EL AYUNTAMIENTO FIRMA CON DIPUTACIÓN LA CESIÓN DE LA IGLESIA DE LA MERCED PARA CENTRO DE ARTESANÍA
- El edificio albergó el Museo del Queso y del Vino que cerró sus puertas por la falta de contenidos.

Hoy el alcalde de Trujillo, Alberto Casero, y el presidente de la Diputación provincial de Cáceres, Laureano león, han firmado en Cáceres el convenio que cede a la Diputación la antigua iglesia de la Merced para ubicar en él un Centro de Artesanía. El acuerdo firmado contempla la cesión de uso por un periodo de 4 años renovables y los gastos de funcionamiento correrán a cago de la institución provincial.

24/04/2012
Se trata de una antigua aspiración de la institución provincial y una plaza muy deseada por la federación de Artesanos de Extremadura: abrir en trujillo un centro permanente dedicado a la artesanía que forme parte de la Red de Centros de Artesanía de Extremadura. Para ello ha sido necesario que el Ayuntamiento ceda un local donde puedan exponer los artesanos asociados y, claro está, se venda al público. Trujillo era un objetivo prioritario por ser la tercera ciudad con mayor volumen de turistas de la región.
Al parecer, el consistorio había ofrecido a los artesanos otros locales alternativos, pero finalmente el que más les gustó fue esta antigua iglesia.
La decisión se tomó hace meses y fue aprobada con la mayoría plenaria, a pesar de que tanto la oposición como otros colectivos culturales de la ciudad, no es el sitio más idóneo para ubicar este centro, dado que “el edificio no es accesible, no tiene aparcamiento y no está dentro de las rutas turísticas” alegaron en su momento, motivo por el que cuestionaron su rentabilidad. Asimismo, estos colectivos rememoraron los dos intentos fallidos de los centros similares ubicados en el patio de San Pablo en el Castillo y en el Conventual de San Francisco, que posteriormente tuvieron que cerrar sus puertas por falta de público y de ventas.
Como se recordará, en este edificio estaba instalado el Museo del Queso y del Vino, que fue recientemente desmantelado, al parecer, debido a la falta de contenidos y a las abundantes quejas y reclamaciones de turistas y visitantes que quedaban decepcionados tras su visita, ya que “no respondía a las expectativas de un museo por falta de elementos y de contenidos”, explicó el gobierno municipal. Así, los grupos de la oposición consideraron que “se desvestía un santo para vestir a otro” y coincidieron en que la ubicación era pésima si lo que se busca es convertirlo en un atractivo turístico. En este sentido, propusieron como sitio alternativo los bajos del teatro Gabriel y Galán, que ahora están siendo utilizados como almacenes municipales, por ser y un local cuyas bóvedas de cañón son de piedra, y porque es zona de paso del turismo.
Comments