LA CIRCULACIÓN EN TRUJILLO

Sr. Director,
Veo con verdadero pavor cómo se ha disparado el tema de la velocidad de coches y motos en Trujillo. Calles estrechas, con escasas o nulas aceras en las que protegerte mientras unos salvajes circulan a velocidades imposibles. Hasta ahora ha habido suerte y no hemos tenido accidentes pero cualquier día de estos tendremos que lamentar.
No se respeta la velocidad y no se me ocurre cómo la Policía Municipal podría controlar este tema y qué podemos hacer los ciudadanos contra semejante peligro.
La calle Domingo Ramos (o Mingo Ramos en su versión post-moderna) es peligrosísima. Estoy harto de hacer gestos con los brazos a los salvajes que circulan a velocidad propia de una carretera comarcal mientras me refugio en la mínima acera que hay en diversos tramos de la calle.
Gracias por publicar esta carta.
CC
Comments