EL AYUNTAMIENTO CEDE A LA IGLESIA UN TERRENO PARA QUE LAS COFRADÍAS Y HERMANDADES PENITENCIALES CONSTRUYAN SU SEDE
La iglesia cederá el usufructo a la Junta de Cofradías y Hermandades Penitenciales durante un periodo de 30 años

El asunto suscitó un interesante debate en el pleno en el que se reconoció el trabajo realizado por este ente dependiente del obispado en pos de la revitalización de la Semana Santa trujillana, pero también dejó al descubierto ciertas “triquiñuelas” del convenio de colaboración que se firmaba.


16/11/2012

Las directiva de la Junta de Cofradías y Hermandades Penitenciales (JCHP) acudieron al pleno, y en todo momento los portavoces les dirigieron palabras de reconocimientos por su esfuerzo, incluso el portavoz de los socialistas, sorprendentemente, defendió la propuesta con más enjundia que el propio equipo de gobierno, contrariamente al sentimiento actual hacia la Iglesia que pregona la fuerza política a la que pertenece.
El “convenio de colaboración”, como titulaba el asunto el orden del día, encerraba la cesión de un terreno de 500 metros cuadrados ubicados en la Ronda de San Lázaro, concretamente en el esquinazo del mercado de ganados que linda con las carretera, para que la JCHP pueda construir en la nave para sede de sus actividades, mantenimiento y almacenamiento de los enseres de la Semana Santa.
En dicha nave van invertir parte de los 350.000 euros que poseen procedentes de la venta de la iglesia de Jesús y que están ingresados en la cuenta de la Parroquia de San Francisco-Santa María, ya que no poseían entidad jurídica en aquel momento.
Ahora la Iglesia, para revertirles su dinero, ha exigido que la propiedad sea suya aunque está dispuesta a ceder el usufructo, y es esa “ triquiñuela” la que ha desatado el debate. Algunos opinan que no parece de recibo que, en los tiempos que corren, se ceda nada a la iglesia, más aún cuando posee igualmente otras propiedades que podría haber cedido. Dicho de otro modo, todos están de acuerdo en ceder a la JHCP el terreno para sus fines pero no todos consideran que se deba ceder a la Iglesia.
Así las cosas, se han pedido informes legales externos al consistorio y finalmente, han accedido a que se ceda a la Parroquia de San Francisco-Santa María por un periodo de 30 años -aunque se pedía a perpetuidad-, durante el cual la Iglesia cederá el usufructo a la JHCP. Una vez transcurridas las tres décadas, el terreno pasará a ser propiedad de la Iglesia definitivamente y todos confían en que entonces siga cediendo el usufructo igualmente a las cofradías, pero no hay garantías de ello firmadas en ningún documento.
“Se nos está pidiendo un acto de fe, y nunca mejor dicho”, argumentó Joaquín Paredes, portavoz de IU, que votó en contra de la cesión por este motivo.

Comments