LOS ADORADORES DAN EXPLICACIONES POR  LA CARTA REMITIDA AL CONSISTORIO
El responsable de los Adoradores ha remitido una carta a la dirección del periódico, dando explicaciones por los términos de la remitida al consistorio y que reproducimos en su totalidad:

Muy señor mio: no me gustan las polémicas  y menos si en ella se incluye el nombre de Don Ramón, pero no puedo aceptar como bueno su artículo sobre nuestra renuncia a lo que el ayuntamiento nos otorgaba.
En mi modesta opinión creo que antes de dar la suya debería Vd. haberse informado de cuantos pasos hemos dado durante cuatro años para que a Don Ramón se le reconozcan sus derechos como “Hijo Adoptivo” de Trujillo.
Si no estoy mal informado, creo que esta distinción lleva anexo el nombre de una calle como la tienen doña Margarita de Iturralde y don Juan Tena, que eran las personalidades a la que hacía referencia en mi carta y que omitía porque el ayuntamiento ya  la conocía.
El insigne don Ramón creemos que merecía este reconocimiento y los adoradores comenzamos a dar los pasos pertinentes en Julio de 2007 con una visita al entonces alcalde, don José Antonio Redondo. Cuando le hablamos de la calle, nos manifestó los muchos inconvenientes que ello conlleva y nos ofreció muy amablemente el parque de San Lázaro, el que entonces se estaba construyendo en la barriada de don Juan Fernández Paredes, la piscina climatizada y la plaza de abastos. Estudiamos lo que se nos ofrecía y decidimos solicitar el mencionado parque en construcción, entre otros motivos porque en  aquella barriada influyó bastante Don Ramón y lo hicimos con fecha 1 de agosto de 2007, confiando en que esto se nos concedería una vez terminada la obra. Pasó un año y no recibimos ninguna respuesta a nuestra solicitud y un buen día coincidí con un amigo que tiene una buena relación con don José Antonio Redondo y le pedí que cuando tuviera oportunidad le preguntara como estaba el tema de nuestra solicitud y unos días después, este amigo me dijo en nombre del alcalde que buscara una calle sin nombre para concedérsela a Don Ramón. El porqué del señor alcalde para no cumplir su promesa, es algo que desconozco y no pregunté pero, posiblemente, el monolito que allí se puso terminada la obra tuviera más interés que nuestra solicitud.
Aceptando la sugerencia solicitamos la calle, hoy todavía sin nombre, que parte de Francisco Pizarro hasta la Calleja del Portugués y esto fue el 21 de noviembre de 2008 y por entonces, la alcaldía era regida por doña Cristina Blázquez.
Pasado un tiempo prudencial y sin noticias de nuestra solicitud, visité a la alcaldesa que muy amablemente me dijo que se estaba estudiando y que ya me informaría cuando la decisión fuera tomada. Durante una larga espera, los vecinos de la citada calle me aseguraron que la misma ya tenía nombre y que se llamaría Travesía de Francisco Pizarro ¿Por qué este silencio y esta negativa a ponerle el nombre de Don Ramón? No faltó quien pensó acudir a los medios a decir lo que estaba ocurriendo pero como le decía con anterioridad no sería bueno mezclar a Don Ramón en este tema y, una vez más, solicitamos la calle Sola que carece de nombre; esto fue el 7 de Junio de 2010 y también recibimos la excusa de que se les hacía perjuicio a los vecinos al tener que cambiar documentos.
Creo que tenemos motivos suficientes para perder la paciencia y por último solicitamos la Cuesta de la Sangre por carecer de vecinos y porque allí vivió Don Ramón en su larga estancia entre nosotros. Aquí surgieron voces en contra de esta petición por estimar que era una calle emblemática que no podía cambiar de nombre y es posible que el ayuntamiento tomara el acuerdo de dejar el nombre como estaba y dedicársela a Don Ramón  para salir del paso y esto no es lo que nosotros pedíamos y por ello lo rechazamos.
En Trujillo se han cambiado nombres de calles de todos conocidas, dentro de la llamada zona monumental: la calle Cambrones llegó a tener otro nombre y después volvió a recuperar el primitivo y nadie movió un dedo ¿por qué?
Para terminar siento que en mi carta al ayuntamiento vea Vd un tono insultante y despectivo, es su opinión y yo la respeto, pero los lectores del periódico digital que Vd. dirige deberían conocer el contenido de esa carta  y para ello le pido se digne publicarla y que conozcan todos los pasos que se han dado y el contenido de referida carta. Atentamente le saluda.

Vicente Vega

Comments