EL CONCIERTO DE RAPHAEL EN EL CASTILLO SE POSPONE AL 8 DE SEPTIEMBRE POR AMENAZA DE LLUVIA

En el Ayuntamiento estaban preocupados y tras consultar a la oficina extremeña de la Agencia Española de Meteorología (AEMET), han decido posponer el concierto de Rapahael previsto para el día 1 de septiembre y trasladarlo al jueves, día 8 de setiembre, que también es festivo por ser el Día de Extremadura. Los datos ofrecidos por la AEMET son contundentes: la probabilidad de lluvia en Trujillo el día 1 de septiembre a las 23 horas de la noche es del 95 por ciento, por intervalos de hora, de manera que las casi dos mil personas que ya habían adquirido su entrada para ver a Raphael en el castillo de Trujillo tendrán que esperar una semana más para poder disfrutar de su “Escándalo”, o bien devolverla y recuperar el dinero de la entrada a partir del día 1 en el Ayuntamiento.
El concejal de Cultura, Julio Bravo, lo comunicaba a los medios de comunicación con una contenida rabia, pues han trabajado mucho para poder organizar en un tiempo rećord un programa de fiestas tan amplio, variado y de calidad como el que han confeccionado en este, su primer debut como organizadores fiesteros.
De otro lado, Bravo ha destacado la buena disposición y el excelente talante de este artista de 70 años, quien ha dado todo tipo de facilidades al Consistorio para trasladar la fecha de su concierto sin ningún coste adicional, a pesar de que el contrato suscrito le garantizaba el cobro total de su caché, aunque tuviera que suspenderse por lluvia.
“Raphael ha sido totalmente comprensivo con al situación y ha prevalecido su deseo de actuar en trujillo por encima de todo, por ser ésta una plaza done no ha actuado nunca”, apuntó el concejal. Al parecer, aunque puede ocurrir que no haya precipitaciones a la hora de la actuación, sin embargo el intrincado montaje que lleva Raphael en su espectáculo hace inviable que haya cualquier probabilidad de lluvias por lo que la decisión de trasladar el concierto estaba clara.
En la mente de todos estaba patente, la “tromba de agua” que cayó en Trujillo hace más de dos décadas con motivo de la actuación en el castillo de José Luis Perales y que provocó un auténtico desastre. Todos recordaban con pavor aquel fatídico días de festivales de hace más de 20 años.
Asimismo, Julio Bravo ha destacado la buena acogida que ha tenido el concierto para el que se han vendido casi 2.000 localidades y el aforo del castillo estaba al completo. No obstante, el edil ha pedido disculpas a quienes este cambio les va a producir un trastorno y confía en que la casi totalidad de personas que pensaban asistir al concierto mantengan su propósito, a pesar del cambio de fechas.

Vídeo de YouTube


Comments