PRESENTADA EN FITUR LA PROPUESTA DE DECLARACIÓN DE LA SEMANA SANTA COMO “FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL”
20/01/2012


Trujillo ha presentado en la Feria Internacional de Turismo (FITUR 2012) el proyecto para la declaración de la Semana Santa de Trujillo como Fiesta de Interés Turístico Regional, en un acto en el que estuvieron presentes el alcalde de Trujillo, Alberto Casero; el concejal de Cultura, Julio Bravo, y el director de Turismo de Trujillo, José Antonio Ramos y el responsable de Relaciones Internacionales de Turespaña, Francisco Rivero y el presidente de la Junta de Cofradías de Trujillo Francisco Javier Torres.
El alcalde de Trujillo manifestó que la Semana Santa se vive en la ciudad con fervor y devoción, desde el Domingo de Ramos, “un día muy especial, con un color y un olor distinto al los restantes del año”, hasta el Domingo de Resurrección, cuando Trujillo amanece con un sentimiento general de nuevo vigor tras la Cuaresma del invierno.
Casero comentó que la Semana Santa en Trujillo es acontecimiento religioso, cultural y social más relevante de la ciudad de Trujillo, que duplica su población durante estos días, y que tiene su origen en el siglo XIII, en el que se crea la más antigua de sus cofradías, la de la Santa Vera Cruz, que es además la cofradía más antigua de toda España.
La celebración de la Semana Santa en Trujillo adquiere forma de procesiones con la Reconquista de la Villa por parte del rey Fernando III “El Santo” en el siglo XIII. Será la época del barroco en Trujillo un tiempo de fundación de nuevas cofradías, de personajes nobles de la ciudad vinculados tanto a las nuevas como a las ya existentes fraternidades. En aquella época, la celebración de la Semana Santa resultaba completamente diferente de la que se conoce en la actualidad: todos los tronos salían de sus respectivos templos, no existiendo el fenómeno de las Cofradías ni Hermandades, y estando el cortejo compuesto por "hermanos de luz" -lo que equivaldría a los actuales nazarenos-, y los "hermanos de sangre" o disciplinantes, que, azotándose durante todo el recorrido penitencial, impresionaban al público que se congregaba para presenciar tan tétrico espectáculo.
Ramos Rubio, que además es Cronista Oficial de la ciudad, explicó que la Semana Santa de Trujillo en la actualidad es heredera de esos tiempos, conservando aún imágenes de Domingo de Rioja, Alejandro Carnicero u obras procedentes del taller de Gregorio Fernández y en su opinión y sin ningún género de dudas, “es el acontecimiento más importante que vive la ciudad a lo largo del año y en el que miles de personas llegan a la ciudad para presenciar en directo de una de las Semanas de Pasión más espectaculares de cuantas se suceden en el país el Jueves y Viernes Santo donde todas las imágenes desfilan por nuestras calles”, dijo textualmente.
El responsable de Turismo también dijo en la feria turística que “la religiosidad, tradición y devoción que muestran los cofrades hace pensar a los visitantes la importancia que supone para los trujillanos esta cita y que resulta complicado encontrar una sola familia en la que alguno de sus miembros no participe, de una manera o de otra, en esta celebración”, comentó. Asímismo manifestó que se es una tradición que ha pasado de generación en generación y que, gracias a la implicación de todos, no se ha perdido en el tiempo, sino todo lo contrario. “La Semana Santa está viviendo desde hace algunos años un espectacular crecimiento para la cual solicitamos que pueda llegar a ser declarada de Interés Turístico Regional, al igual que desde 1989 lo es el Domingo de Resurrección “El Chíviri”, nombre popular que recibe la festividad por el estribillo de una de las canciones que se entonan procedente de coplillas del trujillano Gregorio Rubio Mariño,”Goro”, compuestas entre 1930-1932”, concluyó.
Por su parte, el representante de Turespaña, Francisco Rivero, avaló la importancia cultural y turística de la Semana Santa Trujillana y reiteró que constituye uno de los principales reclamos turísticos, que consiguen año a año atraer a Trujillo decenas de miles de turistas, “que llegan llamados por el carácter único de estas celebraciones”. A su juicio, como reflejo de su importancia deberían alcanzar la máxima distinción posible, logrando para ellas la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.
Rivero también recordó que la Semana Santa trujillana culmina con el Domingo de Pascuas de Resurrección, popularmente conocido como “Chíviri”, declarado –este día y esta celebración- como “Fiesta de Interés Turístico” debido al fenómeno cultural que desempeña con características comunes y unitarias que la singularizan respecto a otras y por ser un importante elemento dinamizador de la actividad turística de Trujillo.
Comments