“ SOLO PUEDO OFRECER HONESTIDAD, VALORES, UN GRAN DESEO DE SERVIR A LAS PERSONAS Y MUCHA CAPACIDAD DE TRABAJO”

Fernando Acero, candidato del Partido Socialista Obrero Español a la alcadía de Trujillo ha sido la sorpresa más previsible de cuantas se puedan haber producido en torno a estas elecciones. Era la típica noticia que todo el mundo sabía y nadie se atrevía a confirmar. Finalmente se confirmó y, automáticamente, comenzaron a circular en los mentideros de la ciudad especulaciones en torno a su persona, a sus aspiraciones políticas, sus beneficios colaterales empresariales y un sinfin de injustos chascarrillos que, tal vez, le han convertido en el candidato más controvertido de estas elecciones, y más temido que menospreciado. Hasta tal punto ha sido vilipendiado, que le hemos oído en dos ocasiones pedir unas elecciones “limpias y sin ataques personales ni familiares” y es que las huestes dedicadas a la “fontanería y desagües”de otros partidos han estado muy ocupados en poner a circular todo tipo de maldades sobre Acero.


De todos modos, parece que lo ha soportado con dignidad y sin fisura alguna. Es obvio que algunos ciudadanos han olvidado el derecho que tiene cualquier candidato a explicar su proyecto político y sus propuestas para Trujillo. En el caso de Acero, demasiadas personas le han juzgado y condenado sin llegar a escucharle.
Cuando se le escucha a Fernando Acero, cambia la percepción sobre su persona. “Me gusta la palabra `humildad`”, nos dijo al final de la entrevista. A eso le respondí: “hay también que practicarlo”, y es que, realmente, durante sus respuestas dio suficientes muestras de humildad. Se declaró abiertamente y sin tapujos “católico practicante” y advirtió en repetidas ocasiones que no es “político” pero que sabe escuchar y que tiene mucha capacidad de gestión y de trabajo. “Creo que soy un buen gestor; tenemos una pequeña empresa familiar que ha sido mi escuela. Me he curtido en las asociaciones de la ciudad, he aprendido a escuchar y considero que sé dialogar, pactar y llegar a acuerdos”, confesó.


Durante la entrevista, hizo concesiones que cualquier otro político cuidaría mucho de no hacer a un periodista y precisamente, por ese toque de ingenuidad de Acero, tampoco las vamos a utilizar. Y léase ingenuidad aunque perfectamente podría poner en su lugar sinceridad.
A Fernando Acero se le adivina más pasión por Trujillo que ambición política, y más deseo de servir a los demás que de aspiración personal. Está claro que sus adversarios le sobrepasan en cuanto a debate y experiencia política, pero no ha utilizado la confrontación para explicar su programa. A quienes le venimos observando políticamente, nos confundía el hecho de que, en algunas ocasiones, no asumiera coherentemente las malas gestiones de sus antecesores socialistas en el gobierno municipal trujillano y que en otras se sumase al carro de “lo que hemos hecho los socialistas por Trujillo en 28 años”. En este sentido, Acero despejó cualquier duda al respecto: “Por supuesto que no renuncio a la siglas del PSOE, a pesar de que hay ideas que no comparto. Reconozco que se han cometido fallos y los asumimos, porque los vamos a heredar. Pero también digo que nosotros, el equipo que encabezo, no los hemos cometido. Soy muy autocrítico y no renuncio a los errores cometidos por mis compañeros; también hay cosas que se han hecho bien, pero tengo que dejar claro que los fallos no los he cometido yo”.
Hablar de Urbanismo es hablar, en primer término y necesariamente, del centenar de viviendas ilegales que se han construido en Trujillo. Acero reconoce abiertamente que el urbanismo en Trujillo no ha funcionado bien y que esas viviendas ilegales están ahí y que habrá que legalizarlas, que presenten sus proyectos, que se gasten el dinero y paguen”.


