Para ser un buen político basta tener ideas, y transmitirlas de forma correcta, y para eso no existe escuela, ni facultad. La mejor escuela, la escuela de la vida, y por supuesto, antes de ser un buen político habrá que preocuparse de ser “Buena Persona”, veras como entonces se verbaliza correctamente.

Por ello no sería malo que los compañeros de Jaraíz repasen los posibles acuerdos que tengan con ese alcalde y puedan mandarle una temporada a hacer cursos de reciclaje de buenas formas y maneras, que muy necesitado parece el buen señor.

Gracias

Kin Paredes

Comments