NO SE PODRÁ ENTRAR VIDRIO A LA PLAZA MAYOR EL DÍA DEL CHÍVIRI NI LA NOCHE ANTERIOR
- La Subdelegada del Gobierno dijo que no es lógico que un tercio de la plantilla de la Policía Local esté descanso este día.

26/03/2012

La voluntad política está clara: “un Chiviri sin vidrio”. Esta fue la principal que acordó la Junta Local de Seguridad en su primera reunión en Trujillo. Aunque se desconocen los detalles técnicos de cómo se va a llevar a cabo la operación, han decidio adoptar esta decisión para preservar la fiesta del Domingo de Pascua y garantizar la seguridad de las atrae a miles de personas que en ella participan.
Para ello, el gobierno local cuenta con el apoyo y la ayuda de las Administraciones y de las Fuerzas de Seguridad de Estado, quienes junto a la Policía Local, impedirán que que se acceda con vidrio a la Plaza Mayor tanto el día del “ChívirI” como la noche del sábado anterior.

El alcalde, Alberto Casero, aseguró que habían tomado esta decisión tras comprobar que la mayoría de las actuaciones de los equipos de atención sanitaria estaban relacionados con cortes y heridas por vidrio y porque “a nadie se le escapa que esta fiesta tan singular estaba degenerando en los últimos años y registraba altas cotas de vandalismo. Está claro que la libertad de cada persona acaba donde empiezan los derechos y la libertad de los demás”, comentó.
También el alcalde advirtió de que “El Chíviri” ha ido desviándose de su espíritu inicial en los últimos años al convertirse en un "macrobotellón" con el peligro que conllevan las miles de botellas de vidrio que entran en la Plaza Mayor además de otros utensilios, como barbacoas y cámping-gas. Asimismo, Casero explicó que no se pretende "blindar" la Plaza Mayor, sino que se pueda disfrutar de la fiesta de forma ordenada y en un clima normal de convivencia, porque a su juicio, en caso contrario, terminará perdiendo el reconocimiento de interés turístico regional. Por ello, para controlar que no se acceda a la Plaza Mayor con envases de vidrio, se acordó la presencia de la Policía Local y la Guardia Civil en los ocho calles que dan acceso al lugar, y se detoerminó que una de estas entradas se habilitará como vía de emergencia y evacuación para vehículos sanitarios.
La subdelegada del Gobierno se comprometió a solicitar a la Guardia Civil una mayor presencia en la fiesta, pero también pidió al alcalde que consiga un compromiso de la Policía Local en este sentido.
Sayagués opinó que no es lógico que el único día del año en el que Trujillo alcanza una población de más de 25.000 personas, un tercio de la plantilla de este cuerpo esté de descanso.
La seguridad de la fiesta, según dijo, es responsabilidad de todos, la Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil, pero "sobre todo de la primera" dado que la fiesta se desarrolla dentro del núcleo urbano de Trujillo.