LAS OBRAS DE AMPLIACIÓN DE LA ESTACIÓN DE TRATAMIENTO DE AGUA POTABLE DE TRUJILLO PODRÍAN FINALIZAR EN MAYO DEL AÑO PRÓXIMO
- Las obras costarán 53 millones de euros e incluyen el recrecimiento de la presa pero no el trasvase de Cancho Fresno, cuya ejecución que está aparcada de momento.

El alcalde de Trujillo, Alberto Casero, y el director general de Acuasur, Emilio del Pozo Mariño, visitaron las obras de ampliación de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Trujillo que la sociedad estatal está ejecutando en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Tajo. Estas obras costarán 31,7 millones de euros y finalizarán en mayo de 2013.

5/07/2012
Los trujillanos estaban convencido de que el Pantano de Santa Lucía que nutre de agua a la ciudad era el buque insignia de Trujillo. Ahora resulta que ya no es propiedad de Trujillo sino de la Junta de Extremadura, aunque no figure en ningún documento, y que no hay ningún organismo intermedio que regule consumos, y nadie, salvo Trujillo, paga un sólo euro por nada.
Es un auténtico caos que el equipo de gobierno municipal quiere aclarar y poner al día, pero no sabe cómo. No se puede crear una Mancomunidad de Aguas en un momento en que el Gobierno ha eliminado las mancomunidades, pero el pantano de Santa Lucía abastece de agua a los municipios del entorno de Trujillo, situados entre Aldeacentenera y la Sierra de Montanchez sin que nadie controle nada.
El Plan Hidrológico Nacional dio en 2005 luz verde al proyecto “Mejora del abastecimiento a la futura Mancomunidad de aguas de la presa de Santa Lucía” que pretende garantizar el suministro de agua a los 29 municipios de la comarca Miajadas-Trujillo que se nutren de la misma. Se estima que beneficiará a una población cercana a los 50.000 habitantes que conforman los municipios de Aldeacentenera, Aldea del Obispo, Benquerencia, Botija, Cabañas del Castillo, Conquista de la Sierra, La Cumbre, Deleitosa, Garciaz, Herguijuela, Ibahernando, Madroñera, Plasenzuela, Retamosa, Robledillo de Trujillo, Ruanes, Salvatierra de Santiago, Santa Ana, Santa Cruz de la Sierra, Santa Marta de Magasca, Torrecillas de la Tiesa, Torre de Santa María, Trujillo y sus pedanías, Valdefuentes, Valdemorales y Zarza de Montanchez.
La actuación incluye la instalación de 138 kilómetros de conducciones, la construcción de 25 nuevos depósitos con capacidades de entre 600 y 5.000 metros cúbicos y la reparación de los 19 ya existentes, y también se construirán siete estaciones de bombeo. Estas obras costarán 31,7 millones de euros de los cuales un 60 por ciento financiará los fondos europeos Feder y el 40 por ciento la sociedad estatal Acuasur, quien a su vez lo repercutirá a los usuarios en la tarifa del agua.
De otro lado, al aumentar considerablemente el suministro también se hace necesario aumentar los recursos, es decir, la capacidad del vaso de la presa, con lo que se tiene previsto llevar a cabo un recrecimiento de la misma con un presupuesto 21,32 millones de euros.
Se invertirán en definitiva, 53 millones de euros, con lo que la ratio del coste de esta obra se sitúa en algo maś de un millón de euros por cada 1.000 habitantes o lo que es lo mismo, 1.060 euros por habitante, cantidad que, a juicio de los técnicos que ejecutan la obra, es bastante “equilibrada” si se tiene en cuenta que los cerca de 300 kilómetros de tuberías son de hierro fundido y tendrán una duración inestimable en el tiempo. Todo ello, sin contar las inversiones que en la última década se ha efectuado en la mejora y consolidación de la conducción de aguas a Trujillo, que ahora se quedará como “red secundaria” o red suplente, y sólo entraría en funcionamiento en caso de fallo u obras en la principal.
Según los técnicos, un ayuntamiento como el de Trujillo no podría actualmente asumir los gastos de mantenimiento ni del pantano ni de la red de conducción de aguas a Trujillo.
Comments