SE CIERRA LA 28ª EDICIÓN DE AGROGANADERA CON “SATISFACCIÓN MODERADA” Y EL COMPROMISO DE REVISAR EL FORMATO DE LA FERIA
- Los resultados de la subasta de vacuno salvan una feria con importantes carencias de instalaciones, presupuesto y formato aficaz para el futuro.

En la feria Agroganadera siempre se ha dicho que el verdadero termómetro de los resultados del certamen son las subastas. Parece razonable que cuando ha habido un volumen importante de transacciones económicas, es decir, volumen de negocio, se diga de una feria que ha cumplido sus objetivos, pues no es sino una plataforma comercial y de exhibición de productos en donde la calidad y la profesionalidad determinan su cualificación.

20/11/2011
En esta edición ferial, tras una subasta de ovino con resultados muy discretos y la de vacuno, con un resultado global más que aceptable, teniendo en cuenta la situación general del entorno, la calificación final para el presidente de FEREX, Alberto Casero, es de “moderada satisfacción”. A pesar de que en algún momento, los miembros del ejecutivo sopesaron la posibilidad de suspender esta edición de Agroganadera, el flamante presidente, nombrado tan sólo mes antes de convocarse el certamen, apostó por celebrarla por considerar que “si se rompía una tradición de 28 años, luego sería tremendamente complicado y traumático volver a sacar adelante la feria”. Así, con un importante déficit presupuestario y con los parámetros de crisis del sector agroganadero, la feria ha abrió sus puertas.

“Ha habido una buena participación de ganaderos y profesionales del sector; los resultados de las subastas han sido aceptables, porque se ha vendido un importante número de ejemplares que han generado un volumen de transacción aceptable, y son motivos suficientes para justificar la celebración de esta edición de Agroganadera”, explicó Casero, quien asimismo concedió mucha importancia al apoyo institucional que ha tenido la feria “con la visita del presidente de la Junta; la asistencia del consejero de Agricultura dos días; la asistencia de más de 6 directores generales de la Junta, el presidente de la Diputación de Cáceres y de diputados de ambas diputaciones, así como alcaldes y concejales de la comarca, compromiso político que espero se traduzca en apoyo económico para futuras ediciones”, apuntó.
Por otra parte, el máximo responsable de la institución ferial aseguró que la profesionalidad del certamen está asegurada y que la calidad del ganado es incuestionable, a la vista de los resultados de la subasta con elevados porcentajes de ventas, a lo que se suma el nivel de los concursos morfológicos, por lo cual “todo ello nos permite decir que, a nivel técnico, técnicamente la feria está consolidada y que Trujillo es, indiscutiblemente, el referente ganadero de la provincia de Cáceres. En este sentido, Casero argumentó que, precisamente, por ser la última en el calendario de las ferias que se celebran en España, después de Salamanca y Zafra, conviene “revitalizarla”, por lo que anunció que “será necesario dar una vuelta de tuerca a la feria para que haya más publico en general; habrá que mejorar y modernizar las instalaciones e introducir mejoras sustanciales para el próximo año, que habrá que debatir y negociar con todos los sectores implicados”, dijo.
En relación a las quejas de las asociaciones de criadores por al ausencia de ayudas y subvenciones para el ganado, y la amenaza de no traer más ganado a ediciones futuras si no se establecen dichas ayudas, Casero comentó que ”los ganaderos deben ser comprensivos y entender el momento que estamos atravesando las instituciones”, aunque dijo estar en contacto con el alcalde de Salamanca y estudiar mecanismos de ayudas similares a los de la feria salmantina ”en la medida de nuestras posibilidades”.
Por su parte, el presidente ejecutivo de la feria, Manuel Nogales, insistió en las dificultades que han tenido que superar para poder celebrar esta edición de la feria, “pese al presupuesto famélico que hemos tenido y porque la crisis está siendo especialmente virulenta en el sector agroganadero”, comentó.
En opinión de Nogales, el hecho de que la Junta haya adelantado el pago del la primera parte de las ayudas de la PAC ha favorecido el que los ganaderos hayan tenido dinero y hayan podido adquirir ganado selecto en al feria Asimismo, consideró que el anuncio del presidente de la Junta de proceder igualmente con el segundo pago de las ayudas PAC ha hecho que haya un poco de optimismo en el sector, “lo que demuestra que cuando la Administración y los sectores trabajan conjuntamento, todo empieza a funcionar”, concluyó

Comments