DEMAGOGIA BARATA

La hambruna es una situación que se da cuando un país o zona geográfica no posee suficientes alimentos y recursos para proveer alimentos a la población, elevando la tasa de mortalidad debido al hambre y a la desnutrición.
El hambre en Somalia, Etiopía, etcétera, para nosotros no es cosa nueva, pero lo malo es que seguimos permitiendo que cada minuto siga muriendo un niño de hambre, que triste y mal repartido esta el mundo, unos tanto y otros tan poco.
Mientras, aquí nos preocupamos de los regalos que aceptó un tal “Campos”, presidente de una Comunidad y digo yo, si es un simple concejal del pueblo más pequeño que te puedas imaginar, el que por hacer un favorcillo a algún vecino suyo le “cae” algún regalito, ¿cómo no le va a caer al presidente de una Comunidad, que todos los días maneja un montón de millones, que firma contratos millonarios con empresas de la zona y de fuera, cómo entre todos los “favores” que hace no va a haber nadie que le regale una corbata, unos zapatos o, si me apuras mucho, hasta unos trajes? ¿Y quien que posea un alto cargo y no tan alto, está libre de pecado? Que me lo diga alguno, que me diga que nunca jamás en su vida cuando ha estado mandando, nunca, le han regalado algo, aunque sea una miserable cerveza que le han pagado al entrar a un bar, en el cual había un señor que era el padre de un chaval que le habían “colocado” en algún sitio o estaban a punto de colocarle.
Ojo, con esto no quiero defender a ningún ladrón de estos, pero que “robos” de esos, los hay en todos los AQyuntamientos de España, Diputaciones, Juntas y hasta en el mismísimo Gobierno Central, mande Juan o mande Alfonso.
Mientras seguimos buscándole las cosquillas al “Campos”, un padre en Senegal que está viendo como su hijo se muere de hambre, emprende una caminata de más de treinta kilometros hasta llegar al hospital más cercano, donde puedan atender a su hijo antes de que muera. ¿Qué padre no daría su vida por salvar a un hijo? Seguramente todos, pero estos padres valientes, el camino lo emprenden sin comer ni beber nada en varios días, con su hijo a cuestas y con la incertidumbre de si llegara vivo al hospital o si por el contrario, el esfuerzo no habrá merecido la pena. Da igual, me sigue interesando mas dónde están los trajes o las facturas, que alguien me lo diga ¡que no puedo dormir!
Aquí en la Junta de Extremadura, nuestros políticos están preocupados por saber donde se van a sentar en la Asamblea: unos quieren estar al lado de la puerta del bar, será para ir de vez en cuando a “zumbarse” algo. Bah, normal... ¿quién aguanta ese aburrimiento entre votación y votación sin meterse algo fresquito entre pecho y espalda? Nadie.
Otros quieren estar sentados a la izquierda, que para eso son de izquierdas, no veas tú la desilusión que es que te sienten a la derecha; nada que ver con lo que este padre sufre por salvar la vida de su hijo, que justo un día antes de llegar al hospital, se da cuenta de que su hijo no ha sido capaz de aguantar más y ha fallecido. Todo el camino recorrido para nada, pero ese padre sabe que es más importante el sitio donde sentarse, que la vida de su hijo.
En Trujillo andan a vueltas con las Damas y Reinas, normal, es mucho más importante que todo lo demás expuesto, claro que este año que no las va a ver, es como una tragicomedia. Nada que ver con la historia de ese padre que ante la desesperación de ver morir a su hijo de hambre, no logra el tampoco salvarse y muere de lo mismo. Sigue siendo más importante el ver dónde ha ido a parar nuestro dinero, quien ha sido el “chorizo” que se lo ha llevado del ayuntamiento, quien se ha estado beneficiando de él y ahora no da la cara, claro que es más importante.
En estos momentos en los que andamos entre papel y papel, buscando los nombres de quienes nos han faltado al respeto y se han reído de nosotros en nuestra cara, (yo quiero saber nombres) otro padre empieza el camino con su hijo en brazos en busca del hospital más cercano, quizás con la misma suerte que el padre anterior, pero a nosotros nos da igual, solo esperamos poner la tele y enterarnos de donde están los trajes, dónde coño se van a sentar los “zurdos” y los “diestros” y si Trujillo tiene Damas o no.
¿Qué podemos hacer? Marcar una “x” en la declaración de la renta para las ONG. Hacer un donativo a Médicos sin Fronteras, que son los que están allí luchando día a día, contra el terror que es, ver morir a los niños de hambre. https://www.msf.es/colabora/donativos-socios/refugiados1.
Seguramente que a muchos de nosotros nos dé igual el tema, pero sólo con que un lector se conciencie de la situación y haga una mínima colaboración, yo me daré por satisfecho.
Comments