SOCIALISTAS Y POPULARES SE ENZARZAN CON ESCRITOS Y ACUSACIONES POR EL SUELDO DEL ALCALDE
- Los socialistas acusan a Casero de cobrar dos sueldos, el de alcalde y el de senador, e insisten en sus propuestas que fueron rechazadas en el pleno.

17/2/2012

Los socialistas convocando ruedas de prensa selectivas y los populares respondiendo con comunicados, es el balance de una guerra que parece haber iniciado el grupo socialista liderado por Fernando Acero en el Ayuntamiento de Trujillo y que ha encontrado eco en las fuerzas de los populares gobernadas por Alberto Casero.
Los primeros acusan al alcalde de cobrar dos sueldos mensuales: los 1.700 euros como alcalde y los casi 5.000 euros como senador, y apelan al drama del paro para decir que no se puede consentir. 

Los segundos responden con un comunicado, también selectivo, y aseguran que mienten descaradamente y aportan un documento que refleja la baja del Alcalde en la Seguridad Social con fecha 12 de diciembre, es decir, un día antes de que tomara posesión como Senador en la Cámara Alta el día 13 de diciembre. Sin embargo, los socialistas a exhiben un articulo de prensa que asegura que sus señorías empezaban a cobrar sus sueldos con fecha 21 de noviembre y, supuestamente, durante 20 días el alcalde habría cobrado dos emolumentos.
En su comunicado, los populares acusan al portavoz de los socialistas de “ignorancia política y administrativa sobre el funcionamiento de las instituciones” y de “intentar socavar la imagen de seriedad y trabajo riguroso que desempeña Alberto Casero, desde que estaba en la oposición”.
Pero el rifirrafe iniciado por los socialistas tiene más recorrido y, al parecer, animados por la presencia de algunos medios de comunicación que habían convocado, se quejaron, además, del despacho “tercermundista” que tienen asignado en el Ayuntamiento, aunque se da la circunstancia que es el mismo que los socialistas asignaron a la oposición, entonces PP, mientras gobernaban. Item más, volvieron a arremeter contra los presupuestos y a insistir en sus propuestas de empleo, que fueron desestimadas por no tener marco legal ni argumento económico y que, incluso, fueron invitados a su retirada por IU-SIEX, el otro partido en la oposición. Asimismo, Acero acusó a Inés Rubio, concejala de Hacienda y autora de los presupuestos, de no conocerlos y cometer errores en el manejo de partidas, a pesar de que la exposición y defensa que Rubio hizo en la sesión plenaria fue brillante, y rebatió fulminantemente las propuestas presentadas por Acero por carecer de legalidad.
Por su parte, los populares en su comunicado tampoco “dejan títere con cabeza” y responden con una dureza inusitada a todas y cada una de las acusaciones de los socialistas, achacando la reacción de Acero “a una pataleta por el mal sabor de boca que cosechó en el debate”, dice textualmente.
Por último, el ataque iniciado por los socialistas trujillanos en el Consistorio también ha “salpicado” a los medios de comunicación, a los que acusan tácitamente de haber filtrado la rueda de prensa de Acero antes de su publicación. Esto ha provocado un gran malestar en los medios de comunicación locales, por considerar que se trata de una injustificada e intolerable intromisión en su trabajo, y en el modo y forma de tratar las informaciones, “tal vez porque Acero está demasiado acostumbrado a hacer política utilizando los medios de comunicación en vez de utilizar los foros adecuados para ello, como son los plenos”, han declarado los propios periodistas.
Esta particular escaramuza, también ha trascendido a las redes sociales, en donde algunos ciudadanos ya han dejado constancia de su malestar por las afrentas de la clase política “en unos momentos en que se exige a nuestros políticos que remen unidos y hagan un frente común para afrontar el drama del desempleo y la situación crítica que padecen muchos ciudadanos”, han escrito literalmente.

Comments