Según el líder de los socialistas no puede ser que una licencia de obras tarde 3 meses en responderse en el Ayuntamiento de Trujillo. “Nosotros proponemos que haya una respuesta en 15 días, para las obras menores, y un plazo de 2 meses para las obras mayores. Si es necesario aumentar el personal en este departamento municipal o reconvertir el que hay, pues habrá que hacerlo”, aseguró.
En este tema, Acero se muestra a gusto, porque lo domina, porque es su profesión y reitera que el Departamento de Obras municipal no funciona bien. Así comentó que acometer las obras para el arreglo de la muralla es urgente y añadió que en la actualidad hay muchas obras que se están haciendo ilegalmente en Trujillo. También considera que se han hecho demasiadas modificaciones a las Normas Subsidiarias en pocos años y que habría que convocar un comité de expertos para diseñar el modelo de ciudad. “Es muy fácil pedir un Plan General de Urbanismo, yo también lo quiero, pero eso cuesta más de 300.000 euros. Hay que controlar minuciosamente las obras que se hacen en la ciudad y saber qué modelo de ciudad es el que queremos. Pero la cuestión es que hay otras muchas carencias: tampoco hay un Plan de Emergencia ni un Plan de Seguridad Vial y son necesarios”, apuntó. También con respecto a las licencias dijo que hay que ser rigurosos y que no se pueden dar arbitrariamente o “por amiguismo”.


Y hablando de “amiguismo” en las obras, era obligado hacerle al candidato socialista la pregunta del millón: que si en el supuesto de ser alcalde, daría las licencias a quienes compraran los materiales de construcción en su empresa. Contestó serio pero esbozando una sonrisa: “Hace mas de un año que no vendo ni un ladrillo al Ayuntamiento y tampoco quiero, porque la factura la he cobrado hace un mes”.
Acero sostiene que este asunto no es complicado, pero que nosotros mismos lo hacemos complicado. Insistió en que hay que diferenciar entre lo público y lo empresarial “ yo no creo que porque sea empresario deba renunciar a ser alcalde. No tengo ninguna relación comercial desde hace un año y no se me pueda achacar nada en absoluto. Desde luego, mi premisa y mi prioridad es la transparencia.
En línea con estas declaraciones le preguntamos si se pondría sueldo y con naturalidad, Acero contestó: “por supuesto que sí, pero siempre que sea moderado. Hablo de un sueldo que no supere los 2000 euros; lo que cobra actualmente la alcaldesa y creo que eso es suficiente. Pero también ofrezco dedicación exclusiva, porque considero que hay que estar en el Ayuntamiento; el ciudadano quiere que le escuchen y que le solucionen sus problemas y si es el alcalde en persona mejor. Yo tengo esa vocación de servicio hacia los demás y apuesto porque los políticos deben cambiar su actitud hacia el ciudadano. Una vez que gobiernan se olvidan de que tienen que escuchar y servir a las personas”, explicó concienzudamente.


PERSONAL
Este tema peliagudo tampoco se le escapa al cabeza de lista del PSOE trujillano. Es consciente de la urgencia de una revisión de los puestos de trabajo en el consistorio y analizar conjuntamente las necesidades laborales. “No vamos a despedir a nadie, porque a lo mejor descubrimos que este personal es insuficiente: por ejemplo, es necesario un programador que ponga al día la intranet y el acceso total de los servicios municipales a los ciudadanos mediante las nuevas tecnologías. Asimismo, insisto en que el Departamento de Obras no está funcionando bien y es posible que requiera mas personal”, argumentó.
Desde luego, lo que Fernando Acero tiene muy claro es que hay que prestar un buen servicio al ciudadano y si eso requiere personal pues habrá que ponerlo. En este ámbito, aseguró que no pensaba renunciar a un sólo céntimo que proceda de donde proceda para contratar personal “ porque redundará en un mejor servicio a los trujillanos”.


JUVENTUD
El líder socialista está convencido de que Trujillo tiene todos los mimbres para salir de la crisis y apostó decididamente por los jóvenes: “no tienen por qué marcharse de Trujillo; tenemos que ayudarles a acceder su primer empleo. Tenemos que escucharles para saber qué es lo que quieren y qué necesitan de su Ayuntamiento”, afirmó.
Se refirió ineludiblemente al ocio nocturno, porque reconoce que es un problema, y propuso un ocio responsable y acorde con lo que los jóvenes quieran. Habló también de un eje joven que comprendería desde la plaza de toros, San Lázaro, y hasta el antiguo silo, donde se está construyendo el espacio joven porque tiene un poco de todo: instalaciones deportivas, naturaleza y un centro de ocio. Tampoco descartó habilitar en esa zona un espacio para que los jóvenes puedan celebrar el botellón, con servicios, iluminación y unos horarios establecidos.

