ACERO: “HEMOS SIDO CASTIGADOS POR LA MALA GESTIÓN DEL ANTERIOR EQUIPO DE GOBIERNO Y SU POLÍTICA DE DESAPEGO CON EL CIUDADANO”

Fernando Acero no esperaba de ningún modo estos resultados y eso que las encuestas de intención de voto socialista habían crecido un 10 por ciento al encabezar la candidatura. Aún así, esta derrota tan abrumadora no la esperaba nadie, ni siquiera el partido vencedor en esta contienda electoral. Sin embargo, la decepción no es algo que haya parado al futuro jefe de la oposición municipal. Parece repuesto, aunque sigue analizando con su gente las causas por las que el Partido Popular le ha arrebatado tres concejales (aunque con tan sólo 30 votos más hubieran conseguido un cuarto edil), y porque han perdido feudos tradicionalmente socialistas como las Huertas, Belén y algunas mesas electorales de Trujillo.
Acero reconoce que ganar las elecciones era una tarea difícil desde el principio y en un “of de record” con un periodista auguró no estar seguro de poder conseguir la mayoría; apostaba por un 7 PP, 5 PSOE y 1 IU, pero tampoco este batacazo electoral. “A medida que iba transcurriendo el tiempo y la vista de las circunstancias lo iba viendo más difícil, pero nunca este resultados
A priori, tiene muy claras las claves de la derrota: por una parte, los ciudadanos han castigado al PSOE por la situación de crisis nacional “y han castigado las siglas socialistas”.
Por otra parte, la nefasta política local de los últimos años, que ha sido una política de desapego y distanciamiento de los ciudadanos; y no hemos podido renunciar a eso. Y hay que reconocerlo abiertamente y sin hacer sangre, pero ha tenido gran parte de culpa de que no hayamos podido recuperar la confianza que han perdido los trujillanos en los socialistas

Foto Chuty

Y en todo momento, Acero asume su culpa y sospecha que posiblemente no hayan sido capaces de transmitir a los ciudadanos “el cambio que un nuevo equipo de socialistas jóvenes y bien preparados pretendía llevar a cabo en Trujillo y que no éramos responsables de lo anterior.
Con todo, asume que han desarrollado una buena campaña electoral, que ha sido tranquila a pesar de los intentos de una “camarilla” de querer empañar el buen tono electoral enviando en el último mes tres cartas anónimas a su domicilio con insultos y amenazas, y de haber recibido una llamada telefónica en el mismo sentido, cuestiones éstas que lógicamente han sido puestas en conocimiento de la policía.
Pasado ya el vértigo de las elecciones, llega el momento del análisis frío y calmado de los resultados, cuestión que deberán abordar próximamente en el comité local que, curiosamente, capitanea Cristina Blázquez como secretaria general y al que Acero deberá pedir que refrende su confianza o dimitir, en caso contrario. Independientemente de esta cuestión de confianza quien sí se espera que dimita de su cargo es Cristina Blaźquez, pues no tiene sentido que el futuro jefe de la oposición y portavoz no ostente el máximo cargo en el comité local.
De todos modos, Acero ya tiene asumido su papel como cabeza de la oposición y anuncia que será “rigurosa y exigente”. En este papel, no descarta inmiscuirse en la política regional y estudiar las posibles ofertas que le pudieran llegar, pues en campaña habló de su exclusividad como alcalde y de su permanencia durante no mas de 8 años, pero ahora la situación es bien distinta.
Con respecto a la nueva legislatura que comienza, el lider de los socialistas trujillanos avanza que entre las primeras medidas que van a demandar al nuevo equipo de gobierno figura la realización de una auditoría externa que permita dar a conocer cuál es la capacidad de endeudamiento y proceder a la refinanciación de la deuda con un severo plan de ajuste y control del gasto. Asimismo, exigirán reformas estructurales y la finalización de los proyectos que están a medias, como por ejemplo, el de la piscina climatizada, entre otros.
“Es imprescindible que haya transparencia ara que todos sepamos que es lo que hay en el Ayuntamiento y cómo lo han dejado. No digo que se necesario barrer debajo de las alfombras, pero sí lo es conocer la situación real para saber el margen de maniobra. Hay que partir de una realidad para maniobrar; sólo si se conoce la capacidad de endeudamiento podremos saber si se puede hacer frente a la deuda”, explicó Acero.
Otra de las cuerstiones que considera urgentes es sentarse con la empresa de limpieza (FCC) y negociar el servicio. “La recogida de basuras es muy deficiente porque las condiciones pactadas están obsoletas; Trujillo está sucio y no es esa la imagen que debería dar una ciudad que opta a ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Es una cuestión urgente. Yo lamento que a algunos no les haya gustado que yo haya mantenido contactos con otras empresas de limpieza, pero reitero la urgencia de esta cuestión y lo cierto es que otras empresas pueden ofrecer otras opciones que no tenemos en la actualidad”, concluyó.
Igualmente, y como última cuestión, le pedimos su opinión por el Movimiento Indignados del 15-M y resumió su postura diciendo: “Los ciudadanos están cansados de los políticos que aspiran y persiguen vivir de la política, de sus sueldos desmesurados y de algunos de sus comportamientos. Estoy en contra de la profesionalización de la política”.
Comments