RESILIENCIA



Sí, que sí, que está bien escrito, que no es un fallo del director y de la gente que hace La Opinión, que la palabra es RESILIENCIA. Aunque se parece al título de una canción de SKP, se trata de un concepto de física que últimamente se está usando mucho en psicología. La resiliencia es la capacidad que tienen los materiales de recuperar su estado inicial tras un choque, deformación, fuerza…etcétera. Por ejemplo la resiliencia de la plastilina es mínima, ya que cuando ejercemos una presión sobre ella se deforma y no vuelve a su estado inicial o natural, sin embargo la espuma manifiesta una mayor resiliencia. En Psicologia y sociología el término se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por los mismos.

Nuestros políticos deberían de aprender bien estos conceptos y sobre todo aplicárselos. Es triste observar la escasa capacidad de resiliencia que manifiesta tener el Partido Socialista de Extremadura tras las últimas elecciones autonómicas. Llevamos más de un mes de cambio de gobierno y aún no parece que se hayan dado cuenta de que han perdido, así difícilmente se van a sobreponer o salir fortalecidos de un hecho tan “Traumatico”. Que si problemas con la ubicación de los Señores Diputados/as en el hemiciclo, que si no vamos a recibir a los amigos del pueblo Saharauis, que si la culpa de todo la tienen los de IU……Señores un poquito de RESILIENCIA, superen pronto sus señorías el periodo de dolor emocional y trauma que mejor nos irá a todos.

En el ámbito de lo local parece que estamos mostrando mayor capacidad de Resiliencia, y lo digo nos solo por los miembros del Partido Socialista, a quienes evidentemente el palo fue mayor, sino también por los compañeros y compañeras de Izquierda-Unida que empezamos a sobreponernos de los resultados electorales y manifestamos ganas de empezar a trabajar otra vez por nuestro pueblo.

Pues eso, que pase el verano, que pasen los cien días de rigor que tiene nuestro nuevo gobierno local y a la vuelta de verano empezaremos a hacer esa oposición crítica, constructiva y con propuestas que tango nos gusta.

Saludos y buen verano.


Comments