LA IMPORTANCIA DE APRECIAR LO QUE TENEMOS


Viendo la sequía tan tremenda que padecemos, creo que ha llegado la hora de que el Consistorio tome medidas. Si yo mandara algo en este pueblo, ya las habría tomado. Y es que es doloroso ver a unos y otros abriendo el grifo y mal gastando el agua, como si no se fuera a acabar nunca.
Unos lavando los coches y que, seguramente, en todo el año no lo han llegado a lavar y se les ocurre hacerlo ahora, justo cuando mas aprieta la sequía y debemos de ser conscientes de ello.
Desde siempre hemos sabido que cuando venían estos ciclos de sequía, no se quedaba solo en un año, lo normal era que en un par de años o tres, las lluvias fueran escasas. Nuestros hijos no han conocido el camión cisterna de repartiendo agua por las casas, pero yo me acuerdo perfectamente el agobio que ello suponía. El abrir el grifo y que salga agua a borbotones, no quiere decir que tengas que abrir el grifo a todas horas, lavar el coche todos los días y regar la puerta con la manguera enchufada, en lugar de cómo se ha hecho toda la vida; el agua de fregar la casa, era luego tirada en la puerta para asentar el polvo y punto, no hacía falta gastar más agua, todos éramos conscientes de lo que se nos venía encima, por eso, sabíamos utilizar el agua conscientemente.
Ahora escuchas a unos y otros decir que el pantano esta casi lleno, que nos sobra agua a pesar del tiempo que lleva sin llover, que no se nos acaba el agua en todo el año, etcétera. Y a mí me dan ganas de contestarles, “¡Y una mierda!”, pero me aguanto las ganas, y la verdad es que no sé cómo, pero me aguanto.
En primer lugar se debería de sacar un bando, prohibiendo lavar los coches con el agua del pantano, al que se le viera haciéndolo, multa al canto y cuando se corrieran las voces, algunos escarmentarían y seria agua que ahorrábamos. Si fuéramos como deberíamos de ser, no haría falta decir nada a nadie, saldría de nosotros mismos, pero esto de reaccionar como personas, pasó a la historia hace muchos años y está claro que como no sea dando en el bolsillo de la gente, no hay manera de que reaccionemos.
Desde la empresa del agua, se debería poner un tope de gasto máximo de consumo al particular, y a partir de ahí, investigar dónde está gastando el agua y cobrar cada litro de mas, a precio de oro. Creo que hay algo de eso ya en el recibo, pero en este tiempo de sequia, deberían de bajar considerablemente el gasto máximo, por lo menos mientras dure dicha sequía.
Prefiero eso, a cortar el agua de tal hora a tal hora, eso se demostró siempre que en vez de ahorrar despilfarraba mucha más agua. Todo el mundo llenaba todos los recipientes que tenía en casa, bañeras, baños, cubos, garrafas y todo lo que se pueda imaginar. Al día siguiente, se quitaba el tapón a la bañera, sin haber usado esa agua para nada y se volvía a llenar, por lo que el ahorro que podía esperarse, se volvía en mas consumo.
Es triste andar por el campo y ver pájaros muertos, “aguanieves “sobre todo. Por culpa de la sequía, los alimentos escasean y si las aves no sobreviven, nosotros si no lo hacemos bien, podemos ayudar a que sea más difícil la supervivencia, ahora a muchos les parecerá una tontería, pero yo, con el agua, no juego, ni me gustan que jueguen, por eso le pido al Consistorio medidas urgentes, antes de que sea tarde.

Marcos Suero
Comments