ADJUDICADOS CASI TODOS LOS EJEMPLARES DE OVINO EN UNA SUBASTA “FRIA” Y CON POCOS COMPRADORES
- Los expertos aseguran que hay que invertir para revitalizar las subastas, porque presentar ganado en Trujillo es más caro que hacerlo en la feria de Zafra.


No hubo sorpresas en la subasta de ayer porque todo sucedió conforme a lo que estaba previsto. No hay nuevos compradores en la feria de Trujillo, exclusivamente los que traen las asociaciones de ganado selecto. Así, se adjudicó un 90 por ciento del ganado presentado en una subasta sin puja, sin flirteo de tarjetas; a duras penas, se cubrió el precio de salida de los lotes y aun asi, algunos quedaron desiertos.

18/11/2011
“No nos podemos quejar”, dijo el secretario ejecutivo de la Asociación de Ovinos Precoces, Diego Albardonedo, “Aunque ha sido una puja fría, se ha cubierto casi el 92 por ciento y el resultado es aceptable. El problema es que no había compradores. Teníamos tan sólo 18 tarjetas para subasta y es menos de la mitad de lo que Trujillo nos tiene acostumbrados: en el año 2008 hubo 40 tarjetas para precoces”, explicó.

A juicio de los técnicos, la culpa de que la feria esté como está no es de la crisis, es porque la Agroganadera de Trujillo necesita una inversión importante. “Hay que invertir y revitalizar las subastas; es el momento de sentarse y estudiar cuánto dinero hay que gastarse para volver a poner en marcha este certamen. La crisis no tiene la culpa, porque entonces la subasta de Zafra hubiera sido también un descalabro y no lo ha sido”, indicó con rotundidad Albardonedo.
En realidad, estar en Trujillo y presentar ganado a las subastas es más caro que hacerlo en Zafra, cuesta más dinero. A esto se suma, la desaparición de las subvenciones del ministerio tanto a compradores como a vendedores, tan sólo queda la subvención de 25 euros de la Institución Ferial; aún cuesta más subastar en Trujillo que en Zafra, y esto, sin entrar en la idoneidad o no de las fechas de celebración de la feria. Lo que sí está claro para los técnicos de las asociaciones de ganado selecto es que sin inversión no hay futuro, por cuanto es necesario hacer un análisis serio y ver si merece la pena invertir.
Por otro lado, el número de tarjetas de subasta vendidas pone de manifiesto otra realidad y es que el mercado de Trujillo no aporta nuevos compradores a las subastas desde hace algunos años atrás. Tan sólo compran los compradores que traen las asociaciones de ganado selecto.
Finalmente, los precios es una cuestión a la que no conceden demasiada importancia los expertos, pues consideran que la media de precios alcanzada en subasta durante este año 2011 no sólo se ha mantenido con respecto al año anterior sino que se ha incrementado en un 10 por ciento. La media de animales adjudicados ha superado el 90 por ciento en el mismo ejercicio.



Comments