LA CESIÓN DE UNA LÍNEA A IBERDROLA DESATA DE NUEVO EL DEBATE DEL PANTANO DE SANTA LUCÍA
La oposición califica de “prepotente” la actitud de Iberdrola mientras el gobierno municipal justifica un ahorro de casi 24.000 euros.

La línea de media tensión va de Madroñera hasta la depuradora de aguas en las proximidades de Belén y necesita ampliar la potencia. La oposición considera que se está exigiendo nuevamente a Trujillo que sea “solidario” para que se puedan beneficiar del suministro de agua otras poblaciones.

15/12/2012

El asunto no tiene dobleces y las alternativas sólo son dos: o el ayuntamiento asume el gasto de ampliación de la línea de media tensión que alimenta la depuradora y que es de su propiedad, o la cede a Iberdrola.
El costo de dicha ampliación asciende a casi 24.000 euros “que el ayuntamiento no podría asumir”, según dejó claro la concejala de Hacienda, Inés Rubio, con lo cual la única opción posible es la cesión a Iberdrola. Incluso los portavoces de IU y PSOE sospechan que de esa misma línea, una vez cedida, Iberdrola podría dar suministro y enganchar a las viviendas ilegales que se diseminan en determinados puntos de su trazado.
Paredes habló de “la prepotencia de Iberdrola” y Acero de la cicatería de “los monopolios que tienen legislación propia que obligan a cumplir a los usuarios”.o cierto es que el coste de la ampliación de la línea es inasumible para las arcas municipales.


SOLIDARIDAD

Pero además, este asunto desató el debate de la “solidaridad” que se le está exigiendo a Trujillo, cediendo su pantano y ahora una línea de media tensión, para dar suministro de agua a otras poblaciones “que ni siquiera pagan el agua” y que forman parte de una Mancomunidad de Aguas que no funciona y que está manteniendo la ciudad de Trujillo. Pero no sólo eso, sino que además el Plan Hidrológico Nacional ha dado luz verde a que este mismo pantano suministre a 29 municipios de la comarca Miajadas-Trujillo, 10 municipios más que en la actualidad “y que forman parte de una “Mancomunidad inexistente”, según aseguró Casero.
El Pantano de Santa Lucía, que ya no es propiedad del Ayuntamiento de Trujillo porque fue cedido bajo el gobierno municipal socialista a la Junta sin documento alguno, suministrará a una población cercana a los 50.000 habitantes que suman los municipios de Aldeacentenera, Aldea del Obispo, Benquerencia, Botija, Cabañas del Castillo, Conquista de la Sierra, La Cumbre, Deleitosa, Garciaz, Herguijuela, Ibahernando, Madroñera, Plasenzuela, Retamosa, Robledillo de Trujillo, Ruanes, Salvatierra de Santiago, Santa Ana, Santa Cruz de la Sierra, Santa Marta de Magasca, Torrecillas de la Tiesa, Torre de Santa María, Trujillo y sus pedanías, Valdefuentes, Valdemorales y Zarza de Montanchez.
Estas obras costarán 31,7 millones de euros y aún así, Trujillo tiene que ceder a Iberdrola la línea de media tensión de alimenta a la depuradora a cambio de nada “o de no tener que gastarse cerca de 24.000 euros”, dijo Inés Rubio.
No obstante Casero afirmó que que va hacer las gestiones pertinentes para que no se aumente el suministro “en tanto no haya previamente un recrecimiento de la presa” que garantice el suministro.

Comments