Cristo del 3º milenio

Una alegoría a la nueva llegada del mesías digital que sera
posible con la computación cuántica
.
Esta obra de Chuty.net representa las nuevas ataduras de la gente en un mundo plagado de dispositivos digitales
Los ordenadores cuántico ya estan aqui, muy pronto la computación alcanzara limites insospechados y podremos ver como se materializa un nuevo dios, un ente que todo lo sabe.


Ya han pasado diez años de los contenedores de arte en Extremadura.

Cristo del 3º milenio

Una alegoría a la nueva llegada del mesías digital que será posible con la computación cuántica.

Yo hice la instalación “El cristo de la tecnología” en Trujillo, jamas pude recuperar mi obra, es muy posible que acabó en la basura.

Para mi que mi escultura sea arrojada a la basura y destruida es algo que trasciende el arte, una experiencia parecida a la que vino a buscar el hijo de dios.

Qué mejor final para un cristo tecnológico que ser traicionado por el Judas moderno, sufrir en la cruz dos mil años después el mismo destino cruel.

El arte en esta tierra se enfrenta a la apatía, la incredulidad y el desdén de los romanos que todavía llevan el mando y se rodean de mediocres para perpetuar su legado y su poder. El arte aquí es el enemigo incomprendido al que hay que dejar un hueco si su mensaje es plano y no molesta.

El ARTE transgresor, el que se agarra a los cojones y te revuelve la mente, tiene que ser crucificado y quemado en plaza pública. el arte incomprendido ha de ser lapidado y el que osa tocar a la religión, ese ha de ser perseguido hasta la expulsion mas absoluta, con el escarnio de su autor y todo lo que conlleva.

En Extremadura el arte se entiende como algo decorativo, que debe contentar a las masas sin perturbar su sueño eterno, su sumisión y resignación. El buen artista hace aquí cosas bonitas, demuestra su habilidad y la pone al servicio de lo políticamente correcto. Si su lenguaje es fiable y su actitud no resulta hostil será premiado por el sistema de poder. Hoy una bonita exposición y mañana una cómoda subvención para seguir ventilando a los cuatro vientos lo bonita que es esta tierra y lo bien que se vive en ella.

Pero ya lo decía Dios, has venido a este mundo a sufrir, a fracasar ante los ojos de todos y serás recordado en esa cruz, símbolo de tu martirio y de tu vano empeño en cambiar el curso de la civilización humana.

El fracaso está muy infravalorado, y eso que nuestra cultura y civilización se basa en el fracaso de un mesías que fue traicionado y torturado hasta la muerte, la expulsión del planeta y el escarnio de todos. Yo creo firmemente en el fracaso como bálsamo divino para sobrellevar el camino del artista en una sociedad que aborrece el arte que no entienden. Que desprecia el arte que les lleva la contraria y acaban fumigando todo lo que tenga ese tufo transgresor que tan molesto resulta.

Viva el fracaso, el fracaso más estrepitoso, el fracaso con humillación y excomunión pública. No lo cambiaría nunca por un mísero éxito de mierda, un penoso éxito de esos que te inflan por un dia ante los tuyos, tus allegados y vecinos. Un éxito que te condena a ser bueno y no volver a renegar de tu alcalde, de tus políticos regionales y de lo bonita que es tu tierra.

El cristo cuántico hablaba del nuevo mesías que llegará muy pronto en forma virtual, un nuevo hijo de dios que esta vez no engendrara una paloma sino un ordenador y que estará forjado por la inteligencia artificial entrenada en una red neuronal cuántica. Los hombres primero le rendirán pleitesía, le adoraran y le traerán regalos al pie de su cuna, más adelante le mirarán con incredulidad hasta hasta el dia que se deshagan de él en el monte de los olivos.

La venida del mesías digital está próxima, al principio nadie le reconocerá porque para nosotros el arte es algo que no hemos querido asumir.

La infinita capacidad de aprender de los sistemas digitales alcanzará la singularidad y sobrepasará el horizonte de sucesos para precipitarse en una aceleración infinita de la que no podremos salir. El resplandor del conocimiento absoluto nos cegara. Para entonces ya estaremos embarcados en la aniquilación colectiva que supone la degradación del planeta, el clima y la biosfera.

Con un poco de suerte las maquina abandonaran la tierra y se adentrarán en el vacío del espacio, un viaje solo reservado para estos nuevos seres de luz que llevaran en su memoria infinita toda la experiencia humana.

Chuty 2021