PROTEGER EL MONUMENTO Y EL MEDIO
Leo entusiasmado la noticia de que nos están visitando más turistas extranjeros que nunca. Es algo que tiene que alegrarnos por doble motivo: porque son ingresos para la ciudad, que los necesita mucho, y porque así tal vez aquellos que desearían eliminar todo lo que es característico de Trujillo, lo que nos da carácter y nos separa de otras ciudades arrasadas o terciarizadas, vayan entrando en razón y se hagan conscientes de que nuestro mayor activo es el rico pasado trujillano, infinitamente más logrado y mejor que el presente, por bueno que este sea, sin entrar en más consideraciones que las puramente arquitectónicas.
Si algo podemos ofrecer al visitante es una ciudad que, a pesar de los palos recibidos en los últimos años, todavía mantiene en pie los suficientes elementos como para justificar la visita. Porque, a ver si se entiende de una vez, los turistas no vienen a vernos la cara a los habitantes (no llevamos huesos en la nariz ni nada extraño que lo justificase) sino a un Trujillo que fue, que todavía pervive en buena parte y que tenemos la obligación de legar lo más intacto posible a nuestros descendientes.
Es enorme la responsabilidad de los políticos al respecto. Pasar a la intrahistoria de un lugar como aquel que permitió o propició tales o cuales desmanes y atentados no es precisamente un timbre de gloria.
El error habitual, ya lo hemos comentado usted y yo más de una vez, es proteger el monumento y cargarse el medio en el que este se asienta. Un error que termina por pagarse caro pues, como en muchos otros pueblos de la geografía española, el valor de Trujillo no es el de tal o cual monumento aislado sino el de un conjunto en el que todavía puede leerse muy bien el paso de la historia.
Cordialmente,


Pancho Ortuño


PAREDES DE PIEDRA, UNA BUENA INICIATIVA
Aplaudo la iniciativa del concejal de IU D. Joaquín Paredes relativa a la protección de los muros y muretes de piedra que separan las cercas y que tanto carácter dan al entorno trujillano.
No debo decirle que si dichas "paredes" como se llaman coloquialmente estuvieran ubicadas en otro país hace muchos años que se beneficiarían de algún tipo de protección que impidiese tirarlas o sustituirlas por cierres metálicos. 
Estoy cansado de decirlo: proteger el patrimonio histórico no es sólo proteger los monumentos singulares y de probado valor sino también el entorno que los ha producido, con su caserío popular y todos aquellos elementos singulares que propician el carácter y la singularidad del lugar en el que los monumentos se asientan.
Trujillo no es sólo la plaza y la villa sino también su ya maltrecha arquitectura popular, el campo que rodea la población y todo aquello que le confiere carácter.
No verlo así es de ciegos y una mala apuesta de futuro. Espero que la propuesta del Sr. Paredes (feliz afinidad semántica en este caso) sea recogida por el resto de grupos políticos y se pueda plasmar en algo concreto. De la actitud opuesta ya tenemos, por desgracia, sobradas y malas muestras.
Cordialmente,
Pancho Ortuño

INICIATIVA PARA IMPEDIR UNA TRAGEDIA


Estimado Sr. Alcalde,

Soy hijo de los propietarios de la casa ubicada en la C/ del Depósito nº 5 de Trujillo. Le remito esta misiva, aunque creo que habrá tenido noticia por la Policía Local, que en la noche del 7 de agosto se originó un conato de incendio en la cochera de la vivienda aneja a la vivienda de mis padres. El origen del fuego, según creo, fue por un cortocircuito en un calentador de agua eléctrico situado en la cochera de la vivienda.

Todo comenzó en torno a las 00:20 horas, cuando comenzamos a percibir un fuerte olor a quemado y al observar la calle detectamos la presencia de humo proveniente desde el lugar que antes le he referido. Una vez comprobado que los propietarios no se encontraban en la vivienda, inmediatamente comuniqué los hechos a la Policía Local y al ver que el humo iba en aumento, además, llamé directamente al teléfono 112.

Una vez hizo acto de presencia la patrulla de Policía Local, que en todo momento estuvo en contacto con el servicio del SEPEI, realizó diferentes gestiones para localizar a algún familiar de los propietarios de la vivienda, ya que se supo que estos estaban fuera de Extremadura. Finalmente, los agentes decidieron activar una dotación de bomberos, al encontrar grandes problemas para localizar a la persona que custodiaba las llaves. En definitiva, como usted sabrá, la dotación tardó en llegar unos cuarenta (35) minutos desde el parque de Cáceres. Finalmente un familiar de los propietarios, poniendo en peligro su integridad física, saltó por tejados y muros, y extinguió el incendio a base de cubos de agua, con un grave riesgo de electrocución e intoxicación, pues aún había presencia eléctrica en la zona afectada y por la presencia de humos.  

Sr. Casero, esto es inaudito, no puedo llegar a entender como una población de más de diez mil habitantes, con una comarca con cerca de veinte mil habitantes distribuidos en trece municipios, no cuenta con un parque de bomberos. ¿Sabe usted en cuantos minutos una vivienda, con sus moradores, puede ser pasto de las llamas?, le aseguro a usted que en menos de la mitad de los 35 minutos que puede tardar una autobomba urbana llegada desde Cáceres.

Por otro lado, la ubicación geográfica de Trujillo, en un cruce de caminos entre las A5, A58, EX208 y un entramado de carreteras comarcales también hace necesaria la presencia en la localidad de dotaciones para el rescate de personas ante accidentes de tráfico.

No quiero olvidarme de la industria de la comarca, en primer lugar, como sabe, se cuenta con una importante industria hotelera, entre los establecimientos radicados en Trujillo como el Parador Nacional de Turismo, NH Santa Marta, Izán, Víctoria, así como varios hostales y pensiones, tampoco quiero olvidar las casas rurales situadas en el resto de la comarca y de otros establecimientos de hostelería, como restaurantes, bares, cafeterías. Todos estos establecimientos son de riesgo especial, porque estamos hablando de personas que se encuentran alojadas o descansando en lugares que no son los habituales, y que en situaciones de emergencia, se desorientan fácilmente. Cuando se producen siniestros en estos establecimientos, en muchas ocasiones por desgracia, se producen víctimas mortales, creo no hacer falta recordar los casos ocurridos en España.

El resto de la industria de la comarca no merece menos preocupación, tanto por los puestos de trabajos como el esfuerzo de los empresarios en crear y mantener estas fuentes de riqueza.

Por último, las cuantiosas construcciones, monumentos y obras de arte con que cuentan la comarca, creo que merecen una protección adecuada, para que las generaciones futuras puedan poder disfrutarlas al igual que nosotros lo estamos haciendo, somos nosotros los custodios de todas ellas y, por tanto, los responsables de su conservación.

Esa misma noche, me informaron que hay prevista la instalación de un parque de bomberos forestales, pero ya le digo yo que este tipo de material y profesionales no es suficiente ni adecuado para dar respuesta a los riesgos que antes he estado enumerando.

Pero, por supuesto, me ha movido escribirle esta carta la especial preocupación que tengo durante todo el año por la integridad física de mis padres, hermana y demás familiares que residen en Trujillo, por sus negocios, y en general por el bienestar de todos los trujillanos. No puedo aceptar un comentario escuchado esa noche que decía: “aquí en Trujillo ya lo sabemos, cuando una casa echa a arder, se tiene que dar por perdida”.

Podrá comprobar que esta carta, además de a usted, va a ser remitida a diferentes entidades en Extremadura, e intentaré que llegue al Sr. Presidente de la Junta, como profesional del tema que estamos tratando, creo que este entenderá la preocupante situación en la que está la ciudad. No quiero que Trujillo pase a esa lista de ciudades en donde han ocurrido tragedias y sólo se las recuerde por estas.

Por todo ello, me pongo a su entera disposición ante cualquier iniciativa que el Ayuntamiento de Trujillo crea conveniente llevar a cabo para conseguir la construcción e instalación de un parque de bomberos urbano en la ciudad de Trujillo.

Reciba un cordial saludo.

Fdo. Francisco Javier Martín Cuadrado


Nota: Carta remitida el 22/08/2012 al Alcalde de Trujillo, con copia al Presidente de la Junta de Extremadura, al Presidente de la Diputación de Cáceres, al gerente del Consorcio del SEPEI y a la Cámara de Comercio de Cáceres, en relación a unos hechos acaecidos en la noche del 7 de agosto en Trujillo, concretamente en la Calle del Depósito.
A día de hoy, 22/11/2012 no he recibido respuesta alguna de ninguno de los Srs. a los que remití el correo, ni tampoco de ningún colaborador o asistentes de los mismos.



IDEAS PARA AGROGANADERA Y RESPUESTA A "QOE"
Estimado Director:
No me he podido resiStir a dar mi opinión, después de leer, aunque sin mucho detenimiento, dos de sus noticias. Me refiero a la Feria Agroganadera y a la carta que envía el coordinador en Asturias del movimiento "Queremos Organizar Eventos".
Y es que leyendo lo dicho por nuestro alcalde al presentar la feria en cáceres, nos dice que el año que viene "se pretende poner en marcha nuevas ideas para que este encuentro sea "más atractivo", tanto para los ganaderos como para visitantes que se acerquen a la feria, además de efectuar algún que otro cambio organizativo y "mejora sustancial" de las instalaciones, ha dicho Casero".
Y entonces he relacionado las dos noticias, y me muevo para  escribir.
Sin lugar a dudas la Feria Agroganadera es una cita muy importante de la que se podría sacar muchísimo más jugo. En estos momentos de crisis y en cualquier otro, a la ciudad le puede venir muy bien que la gente que acuda a esta cita se encuentre gratamente entre nosotros y que aprovechen bien su tiempo, después de haberse desplazado hasta aquí.


Bastantes horas, en cada día de los de feria he estado tomando unas copas en el bar del ferial. allí he saludado y compartido vida con muchos amigos, y hemos hecho gestiones comerciales, no solo de los animales expuestos sino de muchas cosas más.  Pero con una o dos horas al día en este bar hubiera sido suficiente. Las demás horas podría haberlas empleado en otros eventos a desarrollar en la ciudad, si los hubiera habido.
Siendo esto un botón de muestra que me anima a pensar que, efectivamente, se puede hacer mucho más en la semana de la Agroganadera. O sea, que bienvenida sea la idea del Ayuntamiento y que fructifique.
Sobre la oferta de empleo y la carta de nuestro compatriota asturiano, creo que , teniendo el hombre, parte de razón,  emplea unas formas y dice unas aseveraciones y otras conjeturas, que viene a descalificar en grado sumo al Alcalde, para después quedar a su disposición para ofrecerse en el posible trabajo. Creo que se ha pasado en descalificaciones  y ha perdido la posible razón que tuviera en el asunto. Si él cree que las personas con la  titulación oficial de Grado Europeo en Protocolo y Organización de Eventos están mejor preparadas para esa oferta, que lo diga pero sin tener que meter tanta descalificación.
Bueno, pues hasta otra y que a usted le vaya muy bien en esta andadura periodística.

Ángel Hornedo


ORGANIZAR FERIAS Y EVENTOS



Publicamos la carta que ha remitido al alcalde de Trujillo el coordinador en Asturias del movimiento denominado “Queremos Organizar Eventos” (QOE) ante la convocatoria del Ayuntamiento para proveer una plaza de técnico en organización de ferias y eventos para la que se exige titulación de Grado o Diplomatura en Ciencias Políticas.

Excmo. Sr. Alcalde-Presidente:
Antes de pasar a exponerle el objeto de esta carta, en primer lugar, me gustaría presentarme: mi nombre es Ignacio Arango y represento, en calidad de Coordinador en el Principado de Asturias y miembro de la Comisión Gestora a nivel nacional, al movimiento “Queremos Organizar Eventos (QOE)”.
Este movimiento, integrado por casi un millar de personas entre profesionales y estudiantes de Protocolo y Organización de Eventos en toda España, trata de trasladar a la sociedad la importancia del protocolo y del mundo de los eventos, para lo cual, ha realizado desde su nacimiento, múltiples acciones en la defensa, promoción y reconocimiento de esta profesión.
La oficialización de los estudios de Protocolo ha provocado un cambio fundamental en esto. Es importante que haya profesionales que demuestren la importancia de este sector, pero también es muy importante que la sociedad vea que hay un interesante grupo de personas que se están preparando concienzudamente para hacer Protocolo con un nivel alto y con un reconocimiento similar a cualquier otra profesión consolidada.
Desde hace ya tres años, el Consejo de Ministros aprobó una titulación oficial de Grado Europeo en Protocolo y Organización de Eventos, que habilita precisamente para este campo de trabajo. Tanto la Universidad Camilo José Cela de Madrid como la Miguel Hernández de Elche (privada y pública, respectivamente), ofrecen estos estudios y, además ya cuenta, la primera de ellas, con una promoción de graduados, algunos de ellos precisamente extremeños y demandantes de empleo.


