TRES DELINCUENTES ENTRAN A ROBAR EN UNA CASA DE TRUJILLO HACIÉNDOSE PASAR POR POLICÍAS Y AMORDAZAN A SUS INQUILINOS

Tres atracadores asaltaron el pasado lunes la vivienda situada en la calle Pardos, número 9 de Trujillo y tras identificarse como policías nacionales a través del portero automático y mostrar unas placas falsas, accedieron enmascarados a su interior y una vez dentro, maniataron y amordazaron a sus 3 inquilinos: un hombre mayor y enfermo, al que abofetearon previamente y dejaron aturdido, y a su hija, al tiempo que les amenazaban con una pistola que luego resultó ser de fogueo.
La tercera persona era una empleada de hogar a la que dio tiempo a gritar auxilio e incluso correr al otro lado de la casa para llamar al 112 mientras los tres cacos maniataban al padre y a su hija en la planta superior. Asimismo, durante los escasos minutos que los delincuentes invirtieron en amenazar a los dos rehenes en la planta de arriba, llegando incluso a apuntarles con la pistola a la cabeza al padre y a la hija exigiéndoles dinero y joyas, la asistenta tuvo tiempo de cerrar bastantes puertas de la planta baja con el fin de entorpecer la huida de los tres delincuentes.


El auxilio tardó poco en llegar y el primero en hacerlo fue el marido de la empleada de hogar, quien se abalanzó contra los atracadores y en el forcejeo fue golpeado violentamente por estos, al tiempo que le dispararon en varias ocasiones con la pistola de fogueo. También la asistenta arremetió contra ellos con lo primero que tuvo en sus manos e igualmente fue golpeada y apartada. El marido tuvo que ser trasladado posteriormente al hospital de Cáceres a consecuencia de los golpes recibidos.
Mientras los tres delincuentes, de nacionalidad española, continuaban exigiendo el dinero y las joyas de forma fría y muy violenta, la llamada de auxilio al 112 seguía su marcha y el servicio de emergencias logró contactar con una patrulla de la Policía Local que, al parecer, tardó 3 minutos en personarse en la vivienda.
Su presencia en la vivienda ahuyentó a las atracadores y dos de ellos lograron escapar saltando el muro del patio trasero, pero el tercero fue sorprendido por los agentes de policía mientras intentaba huir. Se trata de un joven de 22 años, natural de Madrid, con antecedentes penales y que fue puesto a disposición judicial. En el momento de ser capturado llevaba encima un cordón de oro. Asimismo la polícia encontró una maleta que portaban los ladrones con inhibidores de alarmas.
La investigación continúa abierta a la espera de poder esclarecer los hechos y capturar a los dos cacos que lograron huir.
Comments