INFRAESTRUCTURAS
Es evidente, y además lo dejó muy claro Fernando Acero, que lo primero son las personas y que su prioridad es el empleo. “Los edificios son importantes, pero las personas lo son más  aún y ahora tenemos que prestar más atención a cuestiones como el empleo o la política social con más énfasis que a otros como el turismo o patrimonio” subrayó con rotundidad.
El cabeza de lista socialista opina que si se habla de empleo se habla de jóvenes, de mujeres y de personas y al mismo tiempo, se refirió a a las necesidades de infraestructura que tiene la ciudad: entre ellas, la Oficina de Turismo, cuyo estado calificó de lamentable.
Con respecto al mercadillo de los jueves afirmó que si Trujillo apuesta por el progreso y por el crecimiento, eso es incompatible con mantener el mercadillo de los jueves en su actual ubicación. Lo mismo ha ocurrido en otras ciudades y ha sido necesario reubicarlos en lugares mas adecuados.
“He hablado con la gente y con los vecinos de esas calle y están soportando lo indecible. No es de recibo que esas familiar sufran esta situación; hay que cambiarlo de sitio. Es inútil volver a hablar de lo que ocurriría en el supuesto de una urgencia, como ya ha pasado, o en una emergencia o una evacuación. Es de sentido común llevar el mercadillo a otro lugar”, explicó.
Cuando le preguntamos si era partidario del aparcamiento no tardó en emitir su respuesta negativa. Dijo que no era partidario, más aún cuando sabemos cómo de maravillosa es la plaza sin coches, pero al mismo tiempo habló de alternativas y de propuestas que pasan por regular el tráfico, buscar zonas de aparcamiento en las calles aledañas o modificar la señalización y el tráfico rodado desde una perspectiva más práctica.
Anunciamos la entrevista con Acero en el Facebook y en el transcurso de la misma, recibimos la pregunta de una usuaria: “¿Se acuerda usted del Pago de San Clemente?”. Acero respondió: “Claro que sé donde está el Pago y reconozco que es el último sitio donde siempre se hace cualquier actuación o cualquier obra y que están un poco olvidados. Nosotros sí lo tenemos en cuenta al igual  que los otros núcleos urbanos, como no podría ser de otro modo”.


Y hablando de muchas cosas, descubrimos que al final, el candidato al que habíamos entrevistado tenía poco que ver con el que habíamos recibido dos horas antes. En efecto, al comienzo de nuestra charla percibimos una actitud un tanto a la defensiva o, tal vez, es posible que su impericia y un cierto nerviosismo reflejara erróneamente dicha actitud. Lo que sí es cierto es que concluimos las dos horas de charla con la sensación de haber buceado en lugares recónditos de los cimientos de este líder y de haber descubierto, al menos, a una persona honrada y con ganas de trabajar. No hubo renuncios en los que recalar porque en ningún momento fue obtuso ni reservado.
Quedamos convencidos de que respondió a las cuestiones planteadas con una sinceridad llana y en todo momento, dejó claro su impericia política. No tiene claro si ganará las elecciones, como el resto de candidatos, pero admitió cualquier fórmula, mayoría absoluta o relativa o minoría, y siempre reiteró su confianza en la capacidad de dialogar, pero rechazó cualquier pacto de gobierno con otro partido.
“No soy político, yo respondo desde el corazón porque es lo que siento y estoy convencido de ello”, repitió en varias ocasiones y era verdad.
Sería realmente prolijo hablar de los detalles de su programa; preferíamos hablar de las grandes cuestiones y del perfil del candidato a escribir la relación de promesas que contiene su propuesta. Eso se puede consultar en la página  http://www.psoe.es/ambito/trujillo/news/index.do


Entrevista Angel Guerra - Foto Chuty para La Opinión - mayo 2011

Entrevistas con los candidatos - Elecciones 2011
..........................................


Comments