EL PSOE ACUSA AL PP DE INCAPACIDAD Y LE INSTA A QUE EMPIECE A GOBERNAR EN TRUJILLO
- Acero denunció que el gobierno municipal ha devuelto una subvención de 300.000 euros para el arreglo de la plaza de abastos

Los socialistas aseguran que los ciudadanos de Trujillo están cansados del “vamos a hacer” del PP y que en el Ayuntamiento todo es “improvisación y una falta de rigor político”. Insisten en que ya llevan 15 meses gobernando y ya no es excusa hablar de la “herencia del PSOE”, y descalifican el que no se hayan tomado “medidas de calado” para frenar el déficit presupuestario municipal.

20/09/2012

El secretario general de los socialistas trujillanos, Fernando Acero, no se ha andado por las ramas criticando la gestión del gobierno popular en el Ayuntamiento. Dió un repaso a las grandes líneas de la política general y dió un suspenso a Casero en su gestión al frente del Consistorio.
En opinión de Acero, los ciudadanos ya están cansado de la manida frase del PP “Vamos a hacer” y de que toda la culpa de su ineficacia sea de la “herencia dejada por los socialistas”. Instó al PP a que “empiece a gobernar en Trujillo”, tras 15 meses que llevan al frente del Ayuntamiento en los que, según Acero, se ha devuelto una subvención de 308.000 euros que había sido concedida para el arreglo de la plaza de abastos, que incluía la accesibilidad y otras reformas estructurales, y para cuyo estudio se contrató a un arquitecto externo. Asimismo, aclaró que la subvención pedida para el arreglo de la calle Atalaya con el fin de ampliar las instalaciones del mercadillo, le había sido denegada al consistorio y para la cual también se habían contratado un estudio a un arquitecto de fuera.
“No sólo nos deniegan las subvenciones, a pesar de que se nos dijo que era bueno que Inés Rubio estuviera en la Asamblea y el alcalde fuera al Senado para tener más acceso a la política de alto nivel, sino que renunciamos a las que se nos conceden y encima provocamos un gasto contratando a arquitectos externos al ayuntamiento”, argumentó el líder de los socialistas.
Sin embargo, la mayor muestra de desgobierno a juicio de Acero, es la ausencia de unas “medidas de calado” para evitar el déficit que mensualmente arrastra el Ayuntamiento y que estarían llevando a acumular una deuda cercana a los 3 millones de euros anuales. Se refirió a la anunciada Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que Casero anunció como algo urgente al comienzo de la legislatura y que “15 meses después seguimos sin saber nada de ella”.
El líder de la oposición denunció que “Trujillo está ahora mucho peor que hace 15 meses que empezó a gobernar el PP” y enumeró una lista de “despropósitos” políticos que consideran muy representativos de lo que ellos califican “desgobierno municipal”.
Entre otras cuestiones, aludió al incumplimiento de los presupuestos generales obviando las obras de remodelación previstas en la piscina de Huertas y superando con creces el presupuesto destinado a las obras de la piscina de Trujillo.
También habló de la inoportunidad y el retraso de las obras de la calle Hernando Pizarro, acceso a la plaza mayor, y del consiguiente perjuicio para el comercio y los empresarios de hostelería; de la suciedad de la Alberca, “que no se puede visitar y su estado es vergonzoso”; de que Trujillo se ha convertido en un estercolero de vertidos incontrolados por doquier y, finalmente, la incesante número de parados de la ciudad “que ya es cercano a las 1.300 ”, indicó.

FIESTAS PATRONALES
La secretaria de Comunicación de los socialistas locales, Almudena Retamosa, por otra parte no desaprovechó la oportunidad àra criticar “ la falta de previsón, desorganización y falta de interés” del gobierno municipal en las fiestas patronales de este año.
Retamosa cree que se ha nombrado una Comisión de Fiestas para nada, “solo para salir en la foto, porque después desapareció de la escena”, pues argumentó que todo lo habían hechos empresarios y personas ajenas al Ayuntamiento y a la mencionada comisión.
Según su criterio, la “desorganización” y la falta de criterio en las fiesta patronales ha incidido directamente en los resultados económicos que las misas han tenido para el sector empresarial y hostelero de la ciudad. En este sentido, criticó la fiesta que se celebró en la plaza mayor tras las capeas de mujeres, por entender “fue improvisada y no se contó con todos los empresarios de la zona, e igualmente su organización se ha dejado en manos externas”, dijo. Al mismo tiempo, se preguntó por la incoherente actuación en el botellón de la calle de la Merced y sus consecuencias.
Por último, Retamosa criticó la falta de estructura en el Ayuntamiento, “el número de concejales en funciones, otros que no aparecen o que no hacen nada... ¿será esto una estrategia?”, dijo textualmente.

Comments