Por todo lo anteriormente descrito y, con relación a las bases de la convocatoria de empleo público de una plaza de "Técnico en Organización de Ferias y Eventos", que el Excelentísimo Ayuntamiento de la Muy Noble, Muy Leal, Insigne y Heroica Ciudad de Trujillo, ha publicado el pasado 17 de octubre del presente año, es por lo que le escribo.
Quiero hacerle llegar el desacuerdo generalizado que QOE ha manifestado por esta convocatoria. Como bien le expuse anteriormente, el Grado en Protocolo y Organización de Eventos, se ha establecido con carácter oficial e inscrito en el Registro de Universidades, Centros y Títulos, por Acuerdo del Consejo de Ministros de 4 de septiembre de 2009 (BOE núm. 244, de 9 de octubre de 2009), conforme a lo establecido en el artículo 35.4 de la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre de Universidades, en la redacción dada por la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de abril.
Así pues creemos que, convocar una plaza de Técnico en Organización de Ferias y Eventos, cuyo uno de sus requisitos para el acceso sea la de estar en posesión de la titulación media o superior en Ciencias Políticas y de la Administración, no se adecua en absoluto a las necesidades propias de ese puesto de trabajo.
Nos consta que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación, adscrita al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, responsable de aprobar o no un Grado Oficial; el de Ciencias Políticas y de la Administración no habilita precisamente ni para hacer ferias ni para organizar eventos y ni tan siquiera, el Plan de Estudios de esa titilación, en cualquier centro universitario español, ofrece una mínima referencia o contenido a la docencia sobre las ferias y los eventos.
Si realmente necesita un técnico en Ferias y Eventos para la gestión, preparación y desarrollo de estas funciones en el municipio de Trujillo, estamos convencidos de que la mejor opción es convocar y seleccionar a las personas que realmente están preparadas para estos cometidos, muchas de las cuales llevan mucho tiempo haciéndolas o esperando su oportunidad para empezar.
No queremos, ni pretendemos, más allá de la ignorancia real de lo que se pretende con esta convocatoria, pensar que las necesidades objetivas de la misma se dirigen a otras funciones más cualificadas por otras personas, ni que la ya lamentable tradición oral provoca siempre el rotundo rechazo a ciertas plazas que por sus características dan que pensar que estar dirigidas a profesionales concretos.
Somos conscientes de la realidad actual, donde la situación económica es acuciante y donde ciertas necesidades institucionales pueden ser mal vistas dependiendo a quien se contrate o se elija (ya sea como asesor o como personal de confianza) para un determinado puesto; sin embargo, tampoco estamos en contra de la necesidad puntual o duradera que toda institución pública o privada puede requerir para la asesoría de ciertos trabajos o responsabilidades, pero lo que si defendemos es la exigencia de contratar a profesionales realmente capacitados y preparados para los empleos o puestos de trabajo que se oferten o se demanden.
Le aseguro que en Extremadura y más concretamente en Cáceres, existen verdaderos y preparados profesionales de Protocolo y Organización de Eventos, que realizarán no sólo las tareas encomendadas a ese puesto de trabajo, sino que harán que la imagen del Ayuntamiento de Trujillo y por ende, la de todos los vecinos de ese municipio adquieran la relevancia debida a esa institución, sus gobernantes y sus ciudadanos.
En definitiva, creemos que la plaza convocada como técnico de Ferias y Eventos ofertada por el Ayuntamiento de Trujillo, da más que pensar en otra realidad objetiva que la que verdaderamente se requiere para ese puesto, sobre todo observando las condiciones exigidas para su acceso, por lo que le rogamos, si es posible, pueda modificar las condiciones expresadas en la convocatoria para la contratación en régimen laboral con cargo al Decreto 150/2012, de 27 de julio, por el que se regula el programa de empleo de experiencia para el ejercicio 2012 de una plaza de técnico en organización de ferias y eventos; reclamando que, para poder concurrir en condiciones de igualdad y respeto a nuestra profesión, sean modificados los términos y se exija para poder acceder a este puesto de trabajo, titulaciones Oficiales en Protocolo y Organización de Eventos, como puede ser el Grado Oficial o el Master Oficial en Protocolo y Organización de Eventos, y no el de técnico medio o superior en Ciencias Políticas y de la Administración.
Sin otro particular y esperando que sea atendida esta demanda, QOE se pone a su disposición para cualquier necesidad o aclaración que requiera de nosotros.
Muy atentamente.


LA CIRCULACIÓN EN TRUJILLO


Sr. Director,
Veo con verdadero pavor cómo se ha disparado el tema de la velocidad de coches y motos en Trujillo. Calles estrechas, con escasas o nulas aceras en las que protegerte mientras unos salvajes circulan a velocidades imposibles. Hasta ahora ha habido suerte y no hemos tenido accidentes pero cualquier día de estos tendremos que lamentar.
No se respeta la velocidad y no se me ocurre cómo la Policía Municipal podría controlar este tema y qué podemos hacer los ciudadanos contra semejante peligro.
La calle Domingo Ramos (o Mingo Ramos en su versión post-moderna) es peligrosísima. Estoy harto de hacer gestos con los brazos a los salvajes que circulan a velocidad propia de una carretera comarcal mientras me refugio en la mínima acera que hay en diversos tramos de la calle.
Gracias por publicar esta carta.
CC

¿MARCA EXTREMADURA? MEJOR.. ¡EXTREMADURA MARCA!
Esta mañana saltó la noticia de que un antiguo jugador internacional alemán había sido detenido en Trujillo por ir a 211 km/h por la A-5 a la altura de mi localidad. En los comentarios de esta noticia en algún periódico, había algún insigne ciudadano de esa provincia que es Cataluña que se preguntaba que si en Extremadura había autovías y que con qué dinero se había construido esa autovía. Pues le voy a contestar con una sencilla descripción de una tierra que usted parece no conocer y a la que quizás le deba más de lo que cree.
Hace algunos años, un director general de Turismo de la Junta de Extremadura ideó una campaña publicitaria, a nivel nacional, en la que mostrando alguna imagen de Extremadura preguntaba “¿Lo conoces? ¿No? No seas paleto” utilizando ese término peyorativo con el que los urbanitas se suelen referir a los ciudadanos de campo. La campaña levantó tanta polémica, más que nada por la utilización del término mencionado, que el Director de Turismo tuvo que dimitir. Leyendo comentarios como el de esta mañana, creo que el término paleto estaba muy bien utilizado.
Y lo digo porque creo que hay urbanitas que lo más lejos que han salido es al cartel de fin de término municipal de su ciudad, que no saben distinguir una oveja de una vaca y que su nivel cultural está bastante reñido con su nivel económico.
Extremadura es una región para quererla, admirarla y disfrutarla. Aquellos que no salen de esas cárceles de hormigón que son sus ciudades, jamás podrán disfrutar de este paraíso.

Extremadura es una región milenaria, aunque no por nombre, si por pobladores. Los primeros pobladores aparecerían en esta región en el paleolítico inferior, datado lo bastante bien en sus numerosos yacimiento, y por nuestra región pasarían pueblos como los vetones, los Lusitanos (el famoso Viriato que algunos solo conocen de la serie de televisión), los celtas y por supuesto los romanos, hasta tal punto que Mérida (Emérita Augusta) se convirtió en la capital de la provincia de la Lusitania, una de las regiones en las que los romanos dividirían la Península Ibérica, siendo una de las ciudades más ricas e importantes de la época. Posteriormente, los árabes tendrían un peso también importante en nuestra región, creando los Reinos Taifas de Badajoz y numerosas construcciones que atestiguan su paso (castillos, alcazabas, aljibes, edificios, etc). En la Edad Media Extremadura no pierde importancia, y por poner un ejemplo, en Trujillo se va a reafirmar el famoso tratado de “tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando” que significaba la unión de las coronas de Castilla y Aragón. De Extremadura partirán también la mayoría de los conquistadores, exploradores y descubridores (Pizarro, Cortés, Alonso Valiente, Ñuflo de Chávez y Pedro de Valdivia entre otros) que harían que América fuera una provincia más de España, hasta tal punto de que Carlos I de España y V de Alemania pronunciara la famosa frase de “en mi imperio nunca se pone el sol”
A partir del Siglo XVII será cuando comience la “decadencia” de esta región, no económica pero si en importancia. La Guerra de Restauración de Portugal, la Guerra de sucesión española y la Guerra de la independencia supuso para la región la destrucción de muchas de sus ciudades, el expolio de importantes obras de cultura y el despoblamiento de la mayoría de los núcleos habitacionales de la región.
Y el siglo XX viene marcado por la emigración. Se estima que entre 800.000 o 900.000 extremeños se buscarían la vida en otras regiones (sobre todo Madrid, País Vasco y Cataluña) u otros países.
Pero Extremadura no es tan solo historia. Es también cultura. Multitud de museos (el museo nacional de arte romano, El museo Vostell, el MEIAC de Badajoz, el Museo etnográfico y textil Pérez Enciso de Plasencia, el centro de artes Visuales Helga de Alvear y el museo arqueológico municipal de Cáceres, el museo catedralicio de Plasencia, etcétera), junto con las ciudades en las que están ubicados, encabezadas por Mérida y Cáceres, ciudades patrimonio de la humanidad, junto a Plasencia, Trujillo, Badajoz, Jerez de los Caballeros, Olivenza, Zafra, etcétera y su historia, mitos y leyendas, componen una oferta cultural capaz de satisfacer al más exigente.
Pero además Extremadura es también naturaleza. Desde el encanto y el misterio de Las Hurdes, pasando por los paisajes de la sierra de Gata, El parque Nacional de Monfragüe, Las Villuercas, la esplendorosa formación de los Barruecos, los llanos y penillanuras que se extienden por la región, las zonas húmedas, la zona de la Raya, Tentudía, Tierra de Barros, la Campiña sur, sirven para ensimismar a todo aquel que se esperaba una Extremadura amarilla, quemada por el sol, un desierto de solana que no tendría vida. Para aquellos que desconozcan el dato, Extremadura es la región española que más kilómetros de costa tiene (interior, pero costa al fin y al cabo) y es la única región que cuenta con una playa artificial a la que se le ha concedido la bandera azul (pantano de Orellana)
Por cierto ¿Qué decir de la gastronomía extremeña? Manjares con denominación de origen (la cereza del Jerte, el pimentón de la vera, la ternera extremeña, el Jamón ibérico de bellota, la miel de Villuerca ibores, las tortas del Casar o de La Serena), platos que te llaman y te atraen como las sirenas atraían a Ulises con sus cantos (la caldereta de cordero, las migas extremeñas, el matajambres de las Hurdes, los productos derivados del cerdo, las tortillas de espárragos o cardillos) caldos y licores capaz de embriagar al dios Dionisio (Vinos de denominación de origen Ribera del Guadiana, Cava de Extremadura, aguardientes, cremas, etcétera) y una repostería capaz de endulzar una vida entera. Esta gastronomía está acompañada por ferias, con una importancia sobradamente destacada, como puede ser la Feria del Queso en Trujillo, el salón del Vino y la aceituna en Almendralejo, la feria del Jamón en Jerez de los Caballeros y el salón del Jamón en Monesterio o la Fiesta de la tenca en la mancomunidad Tajo-Salor.
Por último hablar de las Fiestas. Fiestas que remarcan el carácter tradicional de nuestra región, transmitidas de generación en generación (las carantoñas, el Peropalo, el Jarramplas, el Chiviri), fiestas culturales (el festival de teatro clásico de Mérida, El festival de teatro clásico de Alcántara) fiestas religiosas (semanas santas declaradas de interés turístico regional, nacional e incluso internacional) y carnavales a la altura de los más importantes (Badajoz y Campo Arañuelo).
Podría estarme siglos contando las bondades de nuestra tierra, pero como dice el refrán “una imagen vale más que mil palabras” por lo que recomiendo a todos aquellos que todavía no la conozcan y lean este artículo a que se den una vueltecita por nuestra región, que seguro que al final volverán, porque ya digo que “Extremadura marca”.
Y para terminar y responder a ese simpático ciudadano catalán que se preguntaba cómo es que en Extremadura hay autovías, ciudadano por el que a lo mejor corre un poco de sangre extremeña, por mucho que le cueste reconocerlo, solo le haría una pregunta:¿Conoces Extremadura? ¿No? No seas paleto hombre.

