EL AYUNTAMIENTO DESCARTA ABRIR LA PISCINA CLIMATIZADA
- La construcción de la piscina costó casi 600.000 euros y el arreglo de las deficiencias costaría varios cientos de miles de euros que el Consistorio no tiene.

20/01/2012

Definitivamente el Consistorio trujillano ha descartado abrir la piscina climatizada cuyas obras ejecutó la empresa Construcciones Barquilla y finalizaron hace más de un año, y en la que se ha invertido cerca de 600.000 euros, debido a los graves errores y deficiencias que se han cometido en su construcción y cuyo arreglo podría costar una cantidad que rondaría la invertida inicialmente. Así lo ha explicado el concejal de Deportes, Julio Bravo, para quien los problemas que presenta esta nueva construcción hacen que no se pueda ni siquiera hablar de su apertura y menos aún de su posterior mantenimiento.

Al parecer, según explicó Bravo, la única medida adoptada hasta el momento ha sido la retención de los casi 10.000 euros de fianza al constructor de la piscina, la empresa Barquilla S,A,, si bien no pudo aclarar si al autor del proyecto, el arquitecto municipal, se le adjudica alguna responsabilidad en el asunto o no.
Entre las graves deficiencias cometidas, el concejal de Deportes enumeró que el vaso de compensación está mal construido, lo cual haria inviable el llenado de la piscina y su arreglo supondría tener que levantar y romper todo el pavimento. Asimismo, las dimensiones del vaso de la piscina se hicieron al azar y no se corresponden con ninguna de las medidas estandarizadas, lo que la inhabilita para cualquier tipo de competición oficial.
De otro lado, la profundidad de la piscina hace inviable cualquier tipo de actividad terapéutica, como el Aquagym, pues no se hace pie por la parte más profunda, que mide 1,83 centímetros. A ello se suma que el material de los complementos de la piscina son oxidables por ser de hierro y habría que sustituir todos y que el sistema utilizado para las duchas son dos termos eléctricos de pequeñas dimensiones que permitiría ducharse a unas 4 personas cada dos horas.
Finalmente, otro error constructivo grave ha sido la elección del sistema de calefacción para el ambiente térmico de la piscina y calentamiento del agua, que es de gasoil y cuyo gasto haría inviable económicamente el mantenimiento de la misma. Bravo comentó que, aunque ninguna piscina climatizada es rentable en poblaciones de la dimensión de Trujillo, “incluso contando con toda su comarca”, han hecho ofertas a empresas especializadas en la gestión piscinas ofreciéndolas un pago de 50.000 euros anuales más el ingreso íntegro de la entrada y ninguna ha aceptado.
El concejal explicó que, aunque siguen estudiando alguna fórmula para abrir la piscina, la realidad es que el arreglo de los deficiencias costaría varios cientos de miles de euros y la cantidad final podría acercarse a la invertida en su construcción, es decir, en torno a 600.000 euros, “y eso que aún no hemos recibido todos los presupuestos”, comentó. Ante esta cifra, el edil dijo que la situación económica del Ayuntamiento es “bastante delicada” y que de ningún modo podría asumir el gasto de esa cantidad para invertir en una instalación no rentable. Incluso, explicó que el equipo de gobierno estaba planeando aceptar una propuesta de IU “en el sentido de subir algunos impuestos” para aumentar los ingresos municipales.
Bravo explicó que, como medida perentoria, el Ayuntamiento ha retenido la devolución de la fianza de casi 10.000 euros a la empresa constructora (Barquilla S.A.) y que los servicios jurídicos están estudiando en estos momentos el final de este conflicto, en el que también tiene toda la responsabilidad el Arquitecto municipal, autor del proyecto de la obra ejecutado, y sobre el que el concejal no aclaró si se le ha exigido o imputado alguna responsabilidad en el asunto.
Comments