EL AYUNTAMIENTO SUBE EL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES RÚSTICO
Tener una cerca o una finca en Trujillo a partir de ahora será un 22 por ciento más caro.

El impuesto ha pasado aplicar un 0,90 a un 1,10, la más alta que les permite la ley. Con esta subida el Consistorio espera recaudar unos 16.700 euros más al año y aseguran que el propietario de una pequeña cerca o finca no lo notará.

22/11/2011

No todos estaban de acuerdo, pero la mayoría sacó adelante la subida del impuesto del IBI Rústico. Mientras que para el equipo de Gobierno era necesario actualizar este impuesto que lleva años “sin tocar”, a Izquierda Unida le parecía bien porque no es un “impuesto directo puro” y se modula en función de la superficie de la finca, para los socialistas esta subida “grava el bolsillo de los ciudadanos” y, en su opinión, no es el mejor momento.
Era el único impuesto que quedaba por subir y lo ha hecho en un 22,2 por ciento, porcentaje que será casi imperceptible para el propietario de una pequeña cerca pero no para el de una gran finca. Está modulado en función de la superficie, es decir, paga más el que más extensión de finca posee. Con ello, 16.693 euros más irán a parar a las arcas municipales.
Pero también con la revisión del IBI rústico se llevará a cabo una revisión catastral, dado que el equipo de Gobierno considera que el hay unos “ 500 hechos impositivos sin declarar” y que urge poner al día, pues ello supondría un ingreso extra de 21.700 euros.
Esta revisión catastral, que hará una empresa especializada, según anunció el Gobierno, dejará al descubierto no sólo las obras y modificaciones que se hayan podido llevar a cabo en los últimos cinco años, sino también aquellas que están en situación de ilegalidad y que deben ser regularizadas y pagar lo que le corresponde.
Asimismo, el portavoz de Izquierda Unida anunció la intención de su grupo de presentar al pleno para su estudio una serie de exenciones y bonificaciones que modulen este impuesto.

ABOGADOS Y PROCURADORES
También a partir de ahora, será la junta de Gobierno y no el pleno en el que tendrá la potestad para designar abogado y procurador que asuman los litigios que mantiene el Ayuntamiento. Así, creará una especie de “bolsa” en la que estarán incluídos los letrados que actuarán en asuntos municipales.
Entre otras cuestiones, el alcalde anunció que uno de los asuntos que abordarán con más inmediatez será la reclamación de todos los expedientes de infracciones urbanísticas y viviendas ilegales que registra el Ayuntamiento y su presentación ante la Fiscalía
Comments