GOBIERNO, VECINOS Y VENDEDORES AMBULANTES NO CONSIGUEN PONERSE DE ACUERDO EN LA UBICACIÓN DEL MERCADILLO SEMANAL
Foto Chuty

«El tiempo que llevan mareando al perdiz y no saben ni lo que quieren», vocea uno de los vendedores cuando se le pregunta por el asunto del pretendido traslado del mercadillo. Y parece que tiene demasiada razón: el gobierno municipal lleva meses acariciando la posibilidad de trasladar el “mercado de los jueves” de la calle Fernán Ruiz, es decir, del centro de la ciudad, a las calles del Ferial, es decir, a las afueras. Nadie consigue poner el cascabel al gato, porque nadie es capaz de que se pongan de acuerdo gobierno y oposición.
Ahora la concejala del ramo, Visitación Rojo, dice que va a someter el asunto a un sondeo, o mejor, «una encuesta» algo que parece más serio, a los vecinos afectados por la actual ubicación del mercadillo, Ahora sólo falta decidir quien son los vecinos afectados: si los que viven en esa calle o los usuarios del mercado que lo tienen a mano. Hay quien dice que de encuesta nada, que lo mejor sería un referéndum.
El caso es que el equipo de gobierno defiende la postura de este cambio de ubicación, e incluso, ha construido un «mercado de diario», como así se denomina a los centros de venta de productos perecederos, en los aledaños al Ferial para que no falte de nada con respecto a la actual ubicación. Además los socialistas están convencidos de que la gran mayoría de ciudadanos apoya el cambio de ubicación.
La oposición, claro está, no está de acuerdo en absoluto. El PP asegura que ellos han hecho ya un sondeo «puerta a puerta» y que están en disposición de presentar una propuesta de ubicación distinta al Ferial. No obstante, advierten que si se hace la encuesta habrá que atenerse a los resultados; es decir, habrá que decir lo que digan los encuestados.
Pero también hay que tener en cuenta de que todo depende del color con que se mira la cuestión. La encuesta debe ser para vecinos de la calle, usuarios y vendedores ambulantes y, como es lógico, cada uno apoya lo que le conviene.
Desde otra perspectiva bien distinta, valora la cuestión Izquierda Unida. Conceden poca importancia a la encuesta, porque esta podría estar manipulada según qué tipo de preguntas se hacen a los encuestados y que eso podría tener un sesgo suficiente como para no tener en cuenta los resultados. Para IU, el mercadillo debe seguir donde está, aunque matizan que se puede mejorar reubicándolo en las calles adyacentes.
Por si todo esto fuera poco, la concejala Rojo enarbola la urgencia de aprobar el nuevo Reglamento que regule la actividad de los mercadillos, porque el que está en vigor tiene ya 31 años, está obsoleto y debería adaptarse a la legislación vigente, la cual determina otras necesidades de espacio para esta actividad, entre otras cuestiones.
Y por último, la condición de los vendedores ambulantes que, desde luego, conviene tenerla muy en cuenta, pues es tan variada como los colores de sus productos. Para unos, la calle donde se celebra actualmente es tan estrecha «que si algún día pasara algo no cabría ni una ambulancia». Otros son partidarios de dejarlo donde está porque estando en el centro es como mejor funcionaría. Algunos quieren sacar partido del río revuelto y dicen que se cambian de sitio si no permiten la entrada a más vendedores ambulantes y los metros que hay se los reparten entre ellos.
Los mas sensatos consideran que el mercadillo está bien donde está y que tienen la sensación de que les quieren echar a las afueras. También creen que sería mejor si no permitieran a tantos comerciantes ilegales como hay actualmente en el jueves.
Comments