VUELVE A CAERSE OTRO LIENZO DE LA MURALLA DE TRUJILLO A CAUSA DE LAS LLUVIAS
- La consejera de Educación y Cultura anuncia un Plan de Emergencia de actuación inmediata supeditado a los informes de los técnicos


05/11/2011

Nadie se atreve a decir si la muralla de Trujillo corre o no peligro inminente, porque sería una alarma social innecesaria. Tampoco nadie se atreve a comprometerse en acometer un plan director de la muralla de Trujillo porque conllevaría un coste que nadie quiere o puede asumir en estos momentos, menos aún un gobierno local. Lo único cierto es que en tres años se han derrumbado dos lienzos de la muralla de Trujillo a causa de las lluvias y los expertos no aseguran que puedan continuar los derrumbes de nuevas partes de la muralla si el año se presenta lluvioso.
Lo ha dicho el alcalde inspeccionar la zona mural derruida: “las lluvias y los defectos de mantenimiento de los aledaños a la muralla son los causantes de los derrumbes. Hay tramos en los que no se actúa ni se drena el agua desde hace casi 100 años”. Y lo inevitable son los derrumbes.
Los expertos explican que hay una sobrecarga de tierra contenida por la muralla que al mojarse por las lluvias se esponja, amplia su volumen y triplica su peso, lo que el muro no puede contener y se produce una rotura del muro.
El alcalde ha exigido a los técnicos municipales un informe urgente sobre la situación de los casi 2 kilómetros de muralla de la ciudad para conocer cuáles son los lugares que podrían estar en peligro a causa de las lluvias. Pero eso es pan para hoy y hambre para mañana: un informe doméstico solo puede apuntar a los trayectos murales en peligro inminente de derribo, cuando lo que realmente se necesita es un Plan Director ejecutado por técnicos especialistas (arquitecto, experto en Patrimonio, arqueólogo y restaurador) que definan al milímetro el estado de la muralla y priorice las posibles actuaciones en función del peligro de deterioro que corran.
Claro está, esto cuesta mucho dinero y el Ayuntamiento de Trujillo no se lo puede permitir, pero sí la Junta de Extremadura y, llegado el caso, el Gobierno central a través del Ministerio de Cultura, que cada ejercicio dedica un uno por ciento de su propuesto a actuaciones patrimoniales urgentes.
A eso se ha comprometido la consejera de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura, Trinidad Nogales, quien se trasladó con urgencia a Trujillo para comprobar “in situ” la magnitud del derrumbamiento. En este sentido, anunció la puesta en marcha de un Plan Integral de Actuación en las ciudades con muralla de la región y con actuación inmediata y urgente en Trujillo, tras el diagnóstico de los técnicos de la consejería que, a primeras horas de la mañana habían ya evaluado el derrumbe. Asimismo, Nogales insistió en la necesidad de comprometer al Gobierno central en dicho plan, dado que son ciudades Patrimonio de la Humandiad, como es el caso de Cáceres, o nominadas y candidatas como Trujillo y Plasencia, y todas poseen muralla aunque con diferentes identidades y problemática.
Por su parte, Casero aseguró que se iban a tomar medidas preventivas y a saber si corren peligro otros lienzos de la muralla. En cualquier caso, aceptarán la ayuda de la Junta de Extremadura para arreglar las zonas derruidas aportando lo que sea necesario, “pues en 2009 la Junta ofreció dinero para el arreglo de la parte caída de la muralla y el Ayuntamiento la rechazó porque tenía que aportar una parte proporcional”, indicó Casero.
Comments