EL NUEVO GOBIERNO MUNICIPAL HEREDA UNA DEUDA SUPERIOR A 6 MILLONES PRODUCTO DE “LA DESIDIA, EL DESPROPÓSITO Y EL CAOS EN LA GESTIÓN”
Seguros a todo riesgo por importe de más de 1.100 euros para coches con más de 10 años; una factura mensual de gasto telefónico de 5.300 euros mensuales; 77 contratos de permanencia recién firmados por dos años para teléfonos móviles, cobros ya prescritos o cláusulas de 36 euros en concepto de indemnización por despido en los contratos del personal laboral fijo, son algunas de las prendas que se ha encontrado el nuevo equipo de gobierno municipal tras examinar el estado de las arcas municipales. El resultado era el previsto: la deuda del ayuntamiento trujillano a fecha de 31 de julio supera los 6 millones de euros. Así de claro y rotundo lo ha explicado la concejala del ramo y primer teniente de alcalde, Inés Rubio, a los medios de comunicación.
“Haber estado manejando un presupuesto prorrogado desde 2008, sin actualizar las partidas presupuestarias, sin criterio ni disciplina presupuestaria es una falta de sensibilidad hacia los ciudadanos”, decÍa con rotundidad Inés Rubio antes de empezar a desgranar el rosario de “despropósitos” con el que el anterior equipo de gobierno ha llevado al caos al consistorio, al tiempo que ha hipotecado la gestión de, por lo menos, el primer año del nuevo equipo municipales.
Segñún Rubio, el ayuntamiento tiene dedudas registradas desde 1998, partidas presupuestarias ya en negativo (con los números en rojo) y otras muchas que empezarán a serlo en breve, así como partidas presupuestarias de nueva creación y también en negativo, que aunque son legales no tienen justificación en unos presupuestos prorrogados, como una dedicada a “trabajos tecnicos de urbanismo” en negativo con – 15.000 euros.
El área de Obras es la más caótica y la que registra mayor déficit y números en rojo. Actualmente registra -125.000 euros (en negativo) debido a retenciones de créditos por no liquidaciones de obras, por estar mal ejecutadas, como las del Polígono La Dehesilla. Otras obras, como las del Plan E, de la Avenida de Madrid, excedida en 26.000 euros, o los 155.000 euros de más que han costado las obras de la Avenida de Extremadura (ambas ejecutadas por Construcciones Barquillla).
Otras partidas presupuestarias como la Personal Laboral Fijo, está en – 118.000 euros en negativo y otras, igualmente curiosas y tambien en negativo, como una dedicada a la adquisición de mobiliario: compra de cortinas por 1.200 euros y vitrinas refrigeradoras por 2.300 euros.
En definitiva, no ha habido “planificación presupuestaria sino despropósitos” con lo que los gastos son muy superiores a los ingresos. Así, la deuda, a 30 de junio de 2011 es de 3.723.000 euros. A la empresa de limpieza (FCC) se le adeuda 1.227.555 euros y en este capítulo figura también un cŕedito (operación de tesorería) para pagar atrasos a FCC por importe 1.158.000 euros. Esta es la deuda más alta que tiene al consistorio.
A todo este entramado de deudas, se suman las procedentes de reclamaciones judiciales, algunas de las cuales están en curso, como, por ejemplo, es el caso del “proceso La Carbonera” en el que el Ayuntamiento, en primera instancia, ha sido condenado a pagar 30.000 euros y un lucro cesante de 2.000 euros al mes durante el tiempo que el pub ha tenido sus puertas cerradas, que fue en enero de 2010. Asimismo, en la actualidad mantiene 5 procedimientos judiciales por daños patrimoniales, entre los que destaca una reclamación de 3.200 euros en concepto de un seguro de responsabilidad civil. Y así, el suma y sigue.

INSTALACIONES MUNICIPALES
Otra cuestión, a la que la primer teniente alcalde prestó especial atención, fue el lamentable estado de las instalaciones municipales, entre las que citó las piscinas municipales, cuyas respectivas reparaciones han costado ya un dineral al consistorio; el recién construido Mercado de Abastos, que ahora resulta que no cumple la normativa y tendrá que ser necesariamnete remodelado antes de abrir al público; y otro tanto, ocurre, con la piscina climatizada en la que, además del inaccesible consumo de gasoil para su mantenimiento, trambién incloumple la normativa y no puede abrir sus puertas.
“No ha existido un control de gastos ni previsión de compras. Éstas se han realizado sin criterio y por personas no cualificadas”, lamentó Rubio, al tiempo que aclaró que ya habían pagado facturas , todas anteriores a su entrada en el Ayuntamiento, por importe de 95.000 euros. Asimismo se refirió a la intencionalidad del anterior equipo de gobierno de “vaciar” las arcas municipales antes de marcharse, el cual llegó a pagar entre el 1 de mayo y el 9 junio (es decir, hasta pocos días antes de la toma de posesión del nuevo equipo) facturas de los años anteriores por importe de 840.000 euros.
De otro aldo, Rubio se refirió a la “discrecionalidad” en la gestión urbanística, apartado éste en el que no se han liquidado impuestos por el retraso en la concesión de licencias, entre otras causas, de manera que hay Plusvalías de 2010 y 2011 sin liquidar, expedientes que suman un importe de 40.000 euros en negativo.
En la actualidad, los gastos del mensuales del Ayuntamiento ascienden 500.000 euros y se tiene una previsión de ingresos de 300.000, con lo que cada mes se generará una deuda de 200.000 euros. Dicho de otro modo, los gastos municipales de julio a diciembre de este año 2011 serán de 3,3 millones de euros y los ingresos serán 2,5 millones de euros. La diferencia será déficit y la ùnica receta para compensarlo es adelgazar el gasto, pues el nivel de déficit en el Ayuntamiento trujillano es un 40 por ciento más elevado que la media de déficit de los ayuntamientos españoles. Para eso, Rubio ha anunciado la puesta en marcha de una serie de medidas de ahorro “sin que mermen los servicios”, y como ocurre en cualquier familia: que se gasta en lo que es realmente necesario y se eliminan los caprichos”, dijo. Ya han comenzado a trabajar en la confección de los presupuestos de 2012 e impondrán la receta de “trabajar con menos, más y mejor” y en los próximos días van a reorganizar el Ayuntamiento, también desde el punto de vista de los Recursos Humanos con el fin de mejorar los servicios y optimizar las retribuciones.
Otras medidas serán el control del suministro de carburantes, la reducción de las líneas de teléfono (ahora sólo hay 24 teléfonos móviles y la centralita tiene más capacidad que la del Ayuntamiento de Madrid), y centralizar las compras y otras, dependiendo de su cuantía, tendrán autorización concreta y prescripción de la intervención.
Con respecto al personal, han anunciado la reorganización de la plantilla en base de su capacidad y la optimización de su experiencia y titulación académica, y la adaptación de los contratos a convenio recintemente firmado. Rubio reconoció que los contratos no están adaptados y que es urgente revisar las gratificaciones, pluses y horas extraordinarios de algunos contratos. También advirtió que en los próximos dias se va a proceder a la revisión de la ordenanzas municipales y de las tasas, y que se va a realizar una “transferencia presupuestaria” para la creación en el mes de septiembre de la Bolsa de Empleo Municipal. Igualmente, se va a abrir una Oficina de Contratación Municipal que va a ser la encargada de gestionar y realizar todos los contratos.


Comments