EL HOTEL «ISLA DEL GALLO» SE VENDE POR 2 MILLONES DE EUROS

Lejos de ser un anuncio inmobiliario, que así podría interpretarse, se entiende como una noticia el hecho de que cierre un establecimiento hostelero en la ciudad, no sólo por los puestos de trabajo que se pierden, las oportunidades de negocio que se frustran, el valor añadido que se desperdicia, etcétera. Ciertamente han cerrado otros establecimientos en Trujillo, y no sólo hosteleros, e igualmente se deberían mencionar, por las mismas premisas que las citadas anteriormente.
El caso del cierre del Hotel «Isla del Gallo» viene a sumarse a otros cierres de negocios en la ciudad, pero si cabe este es más llamativo por cuanto se trata de un negocio del sector turismo, en el que únicamente se puede sobrevivir en Trujillo, y porque reabre un debate sobre la viabilidad de las políticas turísticas que se llevan a cabo y la calidad de los servicios que ofrece.
Instalado en un edifico con solera, que algunos expertos aseguran, posiblemente, formara parte de Hospital de la Caridad, ejecutó una obra de adecuación importante del edificio para adaptarse a hotel, con la pretensión inicial de conseguir las 5 estrellas. Algunos obstáculos insalvables hicieron que se quedara en 4 estrellas, pero nadie duda de que, en sus comienzos, perfectamente podría haber sido uno de los establecimientos afiliados a cualquier cadena de «Hoteles con Encanto», de las que existen en Europa.

Servicios inmobiliario en Trujillo

Cocina de nivel, servicio de cinco estrellas, precio competitivo, etcétera. Todo esto no ha sido suficiente para que el establecimiento prosperase ni para evitar el cierre.
A la vuelta de un par de años, la rentabilidad cayó hasta el punto de que sus propietarios pusieron su explotación en manos ajenos y el hotel entró en una espiral de pérdidas que lo llevaron a ser recuperado por la propiedad e incluso a rebajar dos estrellas con el único fin de hacerlo rentable.
Así las cosas, se produjo el cierre definitivo el pasado día 15 de diciembre, y ahora una empresa inmobiliaria lo vende por 2 millones de euros.
En algunos foros se ha dicho que «no es normal que Trujillo tenga más de 20 establecimientos para el alojamiento, además de la gran cantidad de casas rurales que hay alrededor».
Por otra parte, fuentes del sector se preguntan qué ofrece Trujillo realmente, para que un turista pernocte más de una noche.
Otros opinan se han mostrado convencidos de que «para relanzar el turismo sería necesario organizar mas ferias repartidas a lo largo del calendario, además de la Feria del Queso».
Finalmente, hay quienes achacan este déficit de turismo a que «no hay paneles informativos repartidos por la ciudad con información de planos, restaurantes, hoteles y edificios de interés; ni una zona amplia de carga y descarga para autobuses; la misma estación de autobuses de Trujillo es la peor de Extremadura, y el plan de ocio en esta ciudad no existe».
En definitiva, si alguien quiere invertir en hostelería y tienes disponibles 2 millones de euros puede adquirir el «Hotel Isla del Gallo»: una «preciosas bombonera» que con una gestión profesional y de tipo familiar, podría volver a resurgir de nuevo como el establecimiento puntero en Trujillo que fue.


Comments