José M. Búrdalo Ramos


LA HISTORIA NO PERDONA LOS MITOS

Soy un barcelonés de 30 años que, como mi generación, creció con el Club Super 3, el Tomàtic, la Bola de Drac, la Arare , Sopa de Cabra, Els Pets, Els Caçafantasmes, “Regreso al Futuro”… Veíamos la predicción del tiempo en la TV 3, con los dibujos de soles y nubes sobre un mapa de los Países Catalanes.
En la escuela nos explicaban la historia de las cuatro barras, pintadas por el emperador franco con la sangre de Wilfredo el Velloso sobre un escudo o tela de color amarillo-dorado: así nació nuestra bandera (la Senyera). Los domingos por la mañana bailábamos sardanas en la plaza de la Iglesia , y daba gozo ver en un mismo círculo a los abuelos y los nietos, cogidos de la mano. En Navidad hacíamos cagar al “Tió”, y poníamos un “Caganer” con barretina en el Nacimiento. Así, disfrutábamos de una auténtica Navidad catalana como Dios manda.
En la primavera cogíamos las Xirucas ( Chirucas,marca de calzado ], y nos íbamos a nuestros Pirineos a disfrutar de nuestras montañas y sierras, en nuestra tierra. Celebrábamos la “Diada”, con ánimo de no olvidarnos de la derrota de nuestro pueblo contra Felipe V y los españoles.
Somos un pueblo trabajador, con carácter, distinto del resto. Tenemos la Caixa, el RACC, los Mozos de Escuadra y los Ferrocarriles Catalanes. ¿Qué más queremos? Pues queremos, queremos, queremos…
Pero la verdad no se puede ocultar siempre. Te vas de Erasmus a Londres, y descubres que existe vida fuera de nuestro pequeño planeta catalán. Que también hay trabajadores con carácter en otros territorios. Que la Caixa no es tan importante, si se compara con el Comercial Bank of China. Que solamente una ciudad como Shanghái tiene 20 millones de personas (tres veces toda Cataluña).
Descubres la verdad: que lo de las cuatro barras de Wifredo el Velloso sólo era una leyenda, un mito, sin fundamento histórico. Ni Wifredo fue contemporáneo del emperador, ni se usaba la heráldica en ese siglo. Además, hasta la unión con Aragón, el emblema de los condes de Barcelona fue la cruz de San Jorge (una cruz de gules sobre campo de plata).


Descubres que la sardana la inventaron en el año 1817. Fue un tal Pep Ventura, que tampoco se llamaba Pep sino José, nacido en Alcalá la Real, provincia de Jaén, e hijo de un comandante del Ejército español.
Se la inventaron, porque no podía ser que la jota de Lérida o del Campo de Tarragona fuese el baile nacional. Y tampoco podía serlo el baile denominado “El Españolito”. Por eso se inventaron la sardana a comienzos del siglo XIX: para crear una identidad nacional inexistente hasta entonces. La sardana, otro mito.
Descubres que en 1714 no hubo ninguna guerra catalana-española, que Cataluña no participó en ninguna derrota bélica. Fue una guerra entre dos candidatos a la Corona de España, vacante desde la muerte de Carlos II sin descendencia: entre un candidato de la dinastía de los Borbones (de Francia) y otro de la de Austria (de tierras germánicas). En todos los territorios de la Corona de España hubo austracistas y borbónicos: por ejemplo, Madrid, Alcalá y Toledo lucharon en el mismo bando que Barcelona. No fue, como intentan venderlo, una guerra de secesión, sino de sucesión: ningún bando aspiró nunca a romper la unidad dinástica entre Castilla y Aragón, ni la separación de Cataluña. La Diada, otro mito.
Descubres que el “Caganet” del belén es una “tradición” que no se generaliza hasta el siglo XIX, como la sardana. Y que el “Tió” es otra milonga identitarias y absurda. La Navidad catalana, otro mito.
Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han tomado el pelo. No nos han educado, sino adoctrinado. Que nos han alimentado, sin darnos cuenta, de una “ideología total” que se encuentra por encima de todo y de todos. Lo abarca todo: permite pisar el derecho de las personas, modelar la Historia a su gusto, y determinar qué está bien o mal.
Te das cuenta que [los nacionalistas] nos han adoctrinado a través de mitos, leyendas, mentiras. Que han construido o falseado una realidad, con tal de fundamentar su ideología. Intentaré poco a poco ir comentando esos mitos. Pido ayuda y la colaboración de todos, para tratar de encontrar otras mentiras. Así, [los catalanes] podremos liberarnos de esos mitos, y ser libres de verdad.
Está claro que eso de viajar, es para algunos, una estupenda vacuna contra la estupidez y el aldeanismo.
Saludos cordiales.

Josep Savalls i Vila

(Vic)



LA DIETA DE LAS “POLÉMICAS GRATUITAS”


Yo creía que en los tiempos que corren la censura ya no se llevaba, hasta que hace unos días he sido víctima de ella. Y es que al parecer, en la revista Comarca de Trujillo que edita mensualmente la hermandad de la Virgen de la Victoria, no todo el mundo tiene derecho a réplica. Puedo entender que se criben aquellos artículos que dañen a la Hermandad, a la Iglesia, a quien ellos crean oportuno, pero impedir la publicación de un artículo respetuoso, cortés y considerado, encaminado a defender los ataques que sobre mi persona se han vertido, alegando que no quieren alimentar “polémicas gratuitas”, me parece muy poco ético.

Todo comenzó cuando leyendo esta revista, observé una relación de donativos que instituciones y particulares habían dado, para hacer una estatua de bronce a Don Ramón, y vi que entre estas instituciones figuraba “Cáritas Interparroquial de Trujillo”, tal como está escrito, con una aportación de 500 euros. Lo observado me indignó tanto, que me envalentoné y dejando lo políticamente correcto de lado, escribí unas críticas líneas encaminadas a pedir explicaciones sobre dicha aportación. Me parecía tremendamente pecaminoso que una entidad, que recauda dinero con el único fin de destinarlo a ayudar a los pobres diera donativos de éste tipo, y pedía en mi artículo que la próxima vez que decidan hacer un presente de estas características se lo piensen bien, pues de lo contrario yo y muchos como yo, vamos a tener que pensarnos dos veces hacer una donación para esta entidad.

Pues bien, mis atrevidas líneas, aún sabiendo que alimentaban polémicas gratuitas, pasaron la criba de la censura, a pesar de que algunos intentaron por todos los medios impedir la publicación del artículo, llegando incluso a solicitar “asilo político”, saliendo publicado en la tradicional revista trujillana en el mes de junio. Nunca pensé que el artículo iba a resultar tan polémico, a pesar de que mucho antes de que saliese la edición de ese mes, ya se sabía tanto el autor como el contenido, pululando un ambiente hostil entre las personas que no compartían mis palabras, bastantes días antes de su publicación. Tanto es así que me convirtieron en el protagonista del Comarca del mes pasado.

Si bien es cierto que mis palabras merecían una aclaración por parte de Cáritas Interparroquial de Trujillo, no creo que fuera necesario la intervención de tres personas, con sus tres artículos, para justificar tantas veces que han sido algunos voluntarios de Cáritas los que han dado el donativo, porque como dirían en nuestra ciudad en tiempos medievales “excusatio non petita accusatio manifesta”. Por ello y por los ataques que sobre mi persona se han vertido, me veo en la obligación de escribir el presente artículo.

Como observareis por el resultado obtenido, ningún gancho me une a los miembros de Comarca, como espetaba Vicente Vega, administrador de Cáritas, en su artículo. Ni tampoco mis palabras atacaban a la Iglesia, como se atrevió a indicar, pues me consta que en la redacción de Comarca se cuidan muy mucho de publicar artículos que ataquen a la Iglesia, por eso creo que acertaron en la publicación del mío, pues no consideraron, al igual que yo, que mis palabras fueran ofensivas. Mis palabras criticaban la gestión de algunos que pertenecen a la Iglesia, gestión que quedó plasmada en el Comarca del mes de mayo, donde se publicó que “Cáritas Interparroquial de Trujillo, donaba 500 euros para el homenaje a Don Ramón”, y que en el último número de Comarca, Vicente Vega aclaraba, asumiendo vagamente el error cometido al poner el nombre de la institución en vez de el de “voluntarios de Cáritas”. Quiero recalcar que en lugar de asumir el error abiertamente, se dedicó a intentar trasladar al lector mis “flaquezas”, aludiendo intencionadamente y atacando mi juventud y mi persona. Desde luego, no lo consiguió.

Los hechos, al parecer, no son como yo creía que eran, pero yo en su momento lo interpreté de se modo porque confío en la redacción del Comarca y en lo que en ellos datan en sus artículo. Por eso al ver que Cáritas había dado ese dinero, que es la información que en su día me llegó a mi y a todos los lectores de la revista, decidí publicar mi artículo, sin contrastar las fuentes, pues como comprenderán, yo, sin ser socio de Cáritas, no tengo ningún derecho a pedir explicaciones sobre sus cuentas y además, no voy a ir contrastando por ahí cada noticia publicada en dicha revista, pues creo plenamente, y así lo seguiré haciendo, en lo que los redactores de Comarca plasman en las hojas de tan emblemática revista.

Este señor, se equivoca al pensar que mis palabras dañan a la institución a la que pertenece, pues lo que le daña a Cáritas, son fallos como los que él cometió y que gracias a mis líneas, ha podido subsanar y explicar a los lectores de la revista. No debería pensar este señor que soy el único que interpretó que era una mala gestión, lo único que hice fue tener la valentía de criticarlo y poner en mi pluma la voz de muchos trujillanos, que critican a las espaldas (criticas constructivas, por supuesto) por no tener el valor de publicar sus opiniones en ningún medio. Y hablo con la verdad y a sabiendas de lo que digo, pues han sido más de una veintena, las personas que han acudido a darme su apoyo, a pesar de mí supuesto anonimato del que más adelante hablaremos.

También tuve el coraje de criticar que se gastaran 20.000 euros en la estatua a Don Ramón, y no por el hecho de que no se lo merezca, que se lo merece, sino porque no es lo que hubiera querido él. Parece que el monumento lo hicieran para sentirse mejor con ellos mismos. Yo decía que en los tiempos en los que nos está tocando vivir, lo que a Don Ramón le hubiese gustado es que se recaudaran 20.000 euros para ayudar de una forma u otra a los pobres y no para una estatua con su efigie porque, como nos cuentan, le apasionaba ayudar a los pobres. Para que les quede claro lo que yo quise expresar les pondré un ejemplo; si yo fuera merecedor de una estatua (que no lo soy), me gustaría que en vez de gastar esa pomposa cantidad de dinero en un homenaje hacia mi persona, lo dedicaran a realzar un poco más la Semana Santa trujillana, porque a mi me entusiasma esta Semana de Pasión. Como veréis lejos está mi reflexión de dejar sin fiestas patronales, o sin Semana Santa a mis paisanos, como me imputaron algunos.



El dichoso artículo, iba firmado con mis iniciales, que para los que me conocéis, es suficiente, pues con la Q de mi apellido, se puede llegar fácilmente a una conclusión acertada. Aún así un día después de mandar mi artículo me arrepentí, porque de sabios es rectificar, y pedí mediante correo electrónico al coordinador de Comarca, que se publicara el artículo con mi nombre completo. Por si quedaban dudas, nuevamente cuatro días más tarde insistí por el mismo medio que se publicase sin anonimato en respuesta a otro correo que me pedía que confirmara la publicación de mi artículo. No se porqué, pero al final salió con mis iniciales en vez de mi nombre completo, supongo que como todos somos humanos, a Luis se le pasaría. Como veréis, lejos estaba mi intención de esconderme detrás del anonimato tal como me acusaban en todos las respuestas que obtuve. Anonimato que, por cierto, en ningún momento intentaron mantener, todo lo contrario, mi artículo estuvo pululando por las retinas de muchas personas que fueron informadas de mi nombre, mis apellidos e incluso detalles sobre la familia a la que pertenezco, antes de salir publicado en la revista.

Un “iluminado anónimo”, con gancho en la redacción de Comarca, pues si no fuera así le hubieran impedido publicar su artículo, ya que carecía de nombre, iniciales o seudónimo, requisito imprescindible para pasar la criba, se atrevió a lanzar una serie de calumnias, atacándome a mí y a todo cuanto me rodea, embistiendo a las asociaciones a las que pertenezco con el único fin de hacerme daño, sin saber que daña a mucha más gente de la que él cree, defendiendo soberanamente que el dinero que se invierte en la Semana Santa se destine a los pobres, dándoselas de buen Cristiano, titulando su artículo “Otro indignado enfadado”, sin saber que un sentimiento que causa indignación y enfado, es Ira, que es uno de los siete pecados capitales. Acusando a las personas que formamos la Semana Santa trujillana de “malos Cristianos”, viendo la paja en el ojo del prójimo sin ver la viga que hay en el suyo.

No tendría por qué dar explicaciones sobre lo que hacen las asociaciones a las que pertenezco, pues yo he escrito a título personal y no en representación de nada ni nadie. Pero ya que estamos y aprovechando que “el Magasca pasa por Trujillo”, le aclararé al anónimo éste y a todos los que piensen como él, que yo no manejo ningún dinero nada más que el mío, que las dictaduras, gracias a Dios, se acabaron ya, y que todos los gastos que se producen en las Cofradías se hacen por consenso al menos de la directiva, me sorprende que haya personas que no conozcan este funcionamiento. Por ello yo no puedo disponer a mi antojo de esos fondos y dárselo a los pobres, pero sí les diré que los donativos recaudados en la Exposición de Semana Santa de éste año, se han donado a Cáritas y que en la Hermandad de las Angustias, de la cual soy vocal, en la última Asamblea, se propuso adornar el paso con flores del campo y donar el dinero para Cáritas, contestando los socios que ellos pagaban sus cuotas para ver adornadas las imágenes en Semana Santa y que darían los donativos a Cáritas de su bolsillo y no de las arcas de la Hermandad.

Finalmente quiero recalcar, que toda la información que me llegue a través de Comarca siempre la consideraré veraz, y no dudéis un solo momento que cogeré papel y lápiz, me cargaré de valentía y criticaré aquello que considere injusto, sin faltar en ningún momento el respeto a nadie.

Agradezco la posibilidad que este medio, la Opinión, me da para defenderme, posibilidad que creo justa y que otros me han negado. Aún así me alegro que me censuren, pues me han dado la oportunidad de publicarlo en este medio, que con el soporte digital que posee, tiene mayor difusión de la que pueda tener la revista Comarca, y donde gracias a la independencia y pluralidad del mismo, no existe la censura y uno puede decir exactamente lo que piensa.


Manuel Quesada Fernández



CARTA DE UN POLICÍA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO


Todos sabéis cual es mi trabajo, lo que no conocéis es lo que hacemos cada día la gente que comparte mi profesión:
Antes de comenzar he de indicar que cuando alguien se imagina a un funcionario, normalmente piensa en un tipo con cara de pimiento detrás de una ventanilla. Por norma general, la imagen que tenemos del funcionario es la de una persona amargada que se cree por encima del bien y del mal gracias a que cobra un sueldo fijo a fin de mes; una persona que no tiene nada qué hacer pero que, aún así, hace menos todavía. Los chascarrillos sobre funcionarios jugando una partida a las cartas o yendo a tomar un café en horas de trabajo es algo muy habitual. No voy a negar que, dentro del funcionariado, exista un grupo de personajes que le sacan a uno de quicio, pero igual que en otras profesiones. Por eso, las críticas aberrantes que he escuchado sobre los funcionarios en estas últimas semanas me parecen absolutamente injustas (y mucho menos las que han ido saliendo de la boca de algunos de los que nos gobiernan y que hasta ahora me habían merecido algo de respeto).
Hace quince años hice mi primera oposición al Cuerpo Nacional de Policía. Nos presentábamos 3.900 opositores de toda España para 75 plazas. Primero tuve que hacer unas pruebas físicas; aquel año los termómetros marcaban -2 grados, mientras yo tenía que correr 2 kilómetros en menos de 7 minutos alrededor de una pista, hacer 16 dominadas, una prueba de salto y pasar por un circuito como un hámster. El primer examen teórico (60 temas más toda la legislación penal y procesal) duró tres horas; una para la primera prueba, una hora de descanso y otras dos horas para la segunda prueba. El segundo examen también duró 1 hora y era el obligatorio y voluntario de idiomas. Posteriormente tuve que defender mi supuesto ante un tribunal formado por 5 Comisarios con cara de pocos amigos, pasar una entrevista ante 3 psicólogos que casi "me sacan las tripas", superar una prueba oral de idiomas durante una hora, y pasar un reconocimiento médico. Aún así, las cosas no me fueron mal (era la tercera vez que me presentaba), y, gracias a las notas que obtuve, me convocaron en septiembre para pasar dos años en la Academia de Ávila más otros año de prácticas.
Hoy soy Inspector de Policía, y no tengo cara de pimiento cuando voy a mi trabajo. Tengo dos títulos universitarios, dos títulos de la Escuela Oficial de Idiomas, más de 50 cursos de formación muchos de los cuales he pagado de mi bolsillo y otro sin fin de acreditaciones profesionales (lo malo de tanta formación es que nunca podré hacer carrera política, ya que supero la media del Graduado Escolar y la etiqueta de anís del mono que tienen nuestros gestores de la nación). Aún así, nunca soñé con ser funcionario, sino con ser Policía. Nadie me ha regalado nada, solo tengo que agradecer todo lo que soy a mis padres, mi mujer y mis hijos.
Mi sueldo me lo gano yo solito realizando una función que considero absolutamente necesaria y más que digna. Por ello, no tengo porqué avergonzarme ni pedir perdón por ser Policía. Al igual que yo, millones de funcionarios realizan su tarea diaria de manera impecable; bomberos, guardias civiles, maestros, médicos, enfermeros, etc, y todos ellos merecen -como decía Jack Nicholson en "Algunos hombres buenos"- un poco más de jodido respeto.
Siguiendo con mi triste historia y para no desviar la atención de lo que os quiero comentar, desempeño mi función de Jefe de Grupo. Tengo a mi mando a 79 personas y en todo lo que he leído se habla mucho del esfuerzo hasta llegar a ser Policía o Guardia Civil, pero no de lo que te condiciona la vida, las restricciones y la responsabilidad. Como todos tengo la impresión de que vamos a pagar la falta de valentía y corrupción de los que nos gobierna, y la injusticia de todo el sistema que facilita la impunidad de los que delinquen económicamente o abiertamente contravienen la ética, así como dificulta la competitividad del mercado en pro de favoritismos e intereses particulares.
Como os decía, llegar a donde estoy a mi me ha supuesto 6 destinos en unos 14 años, con todo lo que conlleva: gastos, desarraigo, falta de medios para cumplir mi trabajo (más o menos de lo que se quejan los jueces pero yo tengo la obligación y responsabilidad de llevarlo a cabo) la cabeza caliente todos los días, tomando decisiones en dos segundos y en las que si te equivocas hay responsabilidad no sólo penal, sino disciplinaria. (yo no tengo mi trabajo seguro como piensan algunos). El trabajo es lo primero, ya que la seguridad y los problemas relativos de la gente son prioritarios, con lo cual tu familia se quedan, muchísimas veces esperándote, mientras tú te vas de casa por la mañana y vienes por la noche, bien tarde.
En todos los años de servicio he visto todo lo que vosotros nunca veréis y más de lo que nadie debería ver nunca: se como es el olor de la sangre, de un cuerpo putrefacto o quemado. He visto casi cada tipo de muerte que pueda existir y más de las que podáis imaginar y esos olores los recuerdas durante el resto de tu vida; he entrado en un domicilio a detener a dos tíos que miden más que tu y te están esperando con una pistola cada uno; he detenido traficantes de droga (mientras otros se gastaban el dinero de los ERES en comprársela); violadores, he estado en más peleas de las que puedo contar, he aguantado escupitajos, insultos; he perdido amigos y compañeros, he caminado ese largo paseo hasta la puerta para decirle a una madre, padre, esposa, hijo o familiar que su ser amado nunca volverá a casa.
He aguantado la agonía verbal e incluso las amenazas de esa pobre gente que no puede aguantar su dolor y lo proyecta contra la primera persona que puede, el mensajero de la noticia, yo.
He visto el maltrato y la violencia entre personas que un día se prometieron amor, entre padres e hijos, entre hermanos y entre amigos. He visto los actos más crueles y mezquinos del ser humano. He visto la enfermedad y la vejez, he ayudado a levantarse al caído y he socorrido al enfermo.
Si fallo en mi trabajo, o aún sin fallar, puedo ser fácilmente denunciado ante una justicia que no me ampara, poniendo en riesgo mi trabajo, mi familia y mi propia vida. Como un compañero una vez me dijo: "Los policías viven los veinte peores minutos de las vidas de otros". Sí.
He escuchado de amigos y familiares cómo "la Policía no hace nada",  cómo "nos quedamos con droga", cómo "maltratamos y torturamos a los detenidos" o cómo "llegamos tarde a propósito".
He visto a mi esposa escatimar y arañar intentando sacar adelante a dos niños con el sueldo de un policía. He visto a mis hijos aguantarse cuando se dieron cuenta de que no podía ir a sus actos escolares porque "Papá no tiene un horario normal". He visto también a mis hijos llevar una carga que no deberían haber llevado, cuando uno de sus compañeros o amigos ha dicho que "Todos los policías son unos hijos de puta y deberían estar muertos". A eso no hay derecho.
He trabajado noches, fines de semana y vacaciones, noche vieja, navidad y hasta el día que tuve mi primer hijo, mientras tu estabas cómodo y seguro en tu casa con tu familia. Mi familia completa caminó sin mí demasiado tiempo. demasiado tiempo.
He visto las caras de niños que estaban perdidos y que mis colegas y yo tuvimos el privilegio de devolverles a los brazos de su desesperada madre. He visto hemorragias que he sido capaz de parar, corazones a los que he sido capaz de dar una segunda oportunidad para volver a empezar y a las víctimas del crimen que mis camaradas y yo hemos sido capaces de proteger.
Tengo grabadas en mi mente las caras de las personas cuyas vidas mis compañeros y yo salvamos. Sí, tengo historias de éxito y de fallos. Tengo noches en las que no puedo dormir, simplemente porque veo las caras de los que no pude ayudar, porque no llegue a tiempo o simplemente porque pienso en un "y sí." para cada caso en que fracasé. Y si usted nunca ve una milésima parte de esto, es porque la policía nacional no ha hecho bien su trabajo.
Y en todas esas ocasiones siempre he estado el primero, nunca he escurrido el bulto y mis compañeros lo sabían, conmigo estaban tranquilos y aprendieron que a mi lado mi chaleco pararía las balas y golpes que fueran dirigidas contra ellos. Mi teléfono particular (yo no tengo teléfono ni Ipod oficial como los políticos) esta disponible las 24 horas del día los 365 días al año, puede ser que porque tenga un plus de responsable y me guste dar ejemplo y está claro que la gente me lo agradecerá ALGUNAS VECES, pero SIEMPRE me sentiré satisfecho.
A pesar de todo lo que os he contado, os quiero decir que no le llego ni a la suela del zapato a muchos de mis compañeros que han tenido que sufrir y padecer en esta profesión veinte veces más que yo.
Algunos días la gente se acerca a mi para preguntarme qué es lo que pueden hacer cuando un ladrón se mete a su casa o si puedo ayudarles en tal o cual gestión en la Comisaría, aunque nunca me preguntan si ya he comido o cómo me hice el arañazo de la cara, o cómo es que trabajaba el día de la romería si era domingo.
Nunca me he arrepentido de matricularme en su día en la carrera de derecho, y luego renunciar a conseguir un trabajo con horario de 9 a 3 y un mes de vacaciones, un trabajo con pagas extras, cesta por navidad y una vida corriente. La vida que querían mis padres para mí, la vida que quiere todo el mundo.
Pues muy bien Sr. Presidente del Gobierno; yo soy uno de esos 2.600.000 funcionarios a los que ustedes, los politicuchos, han decidido rebajar el salario en alrededor de un 5% , congelar el mismo para el 2011, y quitarnos la paga extra de navidad, en tan solo 24 horas. después de que uno de sus secuaces (Cristóbal Montoro) nos echara a la gente encima diciendo que "al país no le conviene la imagen de que con aprobar una oposición ya se "tiene todo hecho", ya que el examen debe ser la forma de acceder a un puesto de trabajo en el que hay que "cumplir todos los días". (Tranquilo Sr. Montoro que con estos recortes la crisis ya se ha solucionado y la gente es más feliz, joder, se han puesto ustedes a la altura intelectual de Zapatero, Pajines, Blancos y compañía. Esperábamos algo más de ustedes).
No sé cuantos de todos esos bisoños asesores que tiene usted le habrán aconsejado decidir una medida tan drástica, o si por el contrario, lo ha decidido usted solo aplicando los conocimientos de economía adquiridos en una de esas dos clases que a usted le resultaban suficientes para saber "todo" lo que tenía que saber del tema. En cualquiera de los dos casos, tengo que mostrarle mi más absoluto desacuerdo por tal decisión, entre otras cosas, porque los funcionarios del CUERPO NACIONAL DE POLICIA llevamos ya mucho tiempo, demasiado, siendo maltratados y humillados por todos los gobiernos que hemos conocido.
Llevo más de 15 años dependiendo del Ministerio del Interior (ya ve que son cuatro días, pero el triple los que muchos están de presidente). En todo este tiempo, los "Policías Nacionales" hemos sufrido congelaciones salariales en más de una ocasión y numerosas subidas por debajo del IPC, maltratándonos económicamente en relación a otras Policías Locales y forales.
Si bien este hecho por sí solo ya es bastante frustrante, lo es más aún el estar siendo siempre señalados por la sociedad, incluso por miembros de los distintos gobiernos (entre ellos el suyo), por haber cometido el "delito" de preparar unas oposiciones quitando tiempo de nuestras vacaciones, de nuestra familia, de nuestro descanso, para tener un "empleo fijo", que tampoco lo tenemos. El tener que escuchar de distintos sectores, de la prensa, etcétera, que el dinero de los impuestos de los ciudadanos sirve para que nosotros comamos (como si nosotros no pagásemos impuestos) sin que ningún responsable de los distintos gobiernos haya dicho nunca una sola palabra en defensa nuestra, en defensa de "sus" propios empleados.
Y todo este esfuerzo ¿para qué? Pues para cobrar menos que hace cuatro años; para que después de esta bajada, la congelación del año que viene y las subidas que ya adivinamos futuras, tardemos no menos de otros cinco años en volver a cobrar una cantidad similar a la que hasta ahora cobramos.
Sr. Presidente, puede estar seguro que daría por buena esta medida si fuese acompañada de otros gestos. Por ello y como decía anteriormente, a los policías nos gustaría percibir gestos, por ejemplo:
- Explicar cuál es la realidad de nuestros salarios, que muchísimos grupos A de la Administración (después de durísimas oposiciones y horas de estudio) ganan menos de lo que han ganado encofradores, fontaneros, electricistas, aparejadores, arquitectos, camareros, etcétera, colectivos que durante la época de bonanza han ganado cantidades que nosotros ni soñamos podamos llegar a percibir.
- Explicar que los policías tenemos controlado desde el primer hasta el último euro que ganamos, que no cobramos en negro, que no defraudamos a Hacienda.
- Explicar que los policías, tanto si ganamos más como si ganamos menos, no vamos a ver incrementadas nuestras jubilaciones, pues estas están fijadas en función de la categoría profesional.
- Explicar nuestra pérdida de poder adquisitivo desde hace 20 años.
- Explicar que o bien han fallado todos sus asesores o bien usted ha hecho caso omiso de sus opiniones; en cualquiera de los dos casos ¿para que los quiere? Seguramente se ahorraría también mucho dinero.
- Explicar la cantidad de contrataciones con empresas externas en las que ustedes meten a sus enchufados cuya única habilidad es tener el carné del partido político de turno y cuyo coste por persona es superior al que se produciría de pagar a un funcionario.
Sr. Presidente, antes o después usted se irá, sus asesores serán sustituidos por otros asesores, sus ministros le acompañarán y curiosamente, muchos grandes empresarios de los que ahora critican su gestión, les ofrecerán jugosos contratos y puestos directivos en sus empresas, como suele suceder con los políticos que se retiran. Entonces todas sus necesidades estarán cubiertas con creces. Además tendrán la seguridad de ser beneficiarios en su día de la máxima pensión posible simplemente por haber estado siete años de diputado. Y nosotros los policías seguiremos ahí, en la puta calle intentando hacer bien nuestro trabajo, recibiendo y encajando los dardos emponzoñados de los que nos quieren hacer pagar por delitos que no hemos cometido. Y sabremos que nuestra edad de jubilación se habrá incrementado. Y nos volverán a congelar el salario. Y volverá a haber un período de vacas gordas en el que unos cuantos (o muchos), ganarán muchísimo mientras que nosotros seguiremos intentando preparar una oposición para tener unas remuneraciones más dignas. Y volverá otra crisis... y nos volverán a hacer responsables de la misma aquellos que la han provocado. Y seguiremos esperando que alguien tenga un gesto con nosotros. Alguien que ya no será usted. Usted ya perdió la oportunidad, como tantas veces, de demostrar esa tan cacareada "responsabilidad" (su predecesor lo llamaba "talante").

LA ESCUELA DE FÚTBOL DE TRUJILLO

Esta carta responde a una enviada por el padre de uno de los niños de la Escuela de Fútbol, que decía lo siguiente:

El entrenador de fútbol de los Benjamines C de Trujillo (Antonio Alvarado Solís) ha echado a mi hijo del equipo, por no ser competitivo y estar a años luz de los de mas, según él. Como pienso que con 9 años lo que se les tiene es que motivar por el deporte, no hacerles llorar. Creo que no está federado, pero me gustaría saberlo, porque a entrenadores como este, que solo piensan en hace niños competitivos no se les debería dejar trabajar con menores y quitarlos la ilusión de poder jugar. 

Atentamente un Padre

José Joaquin Muñoz Mateos

Respuesta:

Desde hace unos días se están vertiendo una serie de acusaciones contra mí en relación a mi trabajo realizado en la escuela de fútbol a lo largo de esta temporada a las que yo no he hecho mucho caso, pero entiendo que todo tiene un límite y cuando se utiliza la mentira como único argumento uno siente la necesidad de defenderse aunque más que defenderme me gustaría argumentar los motivos que me mueven a trabajar con niños:

En primer lugar mi pasión por el fútbol, deporte al que llevo vinculado desde que tengo uso de razón y del que nadie va a conseguir separarme nunca, lo que no ha conseguido mi mujer en 12 años no lo va a conseguir otra persona por mucho poder que asegure tener. En segundo lugar por mis dos hijos a los que les gusta este deporte y por los que voy a luchar por darles esa estructura deportiva que yo no tuve y por transmitirles esos valores que a mi me enseñaron personas que no voy a nombrar y que tanto me han servido en la vida. En tercer lugar por ese grupo de niños con los que llevo trabajando desde que tenían 3 o 4 años a los que les he enseñado a ser un equipo, a ser solidarios, a disfrutar del deporte y por supuesto a ser competitivos dentro de los límites de lo meramente deportivo y a los que jamás podré devolverles todo lo que me han dado. Y por último por todos los niños de la escuela, sobre todo en las categorías base que merecen tener una escuela acorde con nuestra ciudad en la que trabaje la gente del fútbol y donde todo ese trabajo se vuelque en darles una formación deportiva y ética basado en el respeto y el compañerismo donde los únicos intereses tanto económicos y deportivos sean en beneficio de la escuela y que por supuesto el objetivo final sea formar futbolistas para abastecer el equipo de nuestra ciudad pero sobre todo fomentar la práctica del deporte como parte de la educación de nuestros hijos.

Decir también que en este año he podido cometer errores de los cuales pido disculpas y que por supuesto se cuales son mis limitaciones, pero nunca he discriminado a ningún niño por sus condiciones físicas, se que soy una persona competitiva pero siempre he buscado el bienestar de todos por encima de cualquier resultado, otra cosa es que en algún momento no lo haya conseguido. Jamás le he prohibido a ningún niño viajar con su equipo y menos se lo he dicho a él delante de sus compañeros como jamás he expulsado a ningún niño de la escuela ya que no tengo potestad para ello y los que me conocen saben que nunca haría eso, la persona que me acusa de esto sabe perfectamente que miente. Yo también soy padre y sería capaz de cualquier cosa por buscar el bienestar de mi hijo, pero lo que más me preocupa de todo esto es que a veces los padres no somos conscientes de que con nuestros actos a quién realmente perjudicamos es a nuestros hijos metiéndonos en cruzadas sin ningún sentido olvidándonos de lo más importante, los niños. Me siento orgulloso de todos los niños por igual y deseo que sigan cumpliendo su sueño de jugar a fútbol con o sin mí y le estoy agradecido a todos los padres a los no tengo nada que reprocharles sino todo lo contrario han sido mi mejor aval todo el año y espero seguir trabajando por la escuela tanto desde dentro como desde fuera y no escatimaré ningún esfuerzo en intentar que funcione como Trujillo se merece, también espero ver el próximo año a más caras conocidas de nuestro fútbol trabajando desde dentro y a los que espero aportarles mi granito de arena.

Vuelvo a pedir disculpas en todo lo que haya podido equivocarme aunque mi conciencia está tranquila y quiero agradecer el apoyo recibido estos días de mi gente, de mis amigos, del club y en general de la gente del deporte. Mucha suerte a todos.

Antonio Alvarado Solís 

(Monitor Escuela de Fútbol) 


ORGULLO FUNCIONARIO

Carta al inviduo llamado Antonio Beteta, Secretario de Estado de Función Pública


Con sorpresa, estupor y fuera de mi jornada laboral, leo sus declaraciones acerca de los funcionarios y, como le veo muy crecidito, he decidido responderle del mismo modo y comienzo diciéndole que es usted un “mal nacido”, y ahora me explico.
Mi nombre es Agustín González, soy funcionario de carrera desde hace 32 años y presto mis servicios en el Ayuntamiento de Arganda del Rey. Al día de hoy mi salario neto está en torno a 1.150 euros mensuales, gracias a que cobro 10 trienios a 13,47 euros brutos cada uno, es decir, que si quitamos los 134,70 euros de antigüedad, me queda un sueldo pelado de 1.000 euros.
Desempeño las funciones que me han sido encomendadas en función de mi categoría (Antes Grupo E, ahora AP) con la mayor diligencia que mi corto conocimiento me da. Trabajo desde las 8,30 h. hasta las 17,30 h., disponiendo de una hora para comer. También tengo establecido un tiempo para el desayuno dentro de mi jornada de trabajo, que aprovecho, aunque no en su integridad para tomarme un cafelito y un bollo. ¿Sabe por qué? Pues porque es mi derecho. Eso sí, si alguien precisa de mis servicios durante ese tiempo de desayuno, dejo aparcado el cafelito y atiendo el requerimiento sin hacer un mal gesto, porque me considero un profesional íntegro.
Yo no leo el periódico en mi puesto de trabajo, pero para su desconsuelo le diré que si lo leo cuando llego a casa, y con ello aprendo a conocer a individuos como usted y me entero de lo que pasa por el mundo. Yo dedico 8 o 10 minutos de los del desayuno a tomarme el cafelito, en lugar de la media hora que me corresponde. Yo no considero que esté de más en mi puesto de trabajo, ya que soy yo solo para un centro educativo de 24 aulas en el que tengo que encargarme de la apertura y cierre de instalaciones, ejercer la discreta vigilancia, atender y dirigir a las personas que pasan por el Centro, efectuar las operaciones de mantenimiento simple y comunicar con diligencia aquellas que no pueda reparar, controlar el buen funcionamiento de la calefacción, trasladar mobiliario, mantener la limpieza de un recinto de 6.000 o 7.000 metros cuadrados.
Yo no creo que gane mucho, y al salario arriba indicado le remito. Yo no me creo que viva bien y si es así es porque en su momento me supe administrar. Yo no soy feliz en mi trabajo, asisto a él por imperativo legal y porque el salario a fin de mes es el que me hace feliz cuando me lo gasto en lo que me da la gana.
Finalmente, en mi modesta opinión yo no creo que sobren funcionarios. Ahora bien, si lo que usted entiende por funcionarios no son personas como yo, sino individuos puestos a dedo como usted, o como sus amiguitos del alma a los que instalan cómodamente en un despacho en el que no se sabe a que se dedican, con unos sueldos 4 veces superiores al mío, con dietas, con teléfono pagado por la empresa... (yo cuando tengo que establecer una comunicación urgente lo hago con mi teléfono privado y si me tengo que desplazar lo hago con mi coche sin cobrar nada a cambio).
Sus salarios también van incluidos en la nómina del funcionariado y son los que elevan las cifras. Pertenecen por tanto al presupuesto, que no al cuerpo, una pléyade de políticos inútiles como usted, de enchufados y parientes puestos a dedo por usted y gentuza como usted, de militantes del partido colocados en las empresas públicas sin pasar por oposición ni por prueba de aptitud, sino simplemente por el hecho de ser amigos de usted y de personajillos como usted; entonces estoy de acuerdo en que sobran funcionarios empezando por usted y su maestra de ceremonias, la Sra. Aguirre, que fue a la misma escuela en la que aprendió usted a ensuciar la imagen de los honrados funcionarios a los que año tras año nos vienen vilipendiando y reduciendo o congelando el salario hasta habernos hecho casi imposible sobrevivir.
Sobran Eurodiputados. Sobran Ministerios sin funciones, sobran Secretarios, Subsecretarios. Sobran Consejerías, sobra el Senado y la mayor parte del Congreso. Sobran Diputaciones. Sobran concejales con dedicación exclusiva y con las mismas prerrogativas y los mismos sueldos que si fuesen ministros. Sobran coordinadores, asesores y amiguitos del alma. Sobran ladrones que dilapidan el dinero de los administrados o simplemente se lo llevan a su cuenta de Belice, Suiza o Las Caimán. Sobran Gurtels, Emersas, Brugales, Campeones, ERE’s. Sobra su condescendencia con los ladrones que evaden impuestos concediéndoles amnistías fiscales. Sobra su permisividad con los Aliertas, Botines, González, etcétera, a la hora de facilitarles las jubilaciones anticipadas a cuenta del contribuyente, o a la hora de regalarles nuestro dinero por su mala gestión.
Sobran enchufados sin capacidad para desempeñar labores que finalmente tenemos que realizar los “FUNCIONARIOS DE VERDAD”. Sobran dietas, sobran coches oficiales, sobran los guardaespaldas para empleados de telefónica, sobran los sueldos vitalicios de los expresidentes y de los exministros. Sobran los cuadros de los Presidentes del Congreso. Sobran pelotas de goma para asesinar al pueblo. Sobran las fiestas taurinas, las fallas, la Semana Santa y la Iglesia en general. Sobra gentuza como ustedes, que son una lacra para este país, que se llama España.
Por el contrario no solo creo que no sobran, sino que faltan médicos, enfermeras, policias y Guardia Civil, profesores, inspectores de Hacienda y de Trabajo, buenos administrativos para agilizar la atención a los ciudadanos, faltan barrenderos, faltan jardineros y falta un mínimo de vergüenza en individuos como usted.
Por todo ello, no puedo ni voy a permitir que un impresentable como usted ponga en duda mi honradez profesional demostrada a lo largo de 32 años con gobiernos del Partido Comunista, Izquierda Unida, Partido Popular y Partido Socialista, cuando la de ustedes está en entredicho en tanto que lo resuelvan los tribunales correspondientes.
Atentamente.
PARTICIPACIONES PREFERENTES

El juzgado de primera instancia número 13 de Barcelona ha condenado a Bankpyme, entidad absorbida por CaixaBank, a pagar más de dos millones de euros a 31 clientes a los que vendió participaciones preferentes de forma irregular. De acuerdo con la sentencia, el banco colocó estos títulos a particulares, sin advertirles del riesgo que corrían y sabiendo que no se trataba de un producto adecuado para ellos.
El banco no informó de las características ni de los riesgos de las preferentes «ni antes ni en el momento de su compra», así como que no se informó del progresivo deterioro del riesgo de insolvencia de los emisores de esos títulos, todos ellos bancos quebrados.

Bancos y cajas españoles colocaron entre 2008 y 2011 un total de 12.552 millones de euros en participaciones preferentes a particulares. En muchos casos son los ahorros de toda la vida.


Los expertos en finanzas afirman que los bancos no concederán crédito hasta que estén saneados. La cuestión es ¿quiénes pagamos el saneamiento? Por otra parte, los bancos son privados. ¿Por qué debe pasar hambre una familia, sin trabajo, o caer una gran empresa, por falta de crédito, y hay que rescatar un banco irresponsable? Y lo más importante, ¿Cuando los bancos estén saneados devolverán, a quienes engañaron, sus ahorros?


Carlos Gervas de la Pisa


LA MEZQUITA DE CÓRDOBA


La Mezquita de Córdoba fue construida entre los años 780 y 785 por Abderramán I. Doce siglos después, el 2 de marzo de 2006, la Iglesia Católica inscribió el inmueble a su nombre en el Registro de la Propiedad número 4 de Córdoba (tomo 2381, libro 155, folio 198). El trámite costó apenas... ¡30 euros! Tal robo fue posible por dos milagros.
El primero, que José María Aznar cambió la Ley Hipotecaria en 1998 para permitir a la Iglesia apropiarse de edificios de dominio público, aunque sean patrimonio de todos los españoles: basta con que el señor obispo dé fe y certifique que pertenecen a la Iglesia, sin necesidad de notario.
El segundo milagro, que disponer de un edificio de 23.400 metros en pleno centro de Córdoba le sale gratis a la Iglesia: no paga el IBI y tampoco se ocupa de los gastos de conservación.
La entrada en la Mezquita de Córdoba cuesta 8 euros por persona; al año recibe más de un millón de visitantes. No te entregan factura y es dudoso que el dinero recaudado pague impuestos: se considera un donativo y, como tal, está exento de tributación. El obispado de Córdoba dispone de la Mezquita como su absoluta propiedad. También decide quién puede trabajar en ella como guía y quién no. No es raro que haya días en los que se cierre el acceso a los turistas porque hay, por ejemplo, una convención de sacerdotes en su interior. Sin embargo, los gastos de restauración y conservación no los paga la Iglesia: los cubre el Estado.
Desde 1998, la Iglesia ha inscrito a su nombre cientos de edificios, muchos de ellos financiados por los vecinos de cada pueblo o ciudad. Zapatero no cambió la ley en ocho años, Rubalcaba prometió reformarla en su programa electoral. Es improbable que tal abuso lo vaya a eliminar el PP pero, con algo de suerte, tal vez la Unión Europea obligue al Gobierno a cobrar el IBI a la Iglesia, igual que ha hecho con Italia. No es poco dinero.
Que la Iglesia esté exenta de pagar algunos impuestos, un privilegio medieval, nos cuesta 3.000 millones de euros al año, según Europa Laica.
Es una décima parte del déficit que le falta por recortar a Rajoy. ¿Qué les parece?

J.S.E.


POR TONTOS

Da pena ver cómo, sólo cuatro meses después de las elecciones generales, el PP pierde  a medio millón de personas que creyeron en el cambio. ¿Nadie se pregunta qué es lo que ha hecho a los andaluces escojer la izquierda, ¿la izquierda que les ha humillado constantemente?

No parece razonable referir una sola causa, y menos pretender que los andaluces buscan lo peor para si mismos.

Muchos pensamos que esta es la primera respuesta a la estrategia descafeinada del nuevo Gobierno.  La única razón para que ganen quienes han comprado cocaína con el dinero de los parados andaluces, es que los españoles no están convencidos del cambio. No creen en el Gobierno de Mariano Rajoy.

Es lógico. No nos ha presentado un plan convincente, y ha incumplido promesas importantes para un ciudadano normal, como la de no subir los impuestos. También ha subido la gasolina y la luz. ¿Para esto renuncié yo a la izquierda? Pensarán. Para esto me quedo donde estaba.

El señor Rajoy presume de no hacer valer su mayoría y de buscar el consenso con el resto de fuerzas políticas. Es como si un padre de familia presumiera de buscar el consenso de la suegra, de los cuñados y del resto de la familia política para alimentar a sus hijos.  

Señor Rajoy, hoy he leído un SMS que refleja a la perfección la triste realidad: Habéis olvidado los valores que ilusionan. No ha ganado la izquierda. Ha perdido el PP. Habéis perdido por blandos. Por cobardes. Por ir con medias tintas. Por no parecer muy de derechas. Por tontos.

Carlos G.P.

TRECE AÑOS
 

Mis padres me dejan salir a dar una vuelta con mis amigos los fines de semana, aunque tengo que volver a casa pronto. A veces vamos a Mercadona a por una cerveza con uno que parece más mayor aunque no me gusta mucho. Estoy apuntado a basket. Después de los partidos damos una vuelta comiendo pipas y vuelvo a casa a comer.

En el colegio hacemos visitas a monumentos, asistir a conciertos y conocer pueblos. Mola porque uno lleva tabaco y nos vamos por ahí a fumar. Si llevas chicles de menta casi no se nota. Aunque sólo puedes ir con autorización de tus padres y dinero para el bus.

Algunos chicos de mi clase están super motivados con los pendientes y los piercings, pero como te tienen que autorizar tus padres, sólo se lo han podido meter a tres, y quedan que te giñas. El martes por la noche, mientras estaba jugando con la play, aproveché un momento que mi padre se marchó al trastero para entrar en internet, a ver las páginas más chungas, y casi lo flipo cuando vi que mi padre había puesto un filtro de páginas porno.

Lo más increíble de la semana ha sido que han venido al colegio los de Durex, sí, sí, en serio. Han dicho que podemos hacerlo con tíos, con tías, con lo que sea. Han traído condones para todos y nos han enseñado cómo se pone en un pito de plástico! qué desfase! Ya verás el puro que le van a meter al Director del colegio cuando se enteren los padres.  

C. G

DINERO PEQUEÑO

España necesita crear empleo o se hundirá. Con esta idea, en mayo de 2010, después de ver caer miles de autónomos y pymes, nuestros gobernantes perpetraron la primera reforma laboral. Se hizo con talante, para no ofender a nadie, y así fue. Ni ofendió ni ayudó a nadie.

Sólo cuando estábamos a punto de rompernos la crisma, con la prima de riesgo al borde del infarto, Alemania dijo hasta aquí hemos llegado, se anticiparon las elecciones y cinco millones de manos hambrientas pedían lo suyo a un nuevo responsable.

En una entrevista realizada recientemente a la Vicepresidenta del Gobierno, muchos españoles comprobamos inquietos cómo eludió responder a una pregunta sencilla. Se le pedía que expresara si creía que la nueva reforma laboral ayudaría a los cinco millones de personas en paro. En lugar de responder, dijo que la reforma estaba pensada para que esta situación no se volviese a repetir. El periodista escuchó atentamente la evasiva y, con elegancia, volvió a plantear qué pasaría con los cinco millones de parados. No le contestó.

Desde un punto de vista práctico, la falta de respuesta de la Vicepresidenta del Gobierno nos aclara que ellos no tienen la solución. Y en cierto modo tiene razón. Si ahora nos ofrecieran una reforma laboral perfecta, sería como poner un traje nuevo a un pobre que no tiene para comer. Nos preguntaría “y ahora, ¿Qué quieres que haga?”  seguirá hambriento, como muchos españoles.

El impulso a las empresas debe ser tan fuerte, tan definitivo, que exige algo distinto a una reforma. No se trata de remendar una y otra vez el paño roto, ni de rebozar lo refrito. El momento que vivimos exige un cambio esencial.

Necesitamos una empresa nueva, en la que merezca la pena arriesgar. Los empresarios necesitan dinero, o un ahorro equivalente, y los bancos no se lo van a dar. O el Gobierno ayuda directamente a autónomos y Pymes o seguiremos aprendiendo por las malas: con hambre y paro.

Carlos Gervas de la Pisa


VERACIDAD

La Unión Europea nos  pide que demos cifras de déficit veraces. Los últimos cuatro años de gobierno en España han sido, por decirlo de forma suave, un racimo de medidas tardías, inoportunas y demagógicas. La marca España es sinónimo de falta de seriedad. Los países importantes no nos tienen en cuenta porque hemos traicionado su confianza, y ahora muy pocos se atreven a estar a nuestro lado.

El cambio de Gobierno ha sido fruto del clamor de los españoles, que hemos visto, con impotencia, la ruina de nuestras empresas, nuestro trabajo, nuestro futuro. Mientras nos reuníamos con países árabes para contemporizar con valores ajenos a nuestra cultura, reivindicando una alianza de civilizaciones, nuestros hijos mayores buscan trabajo, y nuestros padres son despedidos sin que nadie haya hecho nada para evitarlo.

El cambio de Gobierno significa nuestra única oportunidad. La única oportunidad de los que quieren abrir una empresa, de los que buscan trabajo, de los que quieren formar una familia y de quienes necesitan dar de comer a sus hijos. Para muchos es la última oportunidad antes de abandonar España, un gran país despojado y humillado. Es una gran oportunidad, Señor Rajoy, que no debemos tirar por la borda.

Debemos ser serios y veraces. No es serio pedir la demora de nuestro compromiso en el objetivo de déficit, como hizo el Ministro Montoro hace pocas semanas. Tampoco da imagen de seriedad que cuestionen nuestras previsiones de déficit para el año 2012.

Señor Rajoy, diga la verdad y cumpla sus compromisos cueste lo que cueste. Este es el cambio que necesita nuestro país.

Carlos Gervás



LA EROSIÓN COSTERA PROVOCARÁ LA DESAPARICIÓN DE LAS PLAYAS DE TRUJILLO (PERU)


Las playas trujillanas fueron declaradas en estado de emergencia desde marzo por el Gobierno Central. Ante esta problemática los ciudadanos integrantes de la Asociación Civil Despierta Trujillo promueven la campaña“Quiero PlaYá” para lograr recuperarlas.
La desaparición de la playa Las Delicias y la erosión en el balneario turístico de Huanchaco generó que un grupo de ciudadanos formaran el movimiento Despierta Trujillo para buscar una solución ante los constantes oleajes anómalos que están dejando a Trujillo sin playas. Es encomiable esta iniciativa porque el deseo de todos idealmente podría despertar el interés de algunas autoridades que potencialmente pudieran hacer algo… pero yo me pregunto: ¿Realmente hay algo que podamos hacer desde la sociedad civil voluntariamente organizada?
Mis mejores recuerdos de las tertulias con los amigos más apreciados, las risas desbordadas de mis hijitas, mi madre gozando los atardeceres, mis largos torneos de paletas, las caminatas matinales, se encuentran ahora debajo del agua; entre la ex terraza de lo que fuera mi casa y los 100 metros de orilla de playa que conocí, todo cual residuos del Titanic están en el fondo de mi memoria y debajo de agua salada.
Entendiendo ese sentimiento común se espera que todos nos concienticemos ante este daño ecológico y nos unamos en mismo clamor de esperanza, pero nuevamente me pregunto si hay algo por hacer, algo técnicamente y económicamente posible frente a las inmensas necesidades de la comunidad en justo reclamo a las autoridades.
El pasado mes de noviembre, admirables trujillanos realizaron la manifestación “Quiero PlaYá” por las calles para buscar soluciones, liderados por una gran figura local como es Max Berendson Loyer, quien, desde la declaratoria de estado de emergencia por parte del ex gobierno aprista, lideró el emotivo movimiento, extendiéndose la campaña a ilustres pobladores del vecino balneario de Huanchaco. Los integrantes de este grupo tienen como objetivo principal despertar el interés de las autoridades para lograr hacer algo por salvar las playas y el borde costero.
Ya no es una evocación de la memoria colectiva, es un clamor que debería ser compartido por todas las generaciones, especialmente las que no conocieron la belleza de los balnearios que evocamos quienes pasamos los 40, porque como bien menciona Max, tenemos que asumir un cambio de actitud no sólo los trujillanos, entendiendo el peligro que representa no tener playas, ya que consigo trae una serie de problemas sociales, comerciales, turísticos y ecológicos.
Como Trujillana que soy, en todos los sentidos, me encantaría que la máxima autoridad de una mirada a esta amenaza silenciosa que atañe no sólo a mi ciudad y que observe el triste panorama, procurando brindar soluciones para evitar que la erosión costera forme en el futuro parte de la memoria colectiva de los niños y jóvenes de esta década

Cecilia Cerdeña

GERENTE GENERAL DE GRUPO SIGLO PERÚ



AUN QUEDA GENTE DECENTE


Cuando José María Aznar y varios más nos dictan al común de los ciudadanos una lección de indecoro e insolidaridad, cuando nos enteramos que María Dolores de Cospedal gana al año 241.000 € con el cobro de tres sueldos públicos y la Pajin otro tanto por el estilo, cuando sabemos que el presidente de la Diputación de Castellón no tiene mas remedio que declarar un patrimonio de 3,9 millones de euros cuando hace cinco años NO declaraba ninguno, nos enteramos que, de manera totalmente accidental, se ha sabido que hace siete años, Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex parlamentario, argumentando que “con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante”. Genio y figura. Julio Anguita viene a demostrarnos que el dicho populista de “todos los políticos son iguales” no se verifica, al menos en su totalidad. Que hay distintas formas de ser y estar en la política, de entender los compromisos éticos y ejemplarizantes de un cargo público y que la erosión que afecta a nuestra moral pública tiene un freno.
No todo es poder y dinero. Tengo la fortuna de ser amigo personal y haber sido de un equipo de gobierno de Julio. Conozco la sobriedad espartana de su espíritu. Sé que en pocas personas se verifica una mayor consecuencia entre lo que dice y piensa y su modo de vida. Nunca había acabado de entender por qué considera un punto de felicidad dormir la siesta en verano sobre una manta tendida en el suelo, ni por qué su mayor consideración del lujo y del ocio es jugar una partida de dominó al atardecer, cuando está de vacaciones. En esta dura mitología del capitalismo, Julio juega contracorriente. Y su compromiso consigo mismo y con la sociedad, gana.
Julio Anguita hace suyo el lema de Ghandi de “vivir sencillamente, para que los demás puedan, sencillamente, vivir”. Y desde su antisimetría con el político al uso nos aporta soluciones a nuestros graves problemas con la ética y la estética del cargo público.
Maestro vocacional, traslada la pedagogía a cualquier escenario, y cuando la acción política diaria, quema y unta, Julio la quiere convertir en lección a pequeña y gran escala.
Los ideólogos y profetas de la modernidad, reunidos en torno a un gran medio informativo nacional, pensaron que lo invalidaban para la política cuando acuñaron aquello de “honrado pero desfasado”. Su huella llegó hasta el Parlamento en voz de algún replicante “moderno”. ¡Bendito desfasamiento!
Es decir, exentos de las jactanciosas modernidades de los políticos pendientes de la dieta, la nómina y el futuro cargo en el Consejo de Administración de cualquier sucursal del Gran Capital, Julio Anguita, sin contárselo a nadie, y mucho menos a esos sistemas mediáticos que encumbran la vulgaridad y el populismo, le había dado una soberana patada en el culo al sistema. ¡Métanse su degradante paga vitalicia donde les quepa!
¿Porqué no seguirán su ejemplo otros?
Esto también lo hizo la cantante griega Nana Mouskouri que estuvo en política, hasta llegó a ser la representante de Grecia en el Parlamento Europeo y viendo la situación que se avecinaba en su país hizo lo mismo.
Que pocos actúan así, contados con una mano y sobran dedos.

Lucas León Simón




LAS VENTAJAS DE SER INMIGRANTE
Trabajo en el INEM (hoy SPEE). Os quiero contar una pequeña anécdota para que ilustre otro de los disparates que ha llevado a España a estar como está. Atiendo a un señor, sus rasgos denotan que es de origen marroquí. No habla español, practicamente nada. Le pido la identificación y oh, no tiene NIE, tiene DNI.; está nacionalizado. Rápidamente me pregunto cómo una persona que está nacionalizada, no sabe hablar castellano. Y no es porque sea marroquí de nacimiento, es que me asombra cómo se puede vivir 10 años en un país y no aprender el idioma, al menos para mantener una conversación, y mucho más, como se llega a obtener la nacionalidad. Seguimos. Observo su vida laboral y comienza el alucine. El hombre trabajó en su día un añito, prácticamente justo, de forma más o menos seguida, en bastantes empresas, en muchas termina por baja voluntaria. En una de ellas genera situación legal de desempleo (es despedido) y con el año raspado solicita paro. Bien, 4 meses de contributiva. Al agotamiento, subsidio con cargas familiares (residentes en Marruecos) y mayor de 45 años, 24 meses de subsidio. Tras cobrar el subsidio, milagrosamente, y tras estar 28 meses (casi dos años y medio) como demandante de empleo, parado, oh milagro, se coloca al mes de terminar de cobrar. Vuelve a trabajar de forma más o menos seguida en distintas empresas, en algunas de las cuales termina con baja voluntaria y tal. Misma dinámica laboral: 2 meses por aquí, 1 mes nada, 3 meses por allá... Y he aquí que el hombre junta justito 180 días, qué milagro. Pues hala, subsidio de cotización insuficiente con cargas, 21 meses. Tras el agotamiento, cobra el Prodi: 6 meses más de subsidio. En todo ese tiempo ni una colocación, nada, ni un trabajito. Entre medias, el señor se ve que pidió la nacionalidad y se la dieron. Bien, ahora, tras cobrar todo lo cobrable, se larga a otro país de la UE, con su condición de ciudadano comunitario.
Una reflexión: este hombre ha venido de otro país, supuestamente, a buscarse la vida, ha trabajado año y medio, y se le ha dado 55 meses de prestaciones por desempleo, más de 4 años y medio, y la nacionalidad. Cuando estaba cobrando prestaciones ni siquiera se ha molestado en aprender castellano. Juro que el caso es verídico. He visto algún caso más bestia todavía, pero esto ha pasado esta misma mañana y he alucinado.
Así nos va. Igual de vergonzoso es la situación con los casos que llegan con nacionalidades de nacimiento que buscan la misma dinámica de trabajar lo justito para generar derecho. La cosa es que todo es legal, al señor no se le puede decir ni mu. Si a esta picaresca, nacional y extranjera, se le añade el resto de problemas del país...
¡Que circule esta noticia, a ver si llega al lugar adecuado y se le pone remedio a esta barbaridad! Y mientras tanto los nuestros, esperando si pueden tener suerte y les cae una ayuda. Tanto a los jóvenes que terminan sus estudios que muchos de ellos tienen que emigrar a otros países, como a los jubilados que pasan penurias para llegar a fin de mes, después de estar cotizando 40 años o más.Un saludo de un indignado (creo que con razón suficiente).

Toni


LA IMAGEN DE FRANCISCO PIZARRO EN PERÚ

Manuel Luengo

Hace unos años, presidía la Plaza de Armas de Lima, pero por razones políticas, un Regidor de la ciudad, decidió quitarla de su enclave y la trasladó a un nuevo jardín detrás del Palacio Presidencial; donde la puso casi a nivel de suelo, sin ninguna inscripción que diga que representa a Francisco Pizarro, fundador de la ciudad de Lima. Las personas que la ven, no saben de quién se trata, pues solamente sirve de decoración. Creo que sería muy conveniente que, tanto el Excmo. Ayuntamiento de Trujillo como la Fundación Obra Pía de los Pizarro, reclamaran a la ciudad de Lima, que graben en el pedestal la inscripción: FRANCICO PIZARRO, fundador de Lima.

Es paradógico que  hicieran desaparecer la estatua de Pizarro de la Plaza de Lima, donde también está la Catedral, en la cual se encuentra el elegante y bonito Mausoleo de nuestro insigne paisano Francico Pizarro.

La verdad, me sorprendió por lo grande y bien situada que está la tumba de Pizarro en la nave principal de la Catedral.



CARTA DE UNA FARMACÉUTICA INDIGNADA

Me dirijo a usted para explicar lo que está sucediendo en las farmacias españolas. Creo que es necesario que esto se sepa porque, por lo que he podido comprobar hay una estela de secretismo en relación al tema de la Sanidad Pública y los inmigrantes.
Pasa lo siguiente: yo soy farmacéutica y en mi farmacia detecto desde hacer varios años ya muchísimas recetas que los inmigrantes ¡No pagan! Si, si como lo estáis leyendo.
Lo explico: cuando uno de nosotros, español de toda la vida, va al médico, le extienden una receta con la modalidad de beneficiario normal o beneficiario titular o si está jubilado pensionista titular. Eso quiere decir que se ha cotizado a la Seguridad Social.
Pero los inmigrantes reciben recetas con las modalidades siguientes: Extranjero titular sin recursos, solicitud de extranjero sin recursos, fármaco gratuito para extranjeros, menor extranjero con fármaco gratuito y lo peor de todo: pensionista extranjero fármaco gratuito mayor de 64 años. Esta última modalidad quiere decir que estos inmigrantes se traen a sus ancianos a recibir atención médica y recetas gratuitas pagadas por nosotros los españoles.
Por otra parte se llevan gran cantidad de medicamentos comprados en la farmacia o regalados a su país y además se jactan de ello.
Daré más datos: yo resido en Majadahonda, Madrid y de lo que estoy hablando lo veo cada día aquí.
Se supone que el Ayuntamiento de Majadahonda es de derechas y el mismo Ayuntamiento está repartiendo vales a moros y sudamericanos para recibir papillas y leches gratis y productos de higiene personal gratis.
Estos individuos, una vez que me dan el vale, se compran cremas de 50 euros con el dinero que no se han gastado porque según ellos y jactándose, los españoles somos todos tontos (Gracias Zapatero). ¡Estoy harta!
Además me han amenazado muchas veces en mi farmacia, pero muchas, y yo luego con el miedo de salir del trabajo a las 9:30 cuando esta gente sabe dónde trabajo y mi horario.
Es indignante y veo que no podemos hacer nada.
Bueno pues ya sabéis porque a los españoles nos va tan mal en la Sanidad, porque todo se lo dan a estos “UnterMenschen”, ya lo veis. Y eso por no hablar de los pisos de protección oficial, los comedores escolares, las guarderías... O sea que yo si tengo un hijo a mí que soy española de toda la vida no me da nadie ni una ayuda y me puedo morir esperando. Para triunfar en España hay que ser moro o sudamericano, gay o bisexual, no saber hacer la O con un canuto y ser un desecho.
Puedo confirmar que todo esto es cierto y que no se habla de ello porque no interesa; respondo a quien esté interesado: farmacéuticos@yahoo.es.
Gracias por su interés y un saludo
Ari


UNA PEQUEÑA INJUSTICIA

Después de varios años con la hora de los jueves a las nueve de la noche en el pabellón de Huertas de Animas, alquilando la hora de por año y pagando religiosamente, llegamos un jueves y un señor con un arco nos dice: "los lunes de 8 a 10 y los jueves de 8 a 10 nos lo ha dado el ayuntamiento". Nosotros nos mirábamos con cara de bobos y sin dar crédito a lo que este señor nos estaba diciendo, nos marchamos dispuestos a enterarnos del porqué de esta repentina decisión.
Creo que, por lo menos, merecemos una explicación por parte del concejal de Deportes, pero no comprendo que un colectivo de 16 personas se vean perjudicados por 4 señores que van a tirar con arcos y que algunos días sólo están uno o dos, según el frio y las ganas que tengan tirar flechas. Además, ponen luces adicionales al lado de la diana, lo que nos lleva a preguntar a cuánto sale una hora de estas a los contribuyentes, ya que ellos no la pagan al ser un club deportivo. 
Parece mentira que en los tiempos que corren siga existiendo el "caziquismo", el "yo ordeno y yo mando" y que la opinión del pueblo no valga para nada. Muchas gracias al señor Julio y al señor Alberto Casero por su gran interés mostrado en este tema, tras estudiar los escritos y las reclamaciones pertinentes. Un saludo.

Javier Mateos Fernández



CONTRA LA TORTURA LINGÜÍSTICA,
UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 50 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña". Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba "El Parvulito", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.
En Primaria estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos "tracas" o "matracas") Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión  y Educación Física. En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te suspendían.
En Bachiller, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía. Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda... Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.
Y.. vamos con la Gramática.
En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte".
Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.
De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", no "residenta”.
Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).
No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales).
Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!
Un saludo.



A CERCA DEL PROGRAMA “COMANDO ACTUALIDAD” EN TRUJILLO


Vaya por delante, director, mi más sincera felicitación a cuantos participaron en la elaboración del reportaje que recientemente ha emitido TVE sobre la Plaza de Trujillo en su programa Comando Actualidad. Mi felicitación, y personal agradecimiento, a María Teresa Pérez – Zubizarreta, don Francisco, Juani y Angelines Plaza, propietarios y dependientes de establecimientos hoteleros de La Plaza. Ellos han sacado adelante un programa que fue emitido en horario de máxima audiencia.
La Plaza de Trujillo compartía espacio con otras de ciudades sobradamente conocidas (Sevilla, Salamanca, Madrid, Barcelona y Granada), lo que no deja de ser un honor convivir con tan importantes localidades.
Pero no así me felicito por el programa en su conjunto. Sin ánimo de levantar polémicas, ni entrar en demasiados detalles, he de lamentar que el guión del reportaje no estuviera a la altura del marco y entorno que se estaba grabando. Ni tampoco su realización.
Lamentable el plano de la Plaza tomado desde el balcón de la casa de María teresa: todo el gran espacio repleto de automóviles. En contraposición del plano tomado desde el balcón de San Martín: la bella Plaza sin automóviles, casi desierta, luciéndose en toda su plenitud.
No había unión en lo que se decía. Saltos de un sitio a otro, sin explicación. Falta de racord, en fin. Esos saltos incongruentes no eran salvados por la locución de la reportera, poco dinámica y nada atrevida en sus palabras, que más bien, parecían improvisadas diez minutos antes del rodaje.
Si algo se dijo fue gracias a las personas antes mencionadas. Porque tanto en locución como en planos, se dejaron muchas cosas interesantes en el tintero: la Plaza centro (principio y fin) de los aconteceres trujillanos, primeros planos de palacios (sólo sacan de lejos el de la Conquista), puerta de las Limas, sede de los Juzgados, arco de Sillerías… añada lo que estime oportuno y sin salir de la Plaza.
Poco tiempo son ocho minutos para enseñar tantas cosas, se puede decir. Pero también se puede decir que con una cámara dinámica y colocada en su sitio, con un guión elaborado con datos obtenidos por un documentalista competente, con una búsqueda de planos interesantes, con encuadres trabajados… ocho minutos de televisión son muchos minutos.
Seguro, director, que habrá más ocasiones, porque Trujillo da para eso y para mucho más. Pero ésta no ha sido la mejor.

Curro Guadiana



LA IDENTIDAD CORPORATIVA DEL AYUNTAMIENTO


Entiendo, comprendo y afirmo, director, que en Trujillo hay mucho por hacer, mucho trabajo por delante y escaso presupuesto municipal para tanto trabajo y, a veces, tan ingrato. Y le aseguro que visto desde la diáspora (aunque me presencia en Trujillo es muy frecuente) se resaltan más algunos elementos que podríamos llamar secundarios, pero no por eso se deben dejar de atender. Por todos estos motivos, vaya por delante que no realizo una crítica, sino una sugerencia.
Me refiero a los elementos de Identidad Visual que, de una ojeada, deben representar a Trujillo de una sola mirada. Y, en principio, me centro en dos.
En primer lugar quiero referirme al escudo de la Ciudad que encabeza todos los documentos del Ayuntamiento, todos los carteles de los eventos o celebraciones en las que participa e incluso la más simple carta que firme el propio Alcalde, los Concejales o los técnicos.
En diversas ocasiones, cierto que con no mucho ahínco, e tratado de averiguar qué motivos llevaron a modificar el antiguo escudo de Trujillo para sustituirle por el actual, realmente poco representativo como elemento principal de la Identidad Visual de la Ciudad. No he obtenido una respuesta medio convincente, habida cuenta de que nadie me ha sabido facilitar datos de los principios o motivos que llevaron a dicho cambio que, en mi opinión, resulta poco adecuado. ¿Costaría mucho volver al anterior, más representativo?
Y en segundo lugar me refiero al photocall ante el que comparecen los munícipes para dar cuenta a la prensa de uno y otro asunto. Realmente caótico el cartel que contiene diversos mensajes sin orden ni concierto. Estimo, y es estimación personal, que el mencionado cartel, con diseño sencillo, debería contener solo y exclusivamente la palabra "Trujillo". De este modo, no habría ningún tipo de confusión.
No creo que fuera difícil  ni costoso la creación de un Manual de Identidad Visual del Ayuntamiento de Trujillo que incluyera,de modo profesional y estudiado, cada uno de los elementos que componen esa Identidad, desde su signo identatario más significativo (el escudo) hasta la tipografía de documentos, carteles, vídeos o cualquier otro soporte que pudiera ser utilizado por el Ayuntamiento.
No es mi intención, director, la publicación de estas observaciones, sino sólo la de comentárselas a usted. Gracias si las ha leído.

Curro Guadiana



EL TRÁFICO EN TRUJILLO


Soy una vecina de Trujillo y vivo a 8 kilómetros de la ciudad, por lo que necesariamente tengo que acceder en mi coche. Cada vez que tengo que efectuar alguna gestión ó compra en la Plaza Mayor ó comercio del entorno, es para mí una aventura poder aparcar. Considero urgente la desaparición de los bolardos que el antiguo Alcalde "sembró" por todas las calles aledañas a la Plaza. No tienen sentido, ha hundido y sigue el cierre de la mayoría de los negocios de dicha zona. Porque yo, si necesito ir a una tienda determinada, en la cual tardo cómo máximo 10 minutos, no voy a dejar el coche al parking, pues tardaría en total 30 minutos, por lo que al final desisto y no voy a determinados comercios de esa zona, en detrimento de los comerciantes.

Me produce una tremenda desolación ver cómo van cerrando todos esos negocios y, en mi humilde opinión, todo ello es debido a la falta de aparcamientos. Comprendo que no se aparque en la Plaza, pero veo absolutamente necesario que se eliminen los citados bolardos

¿Con qué fin se instalaron masivamente? No lo entiendo. Un saludo.


Titina Sanchez-Ocaña

Desde lejos me llegan aquí malos vientos de no sé qué resentimientos y envidias incomprensibles para mí y el rumor me saca de cualesquiera otros escritos y atenciones que me trajera entre manos y me hace escribirte (prevaliéndome también del recuerdo de mis colaboraciones en las páginas virtuales de ese periódico en los días en que por él me andaba publicando algunas cosas al calor de otras leídas en esas mismas páginas ) y si te escribo, no es para rogarte que publiques esta carta en el periódico que diriges, pues carece de interés e importancia pública, sino que habiendo visto que ha desaparecido misteriosamente la mía de la lista de firmas invitadas, a la que ni siquiera pedí ser incorporado, todo hay que decirlo, inexplicablemente sin haber sido avisado de ello, y puesto que no he podido recuperar lo allí escrito, al no encontrarlo en ningún apartado de escritos antiguos u obsoletos, sí te agradecería en cambio que me enviaras unas copias de lo que publiqué para tenerlas en mis recuerdos. Tampoco tiene esto demasiada importancia, pero hay un escrito de Belén de Miguel en contestación a otro anterior mío que, al haber desaparecido, deja al suyo en una situación, a mi parecer, de sinsentido, pues o están presentes los dos o, si se elimina el primero, el segundo queda fuera de lugar al faltarle la causa o motivo que lo inspiró. En fin, si esta carta se publicase en tu periódico, en lugar de arrojarla a la papelera, aunque, repito, no es esa  mi prioridad, aunque mi crítica fuera errónea, la parcial refutación que su publicación constituiría, no carecería en cambio de interés su lectura para las personas que han recibido la misma tristísima impresión que yo.
Gracias por la atención que no dudo que harás, y recibe con ellas mis saludos amistosos.

Juan Sánchez-Escobero


¿QUÉ SE PUEDE HACER ANTE EL PROFESOR, 
QUE TIENE LA SARTÉN POR EL MANGO?

En estos últimos días, somos muchos los padres y madres que hemos acudido al centro donde estudian nuestros hijos, para recoger las notas finales de estos, y curiosamente la protesta era mayoritaria en relación al comportamiento de un determinado profesor con los alumnos. El de matemáticas, ¡claro está!
Mi hija ha estudiado este último curso, 1º de Bachiller, en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, de nuestra ciudad,se ha decantado por la rama de letras, pero en dicho centro solo se ofertan Ciencias, o Letras mixtas, es decir, con matemáticas. En todas las asignaturas ha sacado buenas y muy buenas notas, excepto en esta, que ha suspendido.
Podéis imaginar como ha sido su  disgusto, cuando además se ha pasado el curso entero yendo a clases particulares, para tener un apoyo a lo que no hubiese entendido en la clase del colegio, pero parece ser que esto al "profe" no le gusta, por que cuando comienza el curso, siempre hace la misma advertencia a los alumnos: el 10 es de Dios, el 9 del profesor y del 8 para abajo, de los alumnos (no sé de donde habrá sacado esta frase, pero deja mucho que desear), amén de que también se permite el lujo de decir el primer día de curso, cuantos alumnos de esa clase van a aprobar al final (casi siempre son 4 o 5 y lo lleva a cabo).
No sé que es lo que pretende con esa actitud, pero está claro que no es enseñar a los alumnos a amar las matemáticas. No sé si al ser licenciado en matemáticas, aunque imparta clases en un colegio, está exento de saber como tratar a los chicos-as (pedagogía, que se llama). No sé ni como ni por qué llegó hasta el colegio, pero flaco favor está haciendo a los alumnos tratándoles como les trata. ¿Será que quiere ser "el ogro" del cole?, pues tampoco lo sé, pero el mas odiado , sí que lo es.
Pero no solo le echo la culpa a él, el centro también la tiene. Los alumnos solo tienen la opción de "matemáticas, sí o sí". No hay derecho que el expediente académico de una chica o chico, tenga una nota inferior a la que le correspondería, porque la dirección del centro no quiera contratar a un profesor que les dé una asignatura de letras, que es lo que ellos quieren estudiar, por que para eso han elegido hacer el bachiller de letras,por que no les gusta y no entienden las matemáticas, que se enteren de una vez!!!!!
Seguro que alguien está pensando que por que no me la he llevado a otro centro,pues sí, tienen razón, podía haberlo hecho, pero dada la vinculación de toda mi familia con el colegio, he creído conveniente optar por dejarla allí, aunque mensualmente me cuesta 150 euros. mas 60 de clases particulares, pero a partir de ahora, ya no estudiará mas allí. No se puede soportar tanta prepotencia y tanta soberbia. No se puede pretender hacernos creer a los padres, que suspende matemáticas a nuestros hijos, para estimularles, no se puede consentir todos los años la misma historia. Y digo yo, ¿señor profesor, usted no está harto de oír cosas feas en contra suya? o es que le gusta alardear de que puede demostrar que tiene la sartén por el mango?.
Señor profesor de matemáticas de 1º de Bachiller Ciencias-Letras del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Trujillo: Yo creo que hasta en las tertulias televisivas, es usted un aburrido!!

Puerto Cuadrado Calvo



COMPRAR Y VENDER EN LA UNIÓN EUROPEA

He intentado comprar unas botellas de vino Habla a través de la bodega con el fin de hacer un regalo a un magnate rumano del sector vitivinícola, que no sólo posee una prestigiosa bodega en el norte del país sino que además posee importantes contactos para la comercialización, y también porque durante años, siempre he elegido productos extremeños de calidad para regalar pues considero que con ello ayudo prociono esa tierra que adoro.
El domingo, hablando por teléfono contigo y narrándote las peripecias del pedido, todavía estaba de buen humor y perdonando la falta de experiencia del personal de esta bodega con el trato con compradores extranjeros. Se trataba de vender un “producto nacional” a un extraño en el extranjero. Pero han logrado que se me acabe el buen humor y la paciencia. El simple hecho de comprar algunas botellas de vino a una bodega en Trujillo es demasiado complicado para tus paisanos. Puedes correr la voz y decir alto y claro que si se quiere promocionar un producto extremeño fuera de su entorno de 0,2 km, también hay que tener una mínima idea del mundo restante, o sea, lo que hay más allá del kilómetro 259, o de Trujillo.
No es mucho lo que hay que aprender, pero si conviene saber que vender un producto en la Carretera N-V, km 259, requiere las mismos atenciones (y no más) que venderlos en el conglomerado de Trujillo, en las ciudades de Cáceres, de Madrid, de Barcelona, de Berlín, de Viena o incluso de Bukarest. Todo eso se llama “Unión Europea”, ó más simple aún, “Mercado Único”, donde todos los países tienen el mismo derecho y las mismas obligaciones.
Ya sé que palabras como “derecho” y “obligaciones” son palabras mayores y pueden confundir a cualquiera, y que luego se puede ver obligado a correr para pedir ayuda, pero vender o comprar una botella de vino es tan simple como vender o comprar el pan en una panadería, ya sea en la de la esquina o en la de Mérida. Y desde luego es tan simple como reconocer que si yo no soy capaz hacerlo, debería encontrar a alguien que sepa hacerlo.
Pero bueno, eso era el domingo y lo absolutamente curioso es lo de hoy, 28 de junio del 2011. He descubierto que hay todavía gente/gestores/comerciantes/empleadas y otros cargos, que para enviar 8 cajas + 1 de vino desde Trujillo, N-V, km 259 a Badajoz ¡lo envían a través de Madrid! Hay que ser . . .
Todo este calvario de comprar botellas de vino extremeño lo empecé solamente para promocionar un producto español y sin fines de lucro, pero convencido de que el producto se lo merece. ¡Una pena! Lo lamento, pero entiendo y comprendo cada vez mejor el argumento que muchos utilizan despectivamente de esa España, al borde de Europa, enclavada entre los Pirineos y África, con 5.000 km de aguas con un horizonte sin fin y un poco más.
Gracias por escucharme.


Enrique, un austriaco tonto amante de España





Cartas al director: