EL ANTIGUO CENTRO DE SALUD REVIERTE NUEVAMENTE AL AYUNTAMIENTO TRAS DOS AÑOS DE NEGOCIACIONES
Dos años de intrincadas, y algunas increíbles, gestiones han sido necesarios para que finalmente el antiguo Centro de Salud haya revertido al Ayuntamiento de Trujillo, el cual vuelve a ostentar la propiedad después de 30 años.
Efectivamente, en noviembre de 1980 el pleno del Ayuntamiento acordó ceder el Ministerio de Sanidad, entonces gestor de la sanidad pública, el edificio y los terrenos anexos del Instituto de la Seguridad Social. La idea original era crear en Trujillo un hospital pequeño pero dotado con todos los servicios, entre ellos, Maternidad. En resumen había dos cesiones: una al Ministerio de Sanidad y otra al Instituto de la Seguridad Social, la primera por un período de 30 años que cumplían en noviembre del año 2000, y la segunda había sido cedida desde el año 1948 y sin cláusula de reversión. Durante estas tres décadas, el Ministerio de Sanidad transfirió en su día la gestión de la Sanidad a las Comunidades Autónomas, con lo que la Junta de Extremadura pasó a ser usufructuaria del edificio en cuestión
Como las gestiones se iniciaron un año antes, fue necesario recurrir a los usufructuarios primigenios y por este motivo, las gestiones se llegaron a convertir en un complicado laberinto de escritos y llamadas telefónicas que han durado dos años. Ahora sólo falta que el Instituto de la Seguridad Social revierta el el edificio del ambulatorio, el primitivo, o bien que ceda el uso y disfrute del mismo los ciudadanos de Trujillo. En ese punto se encuentra la gestión de este edificio concreto.
La concejala de Bienestar Social y responsable de estas gestiones, Visitación Rojo, se ha quejado que durante todo este tiempo, el equipo de gobierno ha sido «injustamente atacado y hemos sido víctimas de todo tipo de insultos y vejaciones por parte de las asociaciones, que nos han acusado de no estar haciendo nada. Aquí está la prueba del trabajo constante y continuado pero tremendamente difícil que hemos llevado a cabo durante estos dos años y no hemos dejado de movernos. Es fácil lanzar bulos e insultos, olvidando que nosotros también tenemos familia detrás», dijo la concejala.
Por su parte, la alcaldesa Cristina Blázquez se mostró satisfecha porque finalmente se ha producido la regresión de un edificio «que estaba a la deriva» y que ahora ya se puede decir que es del Ayuntamiento. Según Blázquez, en él se pretende construir un gran centro cívico, «una especie de Casa de Cultura, donde las asociaciones puedan reunirse y que también sea un centro cívico y de formación. Asimismo, es el sitio idóneo para ubicar la nueva Comisaría de la Policía Local, a la que agradezco que haya tenido tanta paciencia esperando unas instalaciones dignas y suficientes, ya que las que ocupan actualmente no lo son», indicó.
Al respecto de las denuncias por parte de los medios de comunicación de vandalismo y de ocupación ilegal de las dependencias, incluso con el deterioro de ventanas por las que han arrojado muebles y diverso equipamiento, tanto la alcaldesa como la concejala aseguraron que no se ha podido hacer nada «dado que el ayuntamiento no tenía la propiedad», por lo que se desconoce el estado de las mismas. En este sentido, anunciaron que van a programar en breve una visita al centro a la que invitaran a dos representantes de cada asociación para que «comprobemos todos `in situ` cómo se encuentran las dependencias y todos sepamos lo que hay». No obstante, comentaron que se va encargar de inmediato un cerramiento para proteger el centro y evitar que entre gente a destrozar y a cometer más vandalismo.
Finalmente, indicaron que aún no saben cómo se va a repartir el edificio, que tiene una superficie 1.800 metros cuadrados de los que 1.600 están construidos. Rojo avanzó que «serán nuestros compañeros los que tendrán que tomar la decisión, pero yo considero que la cesión de locales no debe ser gratis porque ni se valora ni se cuida», concluyó.
Comments