EL PROYECTO COMENIUS INVITA A LOS ALUMNOS DEL FRANCISCO DE ORELLANA A INVESTIGAR EL MEDIO AMBIENTE



Plantar árboles autóctonos es sólo una de las actividades del «Proyecto Comenius» que realizan los alumnos del Instituto de «Francisco de Orellana» de Trujillo, y que junto con centros de enseñanza de otros 14 países europeos desarrollan en el marco de este proyecto educativo que pensó Portugal y al que tuvo que  renunciar por problemas económicos.
Escuelas y centros de enseñanza de España, Alemania, Francia, Italia, Sicilia, Grecia, Noruega, Finlandia, Eslovaquia, Polonia, Eslovenia, Estonia, Bulgaria y Turquia y su objetivo consiste en mejorar la calidad de la enseñanza, reforzar su dimensión europea y promover el aprendizaje de idiomas y la movilidad. Y entre otras cuestiones incentiva la cooperación transnacional entre centros escolares, mediante la ejecución de proyectos que permitan a alumnos y profesores la oportunidad de trabajar juntos en uno o varios temas de interés común.
La ecología y el Medio Ambiente centran este proyecto en el caso concreto del «Francisco de Orellana». Según explican Carrión Facundo y Ricardo Basco, dos de los profesores responsables del proyecto, procuran que los alumnos observen su entorno, investiguen el medio ambiente, localicen los problemas y propongan ya arbitren soluciones. En este sentido, quieren que los alumnos se sensibilicen «y que aprendan a discernir lo que está bien y lo que está mal, pero sin caer en alarmismos», apunta Basco.
Así han dedicado varias sesiones a plantar árboles autóctonos, «porque así aprenden a conocer las especies mas singulares de en nuestra zona», y proyectan hacer un jardín mediterráneo en la parte de atrás del centro, y en la parte delantera, un «Arboretum», que es algo parecido a un pequeño bosque autóctono.
Por otra parte, los alumnos también viajarán hasta la localidad de Romangordo y allí llevarán a cabo un taller para conocer las plantas aromáticas y sus usos en cosméticos, jabones ecológicos, e incluso las especies que se utilizan en los platos de la  cocina extremeña.

ALUMNOS CHECOS Y ALEMANES
Por otra parte, un grupo de alumnos y profesores de Alemania y de la República Checa, acompañados por docentes y estudiantes del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Trujillo, todos integrantes del proyecto europeo «Comenius», fueron recibidos en el salón de plenos del ayuntamiento de Trujillo, por la alcaldesa, Cristina Blázquez.
Gracias a esta iniciativa, los participantes conocerán la forma de vida de los distintos países.
Además de Trujillo, jóvenes han visitado también el Parque Nacional de Monfragüe, Guadalupe y Cáceres.